Tag Archives: Consumo de sustancias

El consumo o adicción a determinadas sustancias es uno de los problemas psicológicos que más está creciendo en la actualidad. Aunque las adicciones llevan existiendo desde hace bastantes décadas, éstas van variando de generación a generación y es necesario contemplar y analizar cada tipo de sustancia o situación a la que se es adicto para comprender mejor la situación actual. En estos últimos años, se ha visto incrementado la adicción a nuevas sustancias y a nuevas situaciones como son los juegos por internet, las nuevas tecnologías o las nuevas drogas que continúan saliendo al mercado. Tener un conocimiento extenso de sus características nos va a permitir poder actuar de forma mucho más concreta sobre esta problemática.

Ahora bien, ¿por qué se mantienen las adicciones? Esta cuestión es difícil de responder. Desde el modelo cognitivo-conductual que seguimos en CIPSIA Psicólogos se analizan los casos de manera única y mediante el análisis funcional. De esta forma nos permite comprender qué ha ocurrido en la vida de esa persona que le ha llevado hasta el momento actual y porqué se mantiene en esta situación. Sin embargo, sí que se ha visto que las adicciones mantienen varios puntos en común. El primero de ellos y uno de los más importantes, es que la persona crea dependencia de la sustancia a la que es adicta y además, cada vez va necesitando más cantidad de esta sustancia para que mantenga sus efectos. También sienten una sensación de control irreal sobre su situación y su adicción.

En esta parte del blog encontrarás todo lo referente a las adicciones y al consumo de sustancias. Podrás leer artículos que traten desde los efectos de una determinada droga en el cerebro, sobre las terapias especializadas en adicciones, a artículos sobre las nuevas tecnologías. Si te interesa el consumo de sustancias o las adicciones este es tu sitio.

La importancia de dormir bien

No Comments 93 Views0

¿Quién no ha oído alguna vez a su pareja, un amigo, familiar o conocido quejarse por no haber conseguido dormir bien alguna noche? Además de los problemas que le ha conllevado al día siguiente. Todos hemos sufrido en nuestras carnes una noche en vela, por ese motivo rápidamente empatizamos ante esa circunstancia. Es sabido que no descansar bien una noche nos va a hacer más difícil llevar adecuadamente el día siguiente, estar al cien por cien, por ejemplo, en el trabajo. Un gran número de personas no duermen adecuadamente por la noches, en algunos casos de forma sistemática. Varios estudios han revelado que una mala noche puede ser un factor determinante para estar bajo de ánimo. Por el contrario, otros estudios demuestran que dormir una hora más cada noche fomentaría más la felicidad diaria que incluso un aumento de sueldo. Datos tan significativos no hacen más que poner de relevancia el hecho de la importancia de dormir bien. Un sueño reparador es necesario para el buen estado físico y mental de las personas. Existe una relación muy directa entre el sueño y la salud. El insomnio es un trastorno muy frecuente en la sociedad actual que puede estar provocado por distintos factores como puede ser el estrés, una mala alimentación, malos hábitos en la organización y programación de los días, abuso de sustancias, asma, diabetes, enfermedades cardíacas.

 

Insomnio

Hablamos de insomnio cuando una persona tiene problemas para iniciar y/o mantener el sueño, o tiene la sensación de no haber tenido un sueño reparador por la noche. Se trata por tanto de un problema tanto de cantidad, como de calidad del sueño. Mas de 4 millones de adultos españoles sufren de insomnio crónico, y entre un 25-35% de la población adulta padece insomnio transitorio según datos de la Sociedad Española de Neurología. Este trastorno es más frecuente en ancianos, mujeres y personas con enfermedades psiquiátricas. La mayoría de los casos tienen un inicio agudo, coincidiendo con situaciones de estrés, y tienen tendencia a quedarse cronificados en un porcentaje alto. El insomnio no sólo va acompañado de dificultades para conciliar el sueño, también provoca irritabilidad, somnolencia diurna, falta de concentración, apatía, tristeza. En estudiantes este problema está muy relacionado con bajo rendimiento en los resultados académicos.

   Si quieres saber más sobre el insomnio, puedes leer nuestro artículo aquí.

   Si quieres saber más sobre qué hacer cuando se tiene insomnio, puedes leer nuestro artículo aquí.

Los adultos dormimos como término medio aproximadamente 7 horas entre semana, y casi 8 los fines de semana, un 20% menos que en el año 1900.

Aunque nos adaptemos a vivir con sueño, la falta de este incide también en problemas como el debilitamiento en los procesos memorísticos y el sistema inmunitario. También ralentiza el metabolismo y, según algunos estudios, puede incidir en el aumento de peso.

   Si quieres saber más sobre la relación entre salud física y salud mental, puedes leer nuestro artículo aquí.

 

Qué puede ayudar a dormir mejor

Mantener una rutina horaria

Es muy importante respetar los ciclos circadianos, para ello hay que intentar acostarse y levantarse a la misma hora. Esto ayuda a que nuestro cuerpo se acostumbre a un ritmo de actividad horaria que le permitirá rendir mejor gracias a el establecimiento de una rutina. Por este motivo, no es recomendable la siesta, ni dar cabezadas a lo largo del día. De esta forma tendremos mas capacidad para dormir por la noche. Si no lo consigues la primera noche no desesperes, necesitarás un tiempo. No alargues las noches para realizar tareas que requieran tu atención hasta tarde, ni utilices dispositivos móviles, tablets, ordenadores. Necesitas irte a la cama tranquil@.

 

Hacer ejercicio

El ejercicio te ayudará a salir de una vida sedentaria y con ello realizarás un desgaste energético y calórico que te permitirá ir mas cansado a la cama y por tanto dormirás mejor.

   Si quieres leer más sobre por qué el ejercicio es bueno para la salud mental, pincha aquí.

 

Combatir el estrés

El estrés y la ansiedad son uno de los factores que mas interfieren en nuestra capacidad para dormir. Meternos en la cama con sensación de estar nerviosos, y a su vez empezar a darle vueltas a la cabeza con preocupaciones, nos hace entrar en un círculo vicioso que dificulta conciliar el sueño. Las técnicas de relajación y respiración diafragmática han demostrado su eficacia para reducir o hacer desaparecer la ansiedad y el estrés.

   Si quieres poner en práctica las técnicas de relajación, pincha aquí.

 

Algunos cuidados más

  • Utilice la habitación para dormir, no como lugar de trabajo o para ver la TV.
  • Evitar beber mucho liquido en horas próximas a irse a la cama.
  • Tener un buen colchón y una buena almohada.
  • Habitación sin ruidos, con temperaturas templadas a ser posible, y en la oscuridad.

 

Mejor postura para dormir

Además de tener una buena higiene del sueño, también es preciso mantener una buena higiene postural para favorecer algunas funciones vitales y evitar posibles dolencias musculares. Como idea fundamental decir que no existe la mejor postura, entre otras cosas porque cada persona buscará la que más le haga sentirse bien, esto no se puede pasar por alto. Pero una vez que este aspecto queda claro, si que hay unas recomendaciones relativas a cuáles son las posturas mas favorables para nuestro cuerpo y para nuestro descanso. Las dos posturas reconocidas como mejores son decúbito supino (boca arriba) y decúbito lateral (de lado).

 

Dormir de lado es la más utilizada por la población general. Evita los dolores cervicales y de espalda, minimiza los ronquidos, favorece la respiración y reduce el reflujo gástrico. La almohada para esta postura es recomendable que tenga un mayor grosor y densidad para dar soporte a la cabeza consiguiendo rellenar el espacio que queda hasta el colchón sin que se genere curvatura, y por tanto quede en línea horizontal. El problema de esta postura es que el cuerpo reposa sobre los brazos y puede provocar presión en sus músculos, sobre todo a la altura de los hombros.

 

Dormir boca arriba es la segunda posición más utilizada. Es muy buena para prevenir el dolor de cuello y espalda ya que la columna reposa recta en una posición muy normal para el cuerpo. La almohada en este caso debe de tener la altura necesaria para evitar que la cabeza caiga hacia hacia atrás, intentando que se mantenga en una posición cómoda para el cuello. Los brazos deberían quedar estirado a los lados del tronco. El mayor problema de esta postura es que favorece los ronquidos.

 

En CIPSIA psicólogos tenemos amplia experiencia en el insomnio. Si necesitas ayuda por este o cualquier otro motivo no dudes en contactarnos

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Francisco Ortiz

También te puede interesar…

La medicalización de la salud mental

SOS las redes sociales dominan mi vida ¿Cómo hago para desengancharme?

Operación bikini e imagen corporal

Trastorno Obsesivo Compulsivo y COVID-19

El Trastorno de Ansiedad Generalizada

El error y el pensamiento contrafactual

Tricotilomanía: mi hijo se arranca el vello, ¿qué puedo hacer?

¿Qué creencias impulsan a la adicción a los juegos de azar?

¿Por qué enganchan tanto los juegos de azar?

Estrés: fuentes y situaciones

La adicción a los videojuegos

Autoestigma, el enemigo dentro

Las funciones ejecutivas

No Comments 92 Views0

La función ejecutiva se encarga de manejar los pensamientos, las emociones y las conductas. Examina y evalúa las circunstancias y los mensajes del entorno, busca prioridades, toma decisiones, programa y gestiona las acciones necesarias para resolver problemas y, en definitiva, alcanza los objetivos que nos ponemos.

Las funciones ejecutivas son, por tanto, el conjunto de habilidades y procesos mentales que nos permiten trazar una adecuada línea de actuación para alcanzar satisfactoriamente las metas que nos proponemos, y solucionar los problemas a partir de unificar toda la información de la que disponemos. Se considera que se encargan de controlar y autorregular la actividad mental, el procesamiento de la información, y los recursos cognitivos. A nivel cerebral hay que situar la función ejecutiva en el lóbulo frontal. Su funcionamiento esta interconectado con la memoria y las emociones.

   Si quieres saber más sobre el lóbulo frontal del cerebro, puedes leer nuestro artículo aquí.

