¿Qué son los mecanismos de defensa?

El ser humano está en continua búsqueda del equilibrio psicológico y el bienestar, por lo que desarrolla mecanismos de defensa para hacer frente a ciertos pensamientos o emociones. En el artículo de hoy hablaremos sobre qué son los mecanismos de defensa

¿Qué son los mecanismos de defensa y dónde se localizan?

Existen tres niveles que explican el comportamiento humano:

  1. Conducta: puede diferenciarse si la persona la externaliza o la internaliza.
  2. Pensamiento: aquellas ideas o creencias que influyen en la aparición de una conducta u otra.
  3. Emoción: sentimientos o sensaciones internas que ocasiona ciertos pensamientos en función de la situación o la persona.

En ocasiones la emoción o emociones, es decir el nivel más profundo, que sentimos respecto a algo o alguien nos resulta complicado de expresar. A veces se puede sentir vergüenza o incluso culpa, que provoca que tengamos una dificultad para reconocer dicha emoción.

Es aquí donde toman partido los mecanismos de defensa, entre ellos podemos hacer alusión a la evitación, disociación, hiper alerta, control, negación… Que nos alejan de la aceptación y validación de la emoción que sentimos, cuando estos no resultan eficaces.

Aprende más sobre la utilidad de las emociones en este enlace.

Proponemos un ejemplo para facilitar la comprensión de lo expuesto:

Un hombre que consume sustancias en su día a día, como el tabaco, niega tener una adicción, evitando tomar conciencia de los efectos nocivos que tienen para la salud, y así no tener que lidiar con la frustración y tristeza u otras emociones que acompañan a la adicción.

Como se observa, el mecanismo de defensa ocurre a nivel de emoción. Cabe aclarar que mecanismo de defensa no es sinónimo de mecanismo beneficioso. Como se observa es un mecanismo adaptativo en base a las capacidades que tiene la persona.

Si te ha interesado, explora las consecuencias de la represión emocional aquí.

Artículo escrito por: Álvaro Castilla.

Menú