Modelo de triple vulnerabilidad

Los trastornos emocionales (depresión, ansiedad…) son los más prevalentes en salud mental. Entre el 50 y 70% de estos trastornos tienen su inicio en la infancia y adolescencia. Además, estos trastornos son bastante incapacitantes y suponen un gran coste a los servicios públicos. El modelo de triple vulnerabilidad establece como se originan y desarrollan los trastornos emocionales. En este artículo nos centraremos en ese modelo para que podáis entender mejor los procesos de estos trastornos.

¿Qué es el modelo de triple vulnerabilidad?

El ser humano no puede ser entendido sin su historia de aprendizaje y desarrollo. Los problemas de salud mental no surgen por hechos aislados. El comportamiento y la manera de pensar de una persona, tiene que ser entendida en relación con lo que le rodea.

David H. Barlow, propone este modelo de triple vulnerabilidad para explicar el inicio y mantenimiento de los trastornos emocionales. Esta se distribuye en:

  • Vulnerabilidad biológica
  • Vulnerabilidad psicológica generalizada
  • Vulnerabilidad psicológica específica

A continuación, hablamos brevemente de cada una de ellas.

Aprende más sobre los trastornos emocionales en este enlace.

Vulnerabilidad biológica

Se refiere a aspectos poco controlables por parte de la persona. Con esto nos referimos a que tiene que ver con hiperexcitación en zonas cerebrales, más específicamente, con las zonas que controlan emociones como la ansiedad o el miedo.

Por otro lado, esta vulnerabilidad, también cura con déficits en el control inhibitorio. Estos dos procesos son lo que desembocan en un alto neocriticismo (es decir, alta sensibilidad a la ansiedad). Esto asociado a un rasgo de alta introversión, es un factor predisponente a poder desarrollar un trastorno emocional.

Vulnerabilidad psicológica general

Esta tiene que ver con el tipo de apego y los factores ambientales que rodean a la persona. Un bebé, nace para ser atendido entre otras cosas. Si el bebé emite señales de alarma para que el adulto cubra sus necesidades, pero este no responde como debe, lo más seguro es que se desarrolle un apego no seguro.

Esto traducido a emociones, quiere decir que el niño aprende a que todo es incertidumbre e impredecible, no sabe cuándo el adulto va a estar ahí si lo necesita. Esto es otro factor predisponente para el desarrollo de un trastorno emocional.

Vulnerabilidad psicológica específica

Es referido a eventos de carácter traumático o de intensidad emocional elevada que puede vivir una persona (e. j. accidente de tráfico), o experiencias de aprendizaje concretas de alta intensidad emocional. Esto influye directamente sobre el estrés sostenido o la vulnerabilidad psicológica general en el desarrollo de un trastorno emocional.

Aprende a detectar un problema de ansiedad aquí.

Artículo escrito por: Sergio García

Menú