Las funciones ejecutivas se han definido genéricamente como procesos que asocian ideas simples y las combinan hacia la resolución de problemas de gran complejidad.

 

Componentes implicados en el función ejecutiva

La memoria de trabajo

Es la encargada de mantener la información siempre actualizada, los recursos atencionales y la orientación de los mismos.

La inhibición de respuestas inapropiadas en determinadas circunstancias.

La monitorización de la conducta en relación a estados motivacionales y emocionales.

   Si quieres saber más sobre la memoria de trabajo, puedes leer nuestro artículo aquí.

 

Función ejecutiva e introspección

Otro componente implicado en nuestras funciones ejecutivas es la introspección.

El término introspección esta referido a la observación que hacemos de nosotros mismos con el deseo de entender nuestras conductas, nuestros pensamientos y emociones. Detrás de esa introspección esta el diálogo interno que cada uno tenemos con nosotros mismos, en ese intento que tenemos por comprendernos, por “revisarnos”. Esta observación interior es la que nos permite mejorar, analizar nuestros errores o valorar nuestros actos o expresiones, en muchos casos, actos mecánicos, reflejos. También nos sirve para reflexionar cuando tomamos decisiones. Gracias a todo ello avanzamos en el conocimiento de nosotros mismos, y podemos llegar a tener una visión más realista de nuestras fortalezas y recursos.

 

Función ejecutiva y autocontrol

El autocontrol es la aptitud para manejar adecuadamente nuestros impulsos, para saber postergar la recompensa con objeto de poder reunir adecuadamente todo lo necesario para alcanzarla con éxito, o conseguir un objetivo mejorado.

Gracias a esta estrategia podemos desarrollar acciones a más largo plazo.

Pero el autocontrol también requiere motivación y fuerza de voluntad, dos cualidades que requieren un alto coste, ya que manejar nuestros impulsos consume mucha energía mental. Por eso bajo ciertas circunstancias algunas personas se sienten vulnerables y se rinden ante los acontecimientos.

   Si quieres saber más sobre el autocontrol, puedes leer nuestro artículo aquí.

 

Daños en las funciones ejecutivas

Diferentes trastornos y daños en el cerebro, sobre todo los que se concentran en el lóbulo frontal, pueden impedir que las funciones ejecutivas se lleven a cabo correctamente. Estos pueden deberse a daños cerebrales producidos por infecciones, traumas, accidentes vasculares, tumores o demencias. Además, algunos trastornos de la personalidad, la ansiedad y los problemas de atención con hiperactividad también debilitan las funciones ejecutivas.

Por otro lado, algunos problemas de esta función pueden darse desde la infancia, como personas que padecen TDAH. Estos niños y niñas pueden presentar problemas como dificultades para iniciar una tarea, poca capacidad de autocontrol, inhibición o elaboración de planes y estrategias de actuación ordenadas y adecuadas. También puede ocurrir en las demencias, en las que produce un efecto sobre las capacidades cognitivas mas manifiestas.

Sustancias como el alcohol y algunas drogas también pueden llegar a afectar a las funciones ejecutivas.

   Si quieres saber más sobre cómo afectan las sustancias de consumo a las funciones ejecutivas, puedes leer nuestro artículo aquí.

 

Funciones ejecutivas mas importantes

Como hemos visto, la función ejecutiva es la capacidad para planificar, organizar y secuenciar una tarea, a la vez de ir monitorizándola, es decir, asegurándonos de que lo estamos haciendo bien o no. Es una de las funciones mas relacionadas con la capacidad de aprendizaje. Pero, ¿cuáles son las funciones ejecutivas más importantes?:

  • Iniciación de la tarea – Es la habilidad para dar comienzo una tarea e iniciar los pasos necesarios para alcanzar la meta.
  • Organización – Es la que permite establecer una organización y estructuración de los pasos previos a la realización de la tarea.
  • Planificación – Es la que lleva a cabo el trazado correcto, y la priorización de los pasos para conseguir el objetivo.
  • Control de impulsos – La que permite que una persona piense antes de actuar.
  • Control emocional – La habilidad para mantener el control de la emociones mientras se realiza la tarea.
  • Memoria de trabajo – Es la que recupera la información importante para la realización de la tarea.
  • Pensamiento flexible – Es la habilidad para buscar soluciones diferentes ante la aparición de un elemento o dificultad que no se había tenido en cuenta, o que aparece inesperadamente.

   Si quieres saber más sobre la flexibilidad cognitiva, puedes leer nuestro artículo aquí.

 

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Francisco Ortiz

También te puede interesar…

COMPETENCIAS EMOCIONALES

Cómo dejar de llevarte las manos a la cara

¿Cómo cambia Internet nuestra mente?

¿Por qué enganchan tanto los juegos de azar?

Cómo afrontar con seguridad el estudio y mejorar tu rendimiento

Cerebro izquierdo vs. cerebro derecho: ¿mito o verdad?

Neuroticismo y creatividad

La importancia de fortalecerla memoria para mejorar en los estudios

Fomentar la creatividad de adultos

Por qué fomentar la creatividad en los niños

Rasgos de la personalidad creativa

El efecto Einstellung

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

No Comments 144 Views0

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a girar en torno a la adicción. Cada vez experimenta mayor ansiedad y necesidad compulsiva de consumir la sustancia o llevar a cabo la actividad, lo que comúnmente se conoce como “mono”.

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

Al desarrollar una adicción, se ven afectados prácticamente
todos los ámbitos de la vida de la persona. Desde las actividades diarias,
hasta la motivación y los objetivos vitales, esta dependencia se extiende,
afectando gravemente al individuo y a los que le rodean.

La adicción a nivel cerebral

Tanto la drogadicción, como otro tipo de adicciones, generan
modificaciones en las redes neuronales, que a su vez van acompañadas de cambios
en la conducta. El sistema biológico que nos permite entender cómo operan las
adicciones es el sistema de recompensa.

– Si quieres saber más sobre el efecto de las drogas en el cerebro, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre las nuevas adicciones, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

El sistema de recompensa es el encargado de “premiar” o
reforzar las conductas que en un principio son adaptativas y útiles para
nuestra supervivencia, como el sexo, comer o dormir. Al realizar estas
conductas se desencadena la respuesta de placer, mediada por la activación de
este sistema de recompensa, a través de la dopamina, la “hormona del placer”.

– Si quieres saber más sobre la adicción a la comida, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Es aquí donde intervienen las drogas, sustancias
psicoactivas que son capaces de suplantar o potenciar los efectos de la
dopamina, o que median en la respuesta de placer. Lo mismo sucede en el caso de
las adicciones sin sustancia, como la ludopatía, en las que la conducta
adictiva resulta placentera, y activa el sistema de recompensa. Cuanto más se
vea reforzada la conducta adictiva en términos de producción de placer, mayor
será su efecto sobre las redes cerebrales. Dicho de otro modo, la conducta
adictiva “formatea” nuestro cerebro, y produce cambios físicos en él, lo que
favorece que se mantenga dicha adicción.

– Si quieres saber más sobre el consumo de sustancias, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la ludopatía, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

El sistema de recompensa conecta con múltiples áreas
cerebrales, regulando así importantes funciones psíquicas, como la volición,
las emociones o la formación de hábitos. El exceso de estimulación por dopamina
en las adicciones se traduce en esta reconfiguración y alteración de las funciones,
que a su vez va a generar cambios en la conducta de la persona con adicción.

La adicción a nivel conductual

Como hemos visto, las adicciones traen consigo cambios en el
cerebro que mantienen el consumo o la conducta adictiva, valiéndose de los propios
mecanismos cerebrales. Prácticamente en todas las adicciones, el mecanismo de “fidelización”
a la sustancia es la producción de dopamina. Esta tiene importantes conexiones
con otras áreas del cerebro, y regula funciones clave de la vida mental de la
persona

1. Autocontrol y capacidad cognitiva

Una de las principales funciones que se ven afectadas por el consumo prolongado o por la realización de conductas adictivas, es la volición o fuerza de voluntad. Lo que suele suceder en el desarrollo de la adicción es que en un principio se empieza a realizar la conducta de forma controlada y voluntaria, hasta que llega un punto que la conducta se lleva a cabo de manera compulsiva. Otras facultades que se pueden ver afectadas, especialmente en el consumo de drogas, son la memoria, la atención, o el razonamiento.

La modificación de redes cerebrales mantiene la conducta, lo
que hace especialmente difícil salir del círculo de la adicción. Un cerebro
adicto depende de la sustancia (o la actividad) para su correcto funcionamiento,
y el no obtenerla genera un desequilibrio en el organismo. Es aquí donde
aparece el síndrome de abstinencia (o “mono”) al dejar de realizar la conducta
adictiva.

– Si quieres saber más sobre el síndrome de abstinencia, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

La tolerancia a la sustancia, esto es, que cada vez se
obtenga menos efecto con la misma dosis, también es un factor que mantiene el
consumo o la actividad. El individuo busca la misma gratificación que obtenía
al principio, pero no la consigue, por lo que repite la conducta con mayor
frecuencia o aumenta progresivamente la dosis (en el caso de las drogas).

2. Emoción y motivación

El sistema de recompensa se conecta con las áreas cerebrales
de regulación emocional. Esto tiene sentido, pues el realizar una conducta
placentera nos produce emociones positivas. Ahora bien, cuando el efecto de la
dopamina se ve alterado, el resto de cosas que antes nos hacían sentir bien
pierden su interés. No se disfruta igual de hobbies o aficiones, las relaciones
parecen carentes de sentido… Además de esta apatía, la persona con adicción
desarrolla una especie de “dependencia emocional” hacia la conducta adictiva,
que le previene de intentar salir de la adicción

– Si quieres saber más sobre la utilidad de las emociones, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

3. Formación de hábitos

La dopamina es un importante regulador de la automatización
de conductas, así como del control motor. Esto lo podemos comprobar en el caso
del Parkinson, en el que una falta de regulación de dopamina genera
descoordinación del movimiento.

