Terapia psicológica para adultos en Madrid

Los trastornos y las problemáticas más comunes en los adultos que necesitan ayuda psicológica son los siguientes:

Trastornos de Ansiedad

La ansiedad se manifiesta en las personas de muy distinta forma, algunas más concretas y localizadas, otras más difusas y difíciles de reconocer. Una guía básica para saber si se está sufriendo este problema es la existencia de determinados síntomas como irritabilidad, tensión muscular, preocupaciones excesivas, miedos concretos (hablar en público, salir a la calle, afrontar determinadas situaciones, etc.), obsesiones y compulsiones, síntomas físicos de mareos, sofocos, alteraciones del sueño, apetito, etc. todas ellas tratables con ayuda psicológica para adultos.

Depresión y estados de ánimo

Hay tres motivos fundamentales por los que se considera que una persona entra en depresión; se ve a sí misma de forma negativa, cuando ve su medio ambiente de forma negativa y cuando ve el futuro de forma negativa. La terapia cognitivo conductual ha demostrado su eficacia en el tratamiento de esta patología. La depresión es uno de los problemas de salud de mayor atención, que discapacita a la persona a llevar una vida normalizada en todas las áreas a las que se enfrenta. Un diagnóstico temprano y el inicio de un tratamiento es la solución. En CIPSIA psicólogos somos especialistas en esta patología.

Autoestima

La autoestima es una actitud positiva hacia uno mismo que consiste en saber pensar, sentir y actuar de la forma más sana, feliz y auto-satisfactoria que mejor podamos, teniendo en cuenta el momento presente y también el futuro. Se trata de buscar de manera activa la felicidad y tener una auto-evaluación positiva. Si careces de confianza todos los pasos que des en tu vida serán mucho más difíciles y con ello la consecución de tus objetivos se dilatará más y más en el tiempo.

Autocontrol y agresividad

La agresividad no es un signo de confianza sino más bien de debilidad mental. Una persona agresiva utiliza la amenaza, la descalificación. Una persona con bajo autocontrol va a tener más difícil solucionar sus problemas y tener buenas relaciones sociales. La carencia de autocontrol generará un gran número de conflictos, y por tanto, se vivirán las relaciones con la gente con tensión y malestar.

Relaciones sociales

Para poder tener buenas relaciones sociales es preciso contar con un buen repertorio de habilidades sociales. Las habilidades sociales son una serie de comportamientos observables, aunque también pensamientos y emociones, que nos ayudan a mantener relaciones interpersonales satisfactorias, y a procurar que los demás respeten nuestros derechos y no nos impidan lograr nuestros objetivos. Son pautas de comportamiento que nos van a permitir un máximo de beneficios y un mínimo de consecuencias negativas, tanto a corto plazo como a largo plazo.

Insomnio

Las personas que sufren insomnio se quejan de dificultad para dormirse, y de mantener el sueño por la noche, teniendo varios despertares nocturnos. Tienen sensación de no descansar bien, y se despiertan más temprano por la mañana de lo deseable. Por estos problemas a lo largo del día suelen estar más cansados, tienen sueño, y en algunos casos, nerviosismo o decaimiento. Su capacidad de atención y memoria también se ve afectada.

Adicciones

Los componentes fundamentales de los trastornos adictivos son la pérdida de control y la dependencia. Se trata de un hábito de conductas peligrosas o de consumo de determinadas sustancias, de lo que no se puede prescindir o resulta muy difícil hacerlo por razones de dependencia psicológica o psicológica.

Fobias y miedos

El miedo es una experiencia muy común para los seres humanos y se trata, además, de una experiencia que tiene un importante valor adaptativo para la supervivencia de la especie. Normalmente, cuando hablamos de miedo adaptativo nos referimos a un conjunto de sensaciones que se ponen en marcha como respuesta normal ante peligros reales. Pero cuando estas sensaciones se experimentan en situaciones que no suponen una amenaza real, nos encontramos ante un miedo que denominamos fobia.

Ataque de pánico y agorafobia

El trastorno de pánico se caracteriza por episodios de intensa ansiedad en los que se experimentan sensaciones internas como; taquicardia, mareo, opresión en el pecho, ahogo o sensación de irrealidad; acompañadas de la convicción de que se está a punto de morir, de volverse loco o de perder el control. A veces se complica con la agorafobia, que es el temor a situaciones en las que se cree que pueden aparecer las sensaciones temidas.

El pánico, con o sin agorafobia, es un problema muy común, que con frecuencia adquiere un carácter crónico y discapacitante, por no recibir tratamiento adecuado.

Trastorno Obsesivo compulsivo

El trastorno obsesivo compulsivo desde que fuera descrito hace ya muchos años ha supuesto un gran reto para los psicólogos y psiquiatras que se han afanado en abordarlo tanto desde su aparición, su mantenimiento, la evaluación y el tratamiento de las personas que lo padecen. El tratamiento cognitivo conductual ha demostrado su eficacia para tratar este tipo de trastorno. Las obsesiones hacen que quien las padece presenta grandes niveles de ansiedad o malestar, y se siente con la necesidad de neutralizar dicha obsesión.

Terapia de pareja

La terapia de pareja es un enfoque terapéutico que ayuda a los miembros de la pareja a resolver los conflictos emocionales y relacionales que les impiden disfrutar de una relación de pareja satisfactoria, teniendo en cuenta su situación actual y el contexto que les rodea. La terapia de pareja que realizamos en CIPSIA psicólogos es recomendable tanto en aquellas parejas con relativamente pocos problemas, pero que desean optimizar su relación, como en parejas con fuertes conflictos y / o que están a punto de separarse o divorciarse.

Terapia sexual

La terapia sexual consta de un conjunto de técnicas para intervenir cuando hay disfunciones (mal funcionamiento) en las conductas sexuales. Siempre y cuando el problema no tenga un origen físico. Poner solución a los problemas sexuales lo antes posible es fundamental de cara a prevenir problemas futuros de mayor dificultad. En una relación de pareja es fundamental cuidar todos los aspectos relacionados con el ámbito sexual.

Menú