– Si quieres saber más sobre las demencias, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la enfermedad de Parkinson, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Es por ello que la activación del sistema de recompensa es una pieza clave del desarrollo de rutinas de consumo o de realización de la conducta adictiva. La respuesta de placer generada por la conducta refuerza su realización, y esta pasa a convertirse en un hábito. Así, la persona seguirá realizando la conducta casi por inercia.

Si crees que necesitas ayuda con un problema de adicción, en CIPSIA disponemos de un equipo de psicólogos expertos en este área. Puedes contactarnos aquí.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

El confinamiento como reforzador de pensamientos automáticos

Seguramente en este periodo tan excepcional que estamos viviendo de confinamiento, restricciones y mensajes políticos, todos hemos podido identificar de una u otra manera altibajos en nuestro humor, estado físico y sobre todo psicológico. Todo esto ha llevado a que también se vea afectado nuestro sistema de creencias, que es la parte de los pensamientos…

Defusión del pensamiento

En ocasiones nuestros pensamientos nos engañan. Las personas pueden tener problemas para distinguir entre pensamiento y realidad. Es decir, la persona tiene tendencia a creer que lo que piensa es una verdad absoluta, y se olvida de hacer una valoración objetiva y contrastada de la realidad que lo ha provocado. Es un error que consiste…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestrasociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada porquienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre. La persona…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción decontrol cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar lasdemandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día,resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental, especialmente en casos…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

nuevas adicciones

Nuevas adicciones

No Comments 330 Views0

La sociedad va cambiando según van pasando años y generaciones. Se generan nuevas formas de relacionarse, nuevas costumbres y actividades. Por ello, también se generan nuevos problemas psicológicos por las diferentes dificultades que van surgiendo. Un ejemplo de esto es la aparición de nuevas adicciones, a lo que dedicaremos el artículo de hoy.

¿Qué es una adicción?

Para empezar este artículo es importante entender qué es una adicción y a qué nos referimos con este término. Así, la adicción se define como una situación de dependencia sobre una sustancia, una actividad o una situación que provoca que la persona lleve a cabo conductas o acciones que resultan dañinas para sí misma. Además, con el paso del tiempo la persona necesita una mayor cantidad de sustancia para saciar su necesidad de ésta. También se produce un efecto de “mono” o craving, por el cual la persona siente un deseo intenso o ansia por el consumo de la sustancia o actividad.

Nuevas adicciones

Ahora que ya sabemos lo que es una adicción, vamos a hablar sobre las nuevas adicciones. Normalmente, cuando se habla de adicciones se refiere a un grupo de adicciones a sustancias o comúnmente conocidas como drogas (heroína, cocaína, etc.). Sin embargo, actualmente están aumentando el número de adicciones a nuevas sustancias o situaciones. A continuación os hablamos de las más comunes.

Ludopatía

La ludopatía es una adicción hacía el juego. Cuando hay una ludopatía la persona experimenta una necesidad incontrolable de jugar y/o apostar que va aumentando de forma progresiva. Según el manual diagnóstico DSM se clasifica como una adicción sin sustancia. Entre los síntomas más comunes se encuentran: pensamientos recurrentes sobre experiencias relacionadas con el juego, cada requiere apuestas mayores o más cantidad de tiempo para saciar su necesidad, cuando intenta dejar el juego o no puede jugar muestra irritabilidad e intranquilidad, emplea el juego para mejorar su estado de ánimo, miente, realiza intentos fallidos para dejar de jugar, etc.

Adicción a las compras

La adicción a las compras u oniomanía hace referencia a una adicción sin sustancia cuyo objeto o situación deseada es referente a la compra sin control. Estas compras se producen sin una necesidad real sobre lo que se compra. Entre los síntomas más comunes están: pensamientos frecuentes acerca de la compra y el deseo que generar comprar, nerviosismo o ansiedad en los lugares en los que se puede comprar, imposibilidad de controlar el deseo de la necesidad de comprar, intentos fallidos de reducir o eliminar la compra compulsiva, etc.

Adicción al sexo o hipersexualidad

La adicción al sexo o también conocida como hipersexualidad se caracteriza por la necesidad de obtener satisfacción sexual continuamente. Antes se conocía como ninfomanía o satiriasis, según fuese de mujeres o de hombres. Entre los síntomas principales se encuentran: prácticas sexuales excesivas en cuanto a tiempo dedicado p dejar de realizar actividades por estas prácticas, búsqueda de gratificación sexual (visitas a páginas pornográficas, búsqueda de parejas sexuales, etc.), intentos fallidos por reducir estas actividades, si tienen pareja también es habitual las infidelidades repetidas, etc.

Adicción al trabajo o workaholismo

Otra de las nuevas adicciones es la adicción al trabajo, también conocida como workaholismo. Esta adicción, también se incluye en el grupo de adicciones sin sustancia y se caracteriza por la necesidad de trabajar de forma compulsiva. Los síntomas más frecuentes de esta adicción son: preocupación constante por el rendimiento laboral, necesidad de trabajar cada más tiempo y de obtener un rendimiento más alto, sensación de vacío o culpabilidad al dedicar tiempo a actividades fuera de lo laboral, incapacidad de estar sin trabajar un periodo de tiempo, etc.

Adicción a las nuevas tecnologías

Por último, hablaremos sobre la adicción a las nuevas tecnologías la más reciente de las adicciones de las que hablaremos hoy. Con la aparición de internet y de los teléfonos inteligentes ha aparecido esta nueva adicción, que se basa en el deseo y la necesidad de estar conectado en todo momento. Los síntomas principales de esta nueva adicción son: un tiempo desmesurado dedicado a las nuevas tecnologías, nerviosismo o ansiedad cuando no pueden obtener una conexión a internet o usar estos dispositivos, pensamientos acerca sobre su uso, evitación de la realización de otras actividades por seguir conectados, etc.

– Si quieres saber más sobre la adicción a las nuevas tecnologías en los jóvenes, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

La medicalización de la salud mental

A día de hoy, el uso de psicofármacos parece ser el tratamiento de primera elección ante problemas de salud mental. Con la aparición y el desarrollo de estos “fármacos de la conducta” en el siglo pasado, y la estandarización del diagnóstico psicopatológico, la Psicología se reduce a una perspectiva médica, en la que el paciente…

SOS las redes sociales dominan mi vida ¿Cómo hago para desengancharme?

Con la mayor disposición de tiempo libre algunas personas, especialmente niños y jóvenes, invierten buena parte de su tiempo en las redes sociales e internet. Las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea tienen grandes beneficios y son uno de los avances más definitivos de la era digital. Ya que permiten conectar personas, facilitan…

Operación bikini e imagen corporal

Aunque este año de forma algo tardía e inusual, los planes de playa y piscina siguen estando en nuestra lista veraniega. Como todos los veranos, enseñar el cuerpo se convierte en una preocupación para muchas mujeres y algunos hombres, con lo que ponemos en marcha la conocida “operación bikini”. Las “dietas milagro”, empezar a hacer…

Trastorno Obsesivo Compulsivo y COVID-19

Después de varias semanas del final del confinamiento por la crisis del COVID-19, en España las cosas van retornando a una “nueva normalidad”, en la que, si bien con medidas para prevenir rebrotes, empezamos a retomar actividades y a salir al exterior. Como hablábamos en algunos artículos anteriores, el final de la situación de aislamiento…

El Trastorno de Ansiedad Generalizada

La ansiedad y la preocupación forman parte de nuestras vidas, y cumplen la función de alertarnos y prevenirnos de un posible peligro. Son adaptativas, por tanto, mientras nos sirvan para poder ajustarnos y reaccionar de manera adecuada. No obstante, cuando alcanzan niveles excesivos, que no se corresponden con una amenaza real o suficientemente grave, y…

El error y el pensamiento contrafactual

¿Qué es el pensamiento contrafactual? Una expresión adecuada para entender qué es el pensamiento contrafactual sería “lo que pudo haber sido y no fue”. Otra muy en boca de todos sería la coletilla lingüística de “y si…”, que muchas veces ponemos en juego para señalar una alternativa que no tomamos pero que creemos que posteriormente…

Tricotilomanía: mi hijo se arranca el vello, ¿qué puedo hacer?

La tricotilomanía es un trastorno que consiste en arrancar el propio vello corporal de manera repetitiva. El vello se arranca de distintas partes del cuerpo. Sin embargo, con mayor frecuencia se asocia al vello de la zona craneofacial, (cuero cabelludo, cejas, pestañas…). Anteriormente se incluía a la tricotilomanía en el grupo de los trastornos del…

¿Qué creencias impulsan a la adicción a los juegos de azar?

Los juegos de azar están en boca de todos. Suscitan emociones y actitudesencontradas. En los jugadores se vive con ilusión, y en ocasiones euforia,pasando inevitablemente a sentimientos de decepción. Desde el entorno social,en el que cada vez existe más conciencia sobre esta problemática, se mira a losjuegos de azar con creciente preocupación e intenso rechazo.…

¿Por qué enganchan tanto los juegos de azar?

Los juegos de azar se han convertido en una actividadcada vez más popular en los últimos años. Atrayendo a población de distintosgrupos de edad, incluso a los más jóvenes. Además, la diversidad de formas dejuegos de azar (ruleta, apuestas deportivas, juegos de cartas con dinero etc.),facilita la identificación con alguno de ellos. Por otra parte,…

por qué se engorda cuando dejas de fumar

Por qué se engorda cuando dejas de fumar?

No Comments 668 Views0

El tabaquismo hoy en día es una adicción que mucha gente quiere poner solución. Sin embargo, dejar de fumar genera ansiedad o angustia y algunas preocupaciones que hacen más compleja esta tarea. Una de las preocupaciones más grandes cuando una persona decide dejar de fumar es la posibilidad de engordar. Por ello, en el artículo de hoy hablaremos sobre por qué se engorda cuando dejas de fumar.

– Si quieres saber más sobre los síntomas de la ansiedad, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

¿Por qué se engorda cuando dejas de fumar? 

Lo primero que hay que aclarar antes de explicar por qué se engorda cuando dejas de fumar es que no todo el mundo aumenta de peso al dejar el tabaco. Aunque es habitual coger algo de peso, no todas las personas que dejan de fumar viven este aumento de peso. Por eso es importante entender las causas de ese aumento de peso, para poder poner remedio cuando esto suceda y que no entorpezca dejar el tabaco.

Así pues, ¿por qué se engorda cuando dejas de fumar? Uno de los motivos más importantes por los cuales se coge peso al dejar de fumar, es la relación del tabaco con la ansiedad. Para muchas personas, el tabaco es una forma de control de la ansiedad o el estrés y sienten una sensación de calma cuando fuman. Además, los primeros días o semanas después de dejar de fumar se produce el conocido como “mono”. Cuando esto ocurre, una forma de controlar estas emociones negativas de no fumar es mediante la comida. Ésta supone un refuerzo inmediato y una forma de calmar la ansiedad, por lo que es fácil recurrir a ella cuando no nos encontramos bien. Por ello, muchas personas aumentan de peso cuando deciden dejar el tabaco.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Introvertidos vs Extrovertidos, ¿quién soporta mejor un confinamiento?

En la situación actual de pandemia, hemos podido comprobar lo difícil que es estar encerrado en casa durante meses. Cada uno ha gestionado el malestar y el aburrimiento como ha podido, desde videollamadas, jugar a videojuegos, leer o hacer yoga. Las redes sociales se inundaron de bromas y memes acerca de cómo los introvertidos “estarían…

La etiquetas diagnósticas en salud mental

Hace un tiempo hablábamos en nuestro blog de los conceptos de normalidad y anormalidad en salud mental. Como veíamos en ese artículo, no existe una definición clara y unívoca de qué es normal o anormal, qué es un trastorno mental y qué no lo es. Las etiquetas diagnósticas tienen un valor relativo, pues si bien…

El lenguaje corporal y la autoestima

No sorprende a nadie el hecho probado de que el lenguaje corporal es una parte importante de cómo nos comunicamos en interacción con los demás. Con nuestros gestos, nuestra postura y nuestro tono de voz decimos mucho más de lo que hablamos. Parece claro que nuestro lenguaje corporal dice mucho sobre nosotros a otras personas,…

Salud digestiva y bienestar psicológico

A menudo asociamos los fenómenos mentales, las ideas y las emociones, al cerebro o la cabeza. Esta visión puede llegar a ser un tanto simplista, pues realmente nuestro cuerpo funciona como un todo, y cada parte es importante para el desempeño global. Numerosos estudios avalan la importancia de los distintos sistemas corporales (más allá del…

Cerebros “de ciencias” vs. cerebros “de letras”

Hace unas semanas hablábamos sobre las funciones que realiza de manera preferente cada hemisferio cerebral. En este artículo hablamos de un tema relacionado, la especialización del cerebro según el campo de estudio. Los estereotipos asociados a personas “de ciencias” y “de letras” forman ya parte del imaginario colectivo. Los primeros se caracterizan por ser sistemáticos,…

La capacidad humana de “leer la mente”

A diferencia de otros animales, los seres humanos somos capaces, desde nuestra infancia, de atribuir intenciones, deseos y creencias a los demás. Esta capacidad es conocida como Teoría de la Mente, y es aquella que nos permite entender las mentes ajenas como distintas de la propia. La “lectura de mentes” constituye un importante pilar de…

Cerebro izquierdo vs. cerebro derecho: ¿mito o verdad?

No es infrecuente encontrarnos con posts o cuestionarios online que nos informen de cuál es nuestro hemisferio dominante o de cómo hacer para fortalecer el más débil de los dos. La idea de que cada mitad del cerebro se dedica a un tipo de funciones forma ya parte del imaginario colectivo. El “cerebro derecho” es…

La Psicología de la Publicidad

En el mundo en el que vivimos, estamos rodeados de anuncios y eslóganes publicitarios. Constantemente somos bombardeados por la publicidad, pero sólo parte de esta cala y hace que algunos productos sobresalgan por encima del resto. La Psicología juega un importante papel aquí, ayudando a construir campañas de marketing más efectivas, en base al estudio…

Neuroticismo y creatividad

Desde artistas como Van Gogh, hasta científicos como Darwin o Newton, pasando por escritores y poetas como Virginia Woolf o Bécquer, el neuroticismo ha estado presente en muchas de las grandes creaciones de la historia de la humanidad. Ahora bien, ¿qué entendemos como neuroticismo? El Neuroticismo o Inestabilidad Emocional es un rasgo de personalidad caracterizado…

alcohorexia

Alcohorexia

No Comments 544 Views0

La sociedad evoluciona a pasos agigantados y  con ella las personas nos vamos adaptando y cambiando para vivir en la sociedad. Sin embargo, este cambio no siempre resulta positivo y se generan o modifican problemas psicológicos. Un ejemplo de ello son los trastornos alimentarios. Por ello, cuando la sociedad evoluciona o cambia los problemas psicológicos que se dan en la sociedad cambian con ella. En el artículo de hoy, hablaremos sobre un problema que ha surgido en los últimos años: la alcohorexia.

Alcohorexia

La alcohorexia también llamada ebriorexia, es un problema psicológico que se caracteriza por la realización de conductas dirigidas al control de peso como medida para compensar un consumo alto de alcohol tanto previo como posterior. Entre las conductas para control de peso estarían la reducción o privación de la ingesta de alimentos, el uso de lactantes, los vómitos, etc. Afecta sobre todo a mujeres menores de 30 años, aunque también puede afectar a hombres.

Como vemos este trastorno psicológico comparte características de dos tipos de problemas, por lo que podría decirse que se trata de una patología dual. En concreto, comparte síntomas de un trastorno alimentario y un trastorno de adicción al alcohol o alcoholismo.

– Si quieres saber más sobre cómo detectar un trastorno de la conducta alimentaria, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Para conocer más profundamente en qué consiste este problema psicológico vamos a hablar de los síntomas concretos que se manifiestan en estas situaciones.

Síntomas

Para conocer los diferentes síntomas que componen este problema, vamos a dividirlos en los tres niveles de respuesta. Estos niveles son: el nivel cognitivo (lo que pensamos), el nivel conductual (lo que hacemos) y el nivel emocional (lo que sentimos).alcohorexia

Nivel cognitivo: en este nivel de respuesta destaca la preocupación por ganar peso y el miedo que éste genera. Este miedo conlleva pensamientos negativos que anticipan el aumento de peso y las consecuencias negativas asociadas que muchas veces no se corresponden con la realidad. Además, en este nivel también destaca una baja autoestima.

Nivel conductual: respecto a las conductas más características de este trastorno, éstas serían las encaminadas a perder el peso que se estima ganar por la ingesta de alcohol. Alguna de estas conductas pueden ser: restringir el consumo de alimentos, ingesta de laxantes, vómitos, ejercicio intenso, etc.

Nivel emocional: por último en el nivel emocional, destacan las emociones negativas referidas al miedo a el aumento de peso. Como comentábamos en el nivel cognitivo, este miedo genera pensamientos negativos de preocupación y anticipación. Además del miedo, a nivel emocional también es frecuente que aparezca culpa tras algunas conductas como las dirigidas a controlar el peso o la sobreingesta de alcohol.

Consecuencias

Al igual que en otros problemas psicológicos, la alcohorexia genera muchas consecuencias en la vida de las personas que la sufren y en su entorno. Una de las áreas que más se ve afectada es el área de la salud. Como hemos visto las personas con alcohorexia realizan conductas dirigidas a controlar el aumento de peso que son peligrosas para nuestra salud. Algunas de las consecuencias que pueden generan son: la desnutrición por la pérdida de proteínas y vitaminas así como la anemia, la mayor y más rápida absorción del alcohol por la falta de alimentación a la hora de ingerirlo con los consecuentes problemas en el hígado, etc.

Además del área de la salud, también se ven afectadas otras áreas entre las que destaca el área laboral y académica. Cuando esta práctica se repite de forma recurrente y empiezan a aparecer las primeras consecuencias en la salud, éstas también producen una pérdida de recursos cognitivos junto con el deterioro que producen estas prácticas en sí mismas. Por ello, es difícil que la persona pueda tener un rendimiento adecuado.

Por último, también destaca la influencia negativa que tiene este problema en el área de las relaciones familiares y sociales. Cuando la persona comienza a desarrollar la alcohorexia sus relaciones sociales cambian y se generan muchos conflictos, afectando a sus vínculos emocionales con personas importantes de su vida.

¿Tiene solución? Tratamiento

Ahora que ya sabemos qué es la alcohorexia, cabe preguntarse ¿tiene solución? Al igual que otros problemas psicológicos, la alcohorexia tiene un buen pronóstico si se cuenta con la ayuda de un profesional. Dentro de los diferentes tipos de psicoterapia la terapia cognitivo-conductual es una de las que ha mostrado una mayor eficacia.

Los objetivos del tratamiento serían eliminar las conductas alimentarias inadecuadas y enseñar a la persona a llevar una alimentación saludable, modificación de los pensamientos negativos entorno al peso, eliminar la ingesta de alcohol inadecuada y fomentar un ocio más saludable.

alcohorexia

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Triada cognitiva en la depresión

La depresión es uno de los problemas psicológicos que tiene una mayor prevalencia en nuestra sociedad. De hecho es uno de los problemas por los que más se consulta a los centros de psicología para realizar psicoterapia. La depresión es un problema psicológico que se caracteriza por un estado bajo estado de ánimo que se…

Introversión, Timidez y Fobia Social: en qué se parecen y en qué se diferencian

En el lenguaje cotidiano, solemos utilizar las palabras timidez, introversión y fobia social como sinónimos (en especial las dos primeras). A pesar de ello, no son exactamente lo mismo. Cada una de ellas tiene sus peculiaridades, aunque las tres tienen en común que tratan sobre las relaciones con los demás. La introversión, rasgo básico de…

Fobias infantiles

[/vc_row][/vc_column]

Anhedonia, la incapacidad de sentir placer

La anhedonia se define como la incapacidad de experimentar sensaciones placenteras y satisfactorias, como pueden ser la motivación, el bienestar o el interés. Este síntoma se extiende a todos los ámbitos de la vida de la persona, lo que repercute negativamente en su salud mental y su bienestar. ¿Síntoma o enfermedad mental? Cabe decir que…

Trastorno psicótico breve

La psicología es una ciencia cuyo objeto de estudio es la mente y la conducta humana. Dentro de ese objeto de estudio, nos podemos encontrar con diferentes temas de estudios y formas de aproximarse a ello. De ahí se derivan las distintas especialidades dentro de la psicología, entre las cuales se encuentra la psicología clínica…

Características de la Alexitimia

El término “Alexitimia” fue introducido por el psiquiatra Peter Sifneos en 1972, para referirse a aquellas personas que no son capaces de detectar las propias emociones, y en consecuencia, tampoco son capaces de definirlas ni de hablar sobre ellas. Este trastorno tiene graves consecuencias en la vida del individuo, ya que son las emociones las…

Duelo patológico

Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/cipsiaps/public_html/wp-content/plugins/tag-cloud-shortcode/TagCloudShortcode.php on line 75 A lo largo de nuestra vida vamos a pasar por algunos momentos dolorosos: rupturas amorosas, despidos, enfermedades, problemas económicos, etc. Dentro de estos momentos, la muerte de un ser querido es uno de los más dolorosos de nuestra vida. Desgraciadamente todos pasamos por ello…

Personalidades narcisistas: características y tipos

El narcisismo es una de las características del ser humano que más ha estudiado la Psicología. Este término, que tiene su origen en la mitología griega (el mito de Narciso), se refiere a aquellas personas caracterizadas por una autoimagen de grandiosidad, la falta de empatía y la necesidad de validación por parte de su ambiente…

Cómo detectar una fobia

Dentro de la psicología clínica, se trabaja con diversos tipos de problemas psicológicos. Algunos de estos problemas o trastornos más habituales son la ansiedad, la depresión, la baja autoestima, los trastornos alimentarios o las fobias. Una parte importante de la psicología tiene que ver con la detección de estos problemas, para poder ofrecer la ayuda…

ludopatía

Ludopatía

No Comments 1688 Views0

Dentro de la psicología clínica uno de los problemas psicológicos más conocidos por las consecuencias que genera en la vida de la persona y de sus familiares y amigos, son las adicciones. Las adicciones se definen como una enfermedad que se caracteriza por la búsqueda y el consumo patológico de una determinada sustancia o la realización de determinadas conductas (por ejemplo, las compras o el sexo). Por lo tanto, tendríamos dos grandes grupos de adicciones: las que se producen por una sustancia y las que se producen por realizar conductas determinadas. En el artículo de hoy, nos centraremos en una adicción concreta, la ludopatía o la adicción al juego. Hoy os hablaremos de en qué consiste ese problema, qué consecuencias genera y de las posibilidades de tratamiento.

– Si quieres más sobre la adicción a sustancias y los efectos que se producen en el cerebro, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

¿Qué es la ludopatía? 

La ludopatía o juego patológico como hemos indicado en el párrafo anterior es un tipo de adicción que se genera no a una sustancia, sino a un tipo determinado de acción o conducta. En el caso de la ludopatía la acción que produce la adicción es el juego y a las apuestas. Las personas que tienen este problema muestra una conducta de juego recurrente y persistente. Sin embargo, para que se considere que una persona cumple criterios para ser diagnosticada de ludopatía o juego patológico es necesario que muestre una serie de síntomas (de los que hablaremos a continuación) y que interfiera en las áreas más importantes de su vida. Además, es importante que se descarte que esta conducta de juego desadaptativa no se explica por un episodio maníaco de un trastorno bipolar.

– Si quieres saber más sobre los episodios maníacos y otro tipos de trastornos del estado de ánimo, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí.

A continuación os explicamos cuáles son los síntomas o manifestaciones más frecuentes de la ludopatía o juego patológico.

Síntomas más frecuentes 

Para describir los síntomas más característicos de la acción al juego, vamos a dividirlos en los tres niveles ludopatíade respuesta humanos. Éstos son: nivel cognitivo (lo que pensamos), nivel conductual (lo que hacemos) y nivel emocional (lo que sentimos).

  • Nivel cognitivo: en este nivel de respuesta destaca la preocupación por el juego y el tiempo que se dedica a pensar sobre él (planificar jugadas, organizar momentos de juego, etc.). Además, también destacan los pensamientos irracionales sobre el azar y la suerte.
  • Nivel conductual: a nivel de comportamiento, destacan los intentos reiterados por eliminar el problema o disminuir la cantidad de juego sin éxito. Además, también es habitual el empleo del juego como una forma de evitación de otros problemas personales. Por último, también destacan los intentos repetidos por recuperar el dinero perdido.
  • Nivel emocional: por último, respecto a la parte emocional destaca la necesidad que se produce de aumentar su tiempo de juego para conseguir refuerzo y bienestar. Además, cuando se interrumpe el juego se producen emociones de ira e irritabilidad. Por último, también destacaría la presencia de estrés y ansiedad en momentos específicos del juego.

¿Qué consecuencias tiene la ludopatía? 

Al igual que otros problemas psicológicos, la ludopatía interfiere de manera significativa en las áreas más importantes de la vida de la persona. Una de las consecuencias más importantes de este problema son las deudas económicas que se generan y que influyen en la estabilidad económica y social de la persona. Además, el juego suele generar también problemas en el área laboral debido a su absentismo, falta de concentración, pérdida de oportunidades, falta de dedicación, etc. El área social y familiar también se producen consecuencias negativas, debido al deterioro de las relaciones que producen este tipo de problemas (incluso pérdida de éstas) y a los problemas económicos derivados de esta adicción.

¿Tiene solución? Tratamiento 

Las adicciones son unos de los problemas psicológicos que más preocupación suelen traer no sólo por las consecuencias que hemos mencionado en el párrafo anterior, sino también por el pronóstico que se le da. Sin embargo, se ha demostrado que si se realiza un buen proceso de psicoterapia se puede conseguir una buena recuperación.

El objetivo principal del tratamiento de las adicciones, y en concreto de la ludopatía es eliminar el consumo o la realización de aquello que produce la adicción. Para conseguir este objetivo, la terapia plantea otros objetivos que ayudarán a lograr la recuperación. Entre ellos se encuentran el restablecimiento de la vida social y laboral o académica, instaurar otros hábitos de ocio saludables, etc. Por último, también es de vital importancia que se lleve a cabo un trabajo concreto en prevención de recaídas.

Si crees que tú o algún allegado puede tener un problema de adicción al juego, no dudes en contactarnos para que os atienda un profesional con experiencia y formación.

ludopatía

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Fobias infantiles

[/vc_row][/vc_column]

Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

[/vc_row][/vc_row]

¿Qué son los delirios?

[/vc_column][/vc_row]

Abstinencia neonatal

El síndrome de abstinencia neonatal sucede cuando una mujer embarazada es adicta a alguna sustancia. Las sustancias que consume esa mujer, llegan al torrente sanguíneo del feto a través de la placenta. De esta forma, al nacer la dependencia del bebé respecto a la droga continúa, pero no su administración, por lo que el bebé padece diversos trastornos en el organismo…

Síndrome Post-Vacacional

Estamos ante los dos meses del año, Julio y Agosto, que son más habituales para irse de vacaciones y romper así con la rutina establecida el resto del año y descansar durante unos días. A lo largo de estas vacaciones, hay diversas prioridades y objetivos que varían según cada persona. Los más comunes son viajar, hacer deporte, salir con los amigos, descansar…

¿Qué es la Aerofobia?

Ahora que se acerca una época de viajes debido a las vacaciones de verano, en el blog de CIPSIA Psicólogos vamos a tratar un tema muy actual: la aerofobia o miedo a volar. La aerofobia se podría describir como el temor o fobia a volar en aviones. Este problema puede ser una fobia por sí misma y mostrarse sólo en relación con los viajes en avión, o puede ser…

Depresión y cáncer

En todos los tipos de cáncer, algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse sin detenerse y se diseminar a los tejidos corporales. Dependiendo de varios factores, tanto de la persona como del tipo de cáncer, pueden producirse multitud de daños orgánicos con mayor o menos gravedad. Además, el cáncer puede empezar casi en cualquier lugar del cuerpo humano…

Patología dual

Patología dual es la denominación aplicada, en el campo de la salud mental para aquellos sujetos que sufren de forma simultánea o a lo largo del ciclo vital de una adicción y otro trastorno mental. Las adicciones pueden ser a sustancias integradas en nuestra cultura como el tabaco, la xantina (café por ejemplo), alcohol, analgésicos o aquellas no integradas…

Tabaco y Salud

Tabaco y salud Hoy en día está normalizado el consumo de tabaco, ya no nos sorprende ver a mujeres y jóvenes fumando por la calle. Si es verdad, que cada vez más existe una mayor conciencia sobre los efectos nocivos de este hábito y la sociedad en general denuncia cada vez más el uso de…

drogas en el cerebro

Los efectos de las drogas en el cerebro

No Comments 4067 Views4

Actualmente, tenemos mucha información sobre los peligros y las consecuencias negativas que supone la drogadicción. Sin embargo, cuando este tipo de información aparece en los medio de comunicación no se explica con profundidad el daño que producen estas sustancias en el organismo. En el artículo de hoy, hablaremos sobre las consecuencias que generan las adicciones a las drogas en el cerebro y en nuestro sistema nervioso.

¿Qué son las drogas? 

Lo primero de todo, antes de pasar a analizar los efectos de las drogas en el cerebro es comprender qué son. La droga es según la Organización Mundial de la Salud (OMS) “término de uso variado que en medicina se refiere a toda sustancia con potencial para prevenir o curar una enfermedad. En el lenguaje coloquial, el término suele referirse concretamente a las sustancias psicoactivas y, a menudo, de forma aún más concreta, a las drogas ilegales”. Cuando se habla de drogas, nos solemos referir a una sustancia química, que se usa sin fines terapéuticos, que tienen un gran potencial de abuso y dependencia y que producen placer.

Para clasificar las distintas sustancias, hay diferentes criterios como su situación jurídica, su uso médico o los efectos que producen en el sistema nervioso. Nosotros vamos a presentarlas según sus efectos. En esta clasificación hay tres tipos principales de drogas:

  • Depresoras: son aquellas que ralentizan algunas funciones neurológicas. Entre ellas se encuentran el alcohol y la heroína.
  • Estimulantes: son aquellas sustancias que producen un aumento en algunas de las funciones neurológicas. Algunos ejemplos son la cocaína, las anfetaminas y la nicotina.
  • Alucinógenas: son aquellas que producen alteraciones en funciones cognitivas como la percepción. Por ejemplo, el LSD y la marihuana.

¿Cuándo es adicta una persona? 

Por último, antes de explicar los diferentes efectos que producen las drogas en el cerebro vamos a relatar los criterios que hacen que se considere a una persona como adicta. A continuación, os explicamos los criterios según la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) para considerar la existencia de una adicción:

  • Tolerancia: necesidad de aumentar la dosis para conseguir los mismos efectos.drogas en el cerebro
  • Síndrome de abstinencia: conjunto de reacciones físicas cuando la persona deja de consumir la sustancia durante un tiempo.
  • La sustancia se consume en cantidades mayores o durante más tiempo de lo que se pretendía en un principio.
  • Existe un deseo persistente o esfuerzos infructuosos de interrumpir el consumo o de controlarlo.
  • La persona emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia, consumo o recuperación de sus efectos.
  • Se da una importante reducción de las actividades cotidianas del sujeto debido a la ingesta de la sustancia.
  • A pesar de tener conciencia de sus potenciales riesgos, se continúa consumiendo la sustancia.

– Si quieres saber más sobre el síndrome de abstinencia, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí.

Los efectos de las drogas en el cerebro 

Ahora que ya sabemos qué son las drogas y qué es necesario para que a una persona se le considere como adicta, vamos a profundizar en los efectos de estas drogas en el cerebro. Para ello, vamos a dividir los efectos que producen a corto plazo y a largo plazo.

Efectos a corto plazo 

Cuando una persona consume algún tipo de droga, como ya hemos visto está introduciendo en su organismo una sustancia química externa que va a influir modificando la química cerebral. Dependiendo de la sustancia concreta que se consuma el efecto que producirá en el cerebro será distinto. Por ejemplo, algunas drogas como la cocaína o las anfetaminas producen que las neuronas liberen una cantidad inusual de neurotransmisores. En cambio, drogas como la marihuana y la heroína al contener un químico similar al de la transmisión neuronal, activan de forma inusual a las neuronas.

Dentro de las áreas que se ven afectadas destacan las siguientes:

  • Tallo cerebral: esta zona es la encargada de controlar funciones vitales del organismo y de la comunicación entre el cerebro anterior, la médula espinal y los nervios periféricos. Las drogas estimulantes, tienen un efecto muy notable en esta zona (por ejemplo, subida de la tasa cardiaca, respiración, etc.).drogas en el cerebro
  • Cortex: es el tejido nervioso que cubre los hemisferios cerebrales y dónde se encuentran las principales funciones cognitivas. Los estupefacientes, alteran algunas de estas funciones cognitivas como pueden ser la percepción produciendo distorsiones.
  • Sistema límbico: conjunto de estructuras formado entre otras por el hipocampo y la amígdala que se encarga de regular las emociones. Cuando se consumen estas sustancias, el estado de ánimo varía intensificándose o modificándose.

Efectos a largo plazo 

Por último, cuando una persona consume durante un periodo de tiempo se producen efectos a largo plazo en el cerebro. Mediante el consumo reiterado y debido a las alteraciones que producen en la bioquímica cerebral, se ven modificadas tanto las neuronas como los mecanismos de transmisión de información. Además, debido a la tolerancia el cerebro se “acostumbra” a funcionar con la presencia de estas alteraciones y necesitan su presencia para realizar las funciones cerebrales.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Fobias infantiles

[/vc_row][/vc_column]

Trastorno obsesivo compulsivo de la personalidad

[/vc_row][/vc_row]

¿Qué son los delirios?

[/vc_column][/vc_row]

Abstinencia neonatal

El síndrome de abstinencia neonatal sucede cuando una mujer embarazada es adicta a alguna sustancia. Las sustancias que consume esa mujer, llegan al torrente sanguíneo del feto a través de la placenta. De esta forma, al nacer la dependencia del bebé respecto a la droga continúa, pero no su administración, por lo que el bebé padece diversos trastornos en el organismo…

Síndrome Post-Vacacional

Estamos ante los dos meses del año, Julio y Agosto, que son más habituales para irse de vacaciones y romper así con la rutina establecida el resto del año y descansar durante unos días. A lo largo de estas vacaciones, hay diversas prioridades y objetivos que varían según cada persona. Los más comunes son viajar, hacer deporte, salir con los amigos, descansar…

¿Qué es la Aerofobia?

Ahora que se acerca una época de viajes debido a las vacaciones de verano, en el blog de CIPSIA Psicólogos vamos a tratar un tema muy actual: la aerofobia o miedo a volar. La aerofobia se podría describir como el temor o fobia a volar en aviones. Este problema puede ser una fobia por sí misma y mostrarse sólo en relación con los viajes en avión, o puede ser…

Depresión y cáncer

En todos los tipos de cáncer, algunas de las células del cuerpo empiezan a dividirse sin detenerse y se diseminar a los tejidos corporales. Dependiendo de varios factores, tanto de la persona como del tipo de cáncer, pueden producirse multitud de daños orgánicos con mayor o menos gravedad. Además, el cáncer puede empezar casi en cualquier lugar del cuerpo humano…

Patología dual

Patología dual es la denominación aplicada, en el campo de la salud mental para aquellos sujetos que sufren de forma simultánea o a lo largo del ciclo vital de una adicción y otro trastorno mental. Las adicciones pueden ser a sustancias integradas en nuestra cultura como el tabaco, la xantina (café por ejemplo), alcohol, analgésicos o aquellas no integradas…

Depresión post-parto

Es la depresión post-parto que se produce en las mujeres después del parto o en periodo de hasta un año después. La mayor parte de los casos ocurren dentro de los primeros tres meses después del parto. Los cambios en los niveles hormonales durante y después del embarazo pueden afectar el estado anímico de una mujer. Se producen…

Abstinencia neonatal

No Comments 2082 Views0

¿Qué es el síndrome de abstinencia neonatal?

El síndrome de abstinencia neonatal sucede cuando una mujer embarazada es adicta a alguna sustancia. Las sustancias que consume esa mujer, llegan al torrente sanguíneo del feto a través de la placenta. De esta forma, al nacer la dependencia del bebé respecto a la droga continúa, pero no su administración, por lo que el bebé padece diversos trastornos en el organismo. Esta dependencia que se produce en el bebé es lo que se denomina la abstinencia neonatal, ya que el bebé muestra los mismos síntomas que mostraría un adulto que está desintoxicándose de algún tipo de sustancia adictiva como pueden ser las drogas o el alcohol.

¿Qué le puede ocurrir a un bebé con este problema?

Cuando un feto está expuesto a este tipo de sustancias se producen muchos problemas en la gestación, en el posterior parto y en su desarrollo. Para poder detectar este tipo de problemas es necesario estar atentos a algunos problemas o características que son característicos de este tipo de situaciones.

El bebé puede presentar problemas de crecimiento deficiente mostrando un peso o talla menor de lo esperable a su edad. Se puede dar un nacimiento prematuro y también pueden aparecer convulsiones. El bebé puede nacer con defectos congénitos como enanismo o hidrocefalia, problemas cardiacos o respiratorios u otro tipo de problemas físicos. Es bastante habitual también observar en estos bebés la presencia de un llanto excesivo y muy fuerte, sin ninguna circunstancia que lo explique y sin que se pueda hacer nada para calmarle. La mala alimentación debido a la existencia de una pobre succión de leche materna por parte del bebé también es un síntoma bastante habitual que influye de manera negativa en su crecimiento y desarrollo. Por último, y la consecuencia más grave que podemos observar en bebés con el síndrome de abstinencia neonatal son las muertes prematuras.

¿Cómo saber si un bebé tiene síndrome de abstinencia?

Habitualmente los bebés que tienen el síndrome de abstinencia neonatal muestran síntomas y problemas que van a hacer saltar nuestras alarmas y es importante que ante cualquier duda consultemos con los médicos y pediatras para salir de dudas. Los síntomas que muestran los bebés, generalmente empiezan a aparecer de 1 a 3 días después del nacimiento. Dichos síntomas pueden  ser: coloración en manchas de la piel, diarrea, llanto excesivo o chillón, succión excesiva, fiebre, reflejos hiperactivos, aumento del tono muscular, irritabilidad, mala alimentación, respiración rápida, convulsiones, problemas para dormir, aumento lento de peso, nariz tapada, estornudo, sudoración, temblores, vómitos.

Cuando estamos dudando si una mujer embarazada está consumiendo sustancias adictivas o un bebé ya nacido tiene el síndrome de abstinencia neonatal es muy importante que nos pongamos en contacto con profesionales que nos ayuden a gestionar este problema tan grave y a ponerle solución lo antes posible.

Continue reading

Patología dual

No Comments 1739 Views2

¿Qué es la patología dual?

Patología dual es la denominación aplicada, en el campo de la salud mental para aquellos sujetos que sufren de forma simultánea o a lo largo del ciclo vital de una adicción y otro trastorno mental.

Las adicciones pueden ser a sustancias integradas en nuestra cultura como el tabaco, la xantina (café por ejemplo), alcohol, analgésicos o aquellas no integradas como el cannabis, los estimulantes, (cocaína, anfetaminas, etcétera) y los opioides. También se incorporan adicciones comportamentales como la Ludopatía.

Los trastornos mentales que pueden sufrir las personas con patología dual pueden ser muy variados y van desde los trastornos de ansiedad, (trastorno ansiedad generalizada, ansiedad social, etcétera.), los trastornos del estado de ánimo, (depresión, trastorno bipolar, etcétera.), los trastornos del espectro de la esquizofrenia y la psicosis, el Trastorno Déficit Atención e Hiperactividad (TDAH), y diferentes rasgos y trastornos de personalidad (antisocial, límite o boderline, esquizotípico, evitativo y obsesivo, fundamentalmente).

Como datos a saber, aunque es un término comúnmente aceptado por la comunidad científica, no se encuentra registrado en los manuales psiquiátricos por excelencia, DSM-IV-R ni CIE-10.

¿Cómo se desarrolla una patología dual?

La patología dual tiene su causalidad por 2 vías. Dependiendo de cada caso puede ser una u otra, y serán las características propias de cada situación las que determinen la ya de por sí alta gravedad. La primera de las vías haría referencia a aquellas personas que ya tenían un trastorno psiquiátrico previo y que inician el consumo de drogas, para aliviar y/o con el fin de mejorar y regular sus síntomas. En esta situación, el trastorno psicológico se desarrolla primero en la persona y el consumo de sustancias, o su adicción a ellas, viene como consecuencia de este trastorno psicológico.

En la segunda de las vías, nos encontramos a aquellas personas que sin un trastorno mental previo, debido al consumo de sustancias y a su vulnerabilidad individual, desarrollan una psicopatología. En este tipo de casos, el consumo de sustancias y las características de este trastorno y las personas que lo sufren, hacen que desarrollen otro tipo de patologías posteriormente y como consecuencia de esta adicción.

¿Qué consecuencias tiene para la persona?

patología dualEstas personas con coexistencia de enfermedad adictiva y otras patologías mentales acuden más a los servicios de urgencias y requieren más hospitalizaciones psiquiátricas, muestran más conductas de riesgo e infecciones relacionadas como la infección por el VIH y el virus de la hepatitis C, mayores tasas de desempleo y marginación y más conductas violentas y criminales que los que sólo tienen diagnóstico de drogodependencias o diagnóstico de otro trastorno psiquiátrico. Es decir, se trata de individuos graves desde la perspectiva psicopatológica, médica y social.

¿Qué solución hay?

La realidad y las características de este problema, demuestran lo difícil y confuso que puede ser para un paciente con un trastorno dual, al igual que para su familia, el encontrar el tratamiento adecuado para su problema. Dicha dificultad puede provenir de su propia patología y los problemas internos que le genera (depresión, negación, alienación, etc.), pero de manera muy importante también puede derivarse de la descoordinación entre los diversos recursos asistenciales y los diferentes programas de tratamiento.

Personas en terapiaDado este problema que se presenta a la hora de proporcionar un tratamiento adaptado y completo para estos pacientes, desde la toma de conciencia de la magnitud y especificidad de la problemática de los trastornos duales se han intentado desarrollar programas terapéuticos ajustados a los mismos. En dichos programas, es importante que se trabaje desde una perspectiva terapéutica adaptada a cada caso y sus características propias. Dentro de las diferentes terapias psicológicas, una de las que se ha mostrado como más eficaz en el tratamiento de la patología dual es la terapia cognitivo-conductual. Este tipo de tratamiento, cuenta con la ventaja de plantear los tratamientos de forma individualizada y atendiendo a las características propias de cada caso, por lo que es un tratamiento completamente adaptado a la persona.

En CIPSIApsicologos analizamos tu demanda, y proporcionamos una rehabilitación adecuada a tus necesidades ya sea con terapia tradicional o con la ayuda de un psicólogo online. ¡Ven y consúltanos!

Artículo escrito por Psicologo Ventas Cipsia Psicólogos: Alba Ortíz

También te puede interesar…

Tabaco y Salud

1 Comment 1626 Views0

Tabaco y salud

Hoy en día está normalizado el consumo de tabaco, ya no nos sorprende ver a mujeres y jóvenes fumando por la calle. Si es verdad, que cada vez más existe una mayor conciencia sobre los efectos nocivos de este hábito y la sociedad en general denuncia cada vez más el uso de esta sustancia, ya no está igual de aceptado por todos fumar delante de menores ni en espacios públicos cerrados.

La adicción al tabaco es uno de los mayores problemas de salud actualmente. El hábito de fumar supone un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares y respiratorias. De esta forma el consumo de tabaco está relacionado con un aumento de la arterioesclerosis y la mortalidad por enfermedades cerebrovasculares. El tabaco junto con otros factores de riesgo cardiovascular, como el uso de anticonceptivos orales en mujeres, la hipercolesterolemia y la hipertensión, aumenta el riesgo de cardiopatía coronaria. El consumo de tabaco también se ha asociado con la aparición de  distintos tipos de cáncer. No solo el de pulmón, del cual la mayoría se atribuyen al tabaco, sino también se ha asociado con cánceres del aparato digestivo, del aparato urinario y con el cáncer de cérvix. Además, se ha asociado el tabaco con impotencia, alteración en la formación del esperma, menopausia prematura, osteoporosis y envejecimiento de la piel.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta a las personas que se encuentran rodeadas de personas fumadoras, los llamados fumadores pasivos, en los cuales aumenta el riesgo de aparición de asma y cáncer de pulmón. En mujeres embarazas puede aumentar el riesgo de aborto, retraso en el crecimiento del feto, poco peso al nacer y partos prematuros.

La mayoría de los fumadores comienzan a fumar en la adolescencia. Muchas de las características de esta etapa se sitúan dentro de factores de riesgo para el comienzo de éste hábito como son: presión de los compañeros, imitación de modelos sociales, oposicionismo y rebeldía hacia las normas, búsqueda de sensaciones. A parte, se han relacionado factores como la extraversión y las creencias sobre el tabaco y la salud como factores relacionados con el inicio del consumo. Además de una gran lista de factores de riesgo sociales como la publicidad, la presión social al consumo, una imagen del fumador similar a la  autoimagen ideal y  la fácil disponibilidad del tabaco.

Dentro de los factores que se han establecido como claves para el mantenimiento del hábito de fumar podemos clasificarlos en aquellos que hacen referencia a los efectos de la nicotina, a la evitación del síndrome de abstinencia y a los derivados de las consecuencias sociales positivas de fumar. La nicotina produce tolerancia, dependencia y síndrome de abstinencia. La conducta de fumar sirve a muchos fumadores como estrategia de afrontamiento de situaciones sociales.

El consumo de tabaco produce dependencia y por lo tanto, su abandono puede producir síndrome de abstinencia asociado a la nicotina. Las personas que abandonan el consumo de tabaco tras un uso habitual pueden presentar estado de ánimo disfórico, insomnio, irritabilidad, ira, ansiedad, inquietud, dificultades de concentración, disminución de la frecuencia cardíaca, aumento del apetito y /o de peso y deseo de fumar. El aumento de peso suele ser de 2 a 3 kg, estando más relacionado por el cambio de los hábitos en la alimentación que en el hecho de abandonar el consumo.

Los síntomas de abstinencia suelen aparecer entre el primer y cuarto día después del último consumo y duran de 3 a 4 semanas.

Sin embargo, los efectos beneficios que aporta el abandono del hábito de consumo de tabaco son mucho mayores que los efectos negativos, incrementa la esperanza de vida y disminuye el riesgo a padecer múltiples enfermedades. Algunos de los beneficios que se pueden observar cuando se abandona el consumo son:

  • Tras 20 min de haberlos dejado, la tensión arterial, la frecuencia cardíaca y la temperatura de manos y pies se estabilizan y retornan a la tasa base.
  • Tras 8 horas, los niveles de monóxido de carbono y oxígeno en sangre se normalizan.
  • Tras 24 horas disminuye el riesgo de muerte súbita.
  • Tras 48 horas se normalizan los sentidos del gusto y el olfato.
  • Tras 72 horas mejora la función respiratoria debido a la relajación de la musculatura bronquial.
  • Después de 3 meses sin fumar, mejora la capacidad física y respiratoria.
  • En los 9 primeros meses se regeneran los cilios y mejora la capacidad para eliminar moco y drenaje bronquial, disminuyendo de esta forma las infecciones respiratorias.
  • Después de 5 años disminuye es riesgo de cáncer de pulmón.
  • Tras 10 años sin fumar el riesgo de padecer cáncer de pulmón se iguala al de personas no fumadoras.

Existen multitud de técnicas y programas de tratamiento para dejar de fumar. Desde estrategias de prevención, que se centran en proporcionar información y dotar de nuevas habilidades para evitar el consumo de tabaco a adolescentes, hasta programas de intervención multicomponentes que incluyen diferentes técnicas y estrategias como aumentar la motivación, mejorar la autoconciencia del hábito, entrenamiento en estrategias de autocontrol, técnicas de manejo de control de la activación, estrategias de reducción gradual de nicotina, retención de humo, terapias de sustitución y prevención de recaídas.

Sin embargo, la mayor parte de las personas que fuman y quieren dejarlo consiguen abandonar el hábito de consumo sin ningún tipo de tratamiento.

Desde CIPSIA psicólogos te proporcionamos el apoyo necesario para abandonar el hábito de consumo de tabaco, con técnicas de control de activación, estrategias de autocontrol y prevención de recaídas.

Artículo escrito por Psicologo Ventas Cipsia Psicólogos: Patricia Palacios

También te puede interesar…

síndrome de abstinencia

Síndrome de abstinencia

No Comments 3349 Views1

Síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia es la unión de reacciones físicas o corporales que ocurren cuando una persona deja de consumir sustancias a las que es adicta. La adicción puede estar ligada a alguna sustancia psicoactiva, bebidas con etanol, comida, tabaco u otras drogas.

Las sustancias adictivas poseen compuestos semejantes a los neurotransmisores encargados de desencadenar la actividad de los centros cerebrales de recompensa, placer o satisfacción, los cuales permiten la expresión de emociones como entusiasmo, alegría y serenidad.

El uso frecuente de drogas, tabaco o alcohol exige cantidades cada vez mayores para lograr el mismo efecto; a este hecho se le llama tolerancia. El consumidor pierde la capacidad de experimentar gozo y tranquilidad de manera natural, y crea una dependencia o consumo compulsivo para evitar malestares como ansiedad, nerviosismo, alucinaciones, sudoración, temblores, escalofríos, dificultad para dormir, vómito y otros que, en conjunto, forman el síndrome de abstinencia.

Es importante mencionar que cada sustancia actúa de forma particular en el cerebro y que no todas generan dependencia física ni síndrome de abstinencia. Para explicarlo mejor, podemos recurrir a una clasificación general de dichos químicos en tres grupos:

-Depresores: Dosis pequeñas generan euforia, pero cuando son altas relajan la actividad del sistema nervioso, produciendo aturdimiento y letargo, incluso la muerte. Los más conocidos en esta clasificación son el  alcohol, las benzodiacepinas, los fármacos calmantes y los adhesivos.

-Estimulantes: Incrementan la actividad del sistema nervioso central. Suelen generar mejoría del estado de ánimo, sensación de felicidad, aparente aumento de la capacidad mental y física, falta de sueño y apetito, así como mayor actividad en general. Este grupo incluye anfetaminas, MDMA, fenciclidina o polvo de ángel, cocaína, nicotina, y cafeína.

-Alucinógenos o psicodélicos: Producen la impresión de percibir imágenes o sonidos que no pueden captarse ordinariamente con los sentidos. En esta categoría encontramos sustancias como dietilamida del ácido lisérgico o LSD, mescalina y psilocibina.

Los síntomas más frecuentes del síndrome de abstinencia varían en función de la sustancia consumida. De esta forma las principales características del síndrome de abstinencia dependiendo de la sustancia son:

Abstinencia de alcohol: comienza de 12 a 24 horas después de haber dejado de beber, y sus síntomas son: temblor, debilidad, escalofríos, cefaleas, deshidratación y náuseas. También es común el deseo de volver a ingerir esta sustancia.

En grandes bebedores, además de lo anterior, puede producirse el llamado delírium tremens, que ocurre entre 2 y 10 días después de dejar de ingerir alcohol y que puede ser mortal. El paciente se muestra ansioso, desorientado, con pesadillas, sudoración excesiva, alteraciones en el tacto y depresión profunda; en ocasiones el pulso se acelera, hay fiebre, convulsiones (epilepsia alcohólica) y alucinaciones. También parece que el suelo se mueve, la cama gira o las paredes caen.

Si hay deficiencia de vitaminas llega a presentarse, después del delirium tremens, el síndrome de Korsakoff, en el que se pierde la memoria de acontecimientos recientes.

Abstinencia de nicotina: deseo irrefrenable de fumar, tensión, irritabilidad, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, somnolencia o insomnio y aumento del apetito y de peso.

Abstinencia de narcóticos: respiración agitada acompañada de bostezos, lagrimeo, flujo nasal y sudoración; luego se presentan hiperactividad, sentido de alerta exacerbado, incremento del ritmo cardíaco, piloerección (“piel de gallina”) y fiebre. Otras manifestaciones son pupilas dilatadas, temblores, escalofríos, dolor muscular, inapetencia, dolor abdominal y diarrea.

Abstinencia de ansiolíticos e hipnóticos:  aparecen síntomas como debilidad, malestar general, depresión, temblores, deshidratación, delirio, insomnio y alucinaciones.

Abstinencia de anfetaminas: se generan cansancio y somnolencia extremos, si bien algunas personas se muestran intensamente ansiosas e inquietas. También experimentan delirios y alucinaciones.

Abstinencia de cocaína: las reacciones de abstinencia incluyen cansancio extremo, depresión y ansia de suicidio; en ocasiones hay alucinaciones.

Abstinencia de polvo de ángel o fenciclidina: Su abstinencia genera depresión, ansia de consumir drogas, fatiga, dificultades para dormir o dormir mucho, aumento del apetito y de peso, movimientos lentos o súbitos y sueños vívidos desagradables. El carácter suele volverse violento y suicida.

A este síndrome le acompañan frecuentemente otros menos conocidos. Estos son:

-Síndrome de abstinencia tardío: caracterizado por un conjunto de alteraciones del sistema nervioso asociado con problemas de salud física y psicológica. El Síndrome de Abstinencia Tardío interfiere de forma significativa en la vida del paciente además de aumentar la probabilidad de recaía.

-Síndrome de abstinencia condicionado (o psicológico): los síntomas del Síndrome de Abstinencia  Agudo reaparecen cuando la persona se encuentra en situaciones en donde habitualmente consumía la sustancia. En este síndrome ha habido un proceso de aprendizaje en el que se asocian determinados estímulos a la conducta de consumir.

El tratamiento para las adicciones puede incluir terapia de conducta (como terapia individual o de grupo), terapia cognitiva, tratamiento farmacológico, o una combinación de varias. La terapia de rehabilitación contra las adicciones tiene entre sus principales objetivos ayudar a superar el síndrome de abstinencia.

Artículo escrito por Psicologo Ventas Cipsia Psicólogos: Rocío Moraleda

También te puede interesar…

La Cocaina desde dentro

No Comments 1337 Views0

Para obtener un kilo de pasta de coca, se necesitan 125 kilos de hojas. Cocinarla y recogerla, trabajando 14 horas diarias y un día de descanso a la semana, por 7$ diarios. El traslado de la coca, desde la selva hasta “el capo”, es de varios días caminando, evitando las patrullas del ejército, las FARC, etc. (ahí todo el mundo es corrupto) y transportando de 35 a 50 kilos por persona (según la edad). Aquí trabaja toda la familia y con 8 años ya les ponen a recoger y pisar la hoja.

Contiene agua (de un riachuelo próximo, dónde ellos mismos orinan y defecan), keroseno, gasolina, éter, acetona, cal, amoníaco, cloroformo, gas y componentes más potentes como el ácido sulfúrico, potasio, plomo, sodio, etc. De la selva ya llega “cortada” porque ellos mismos la consumen; pero, hasta que llega a tu nariz, pasa anteriormente por unas diez o doce manos distintas y cada una de estas, le añaden sustancias de corte para ganar en peso o potencia.

¿Cómo la adulteran? Para ganar en peso, por ejemplo: lactosa, talco, manitol (laxante), bórax (mezcla de agua, sal y sosa) y/o cualquier cosa parecida a la cocaína. Para ganar en potencia, por ejemplo: anfetamina y cafeína (subida fuerte), novocaína (efecto boca dormida de coca buena, jaja), etc…

En definitiva; si de la selva sale con un 85-90% de pureza, cuando llega a ti, y esto está probado, es de un 7-12% de pureza. ¿Qué te estás metiendo realmente? Pues de todo, menos cocaína…eso está claro.

¿Cómo daña? Aunque digan que el no consumir no produce “síndrome de abstinencia“; no es cierto porque el síndrome es psicológico. Se denomina síndrome disfórico y se caracteriza por fatiga, insomnio o hipersomnia, sueños vívidos y desagradables, aumento del apetito y retraso o agitación psicomotora.

Algunas de las consecuencias de un consumo prolongado pueden ser: dolor de cabeza, caries, pérdida del sentido del olfato, hemorragia nasal, problemas al tragar, ronquera, secreción nasal crónica y lo peor…alteración mental (se apagan las señales entre las neuronas, evita que se recicle la dopamina, interrumpe la comunicación normal del cerebro, altera el sistema de recompensas porque la cocaína impacta directamente en la zona de la corteza donde se procesan los estímulos emocionales, disminuye la activación cerebral). Además, aumenta el riesgo de padecer accidentes vasculares como la angina de pecho, infarto de miocardio, etc… y lo peor…las arterias coronarias se constriñen, entorpeciendo el flujo sanguíneo, dando lugar a la miocarditis que es la inflamación del músculo del corazón. También se producen complicaciones gastro-intestinales, náuseas, dolor abdominal, desnutrición por falta de apetito y ojo al hígado porque puede lesionarlo tanto o más que el alcohol (estudios comprobados) y lo peor…esta enfermedad acostumbra a no dar la cara y puede pasar inadvertida. Aumenta el riesgo de VIH, hepatitis y enfermedades de transmisión sexual porque el efecto altera el juicio y puede llevar a comportamientos sexuales peligrosos.

El equipo de CIPSIA psicólogos somos especialistas en la prevención de recaídas en el consumo de sustancias adictivas.

Artículo escrito por Psicologo Ventas Cipsia Psicólogos: Raúl de Rozas (Técnico especialista en prevención de recaídas)

También te puede interesar…

Las ventajas de ser introvertido

Hoy por hoy, ser extrovertido es, probablemente, uno de los rasgos mejor valorados en las sociedades occidentales. En general, ser alegre, sociable y optimista, es algo que se suele ver como positivo, mientras que ser tranquilo, reservado y reflexivo, quizás no tanto. Desde 2011, se celebra cada año el Día Mundial de los Introvertidos, para…

Frenología

La psicología desde sus inicios ha tenido el objetivo de entender la mente humana y cual era el papel de nuestro sistema nervioso en nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Para explicar los factores psicológicos que nos hacen humanos como la personalidad, han nacido diferentes teorías psicológicas como la cognitivo-conductual. Una de las teorías…

Neuronas espejo, ¿qué son?

Uno de los aspectos que más interés suscita dentro de la psicología y cómo funciona la mente humana, es todo lo que concierne al sistema nervioso y al cerebro. Todas las emociones, pensamientos y comportamientos pasan por nuestro sistema nervioso. Dependiendo de la función concreta, se ubicará en una parte de nuestro sistema nervioso u…