¿Qué es un Workaholic?

Todos conocemos a alguien que dedica más horas al trabajo de lo que debería. Incluso, conocerás a alguien que dice con orgullo todas las horas que destina al día a estar ocupado en el trabajo. Obviamente, el trabajo es necesario en el mundo en el que vivimos, pero lamentablemente hemos de comunicar que destinar tantas horas al trabajo no es bueno para nuestra salud mental y tiene un nombre: Workaholic o adicción al trabajo.

Workaholic ¿Qué es?

Es una adicción comportamental relacionada con el trabajo. Esta adicción tiene puntos en común con otras adicciones, ya que se trata de conductas que la persona no puede dejar de hacer.

Como en cualquier adicción, todo empieza con un refuerzo positivo de la conducta. Esto quiere decir, hacer algo y obtener un refuerzo gratificante por ello. Entendiendo el valor que se le da al esfuerzo y al trabajo en el mundo en general, es obvio que hacer tu trabajo bien resulta algo más que positivo.

El problema viene cuando esta conducta se combina que ciertos rasgos de personalidad que pueden derivar en un problema en la relación conductual con el trabajo, convirtiéndose el trabajo en un refuerzo negativo. Explicado de otra manera, el refuerzo negativo, consiste en hacer algo para aliviar un malestar. Imaginemos a una persona con problemas familiares y baja autoestima, pero que es muy buen trabajador y está muy bien valorado en su entorno laboral. Seguramente tenderá, entre otras cosas, a refugiarse en el trabajo, pues un sitio que resulta un alivio de todos los demás problemas, pudiendo desarrollar un problema en relación a este.

Esta adicción no se refiere solo a trabajar muchas horas, sino también a la preocupación/obsesión mental derivada del trabajo que se traduce en una inversión de muchas horas al día.

Características de un Workaholic

  • Perfeccionismo: este es un rasgo de personalidad clave en el desarrollo de este trastorno.
  • Baja autoestima: como hemos dicho, influye en la búsqueda de refugio en el trabajo.
  • Preocupación constante: pensar constantemente sobre el desempeño en el trabajo.
  • Problemas emocionales: tendencia a la compensación de alteraciones emocionales con el trabajo.
  • Conflictos en las relaciones personales: como consecuencia de las horas invertidas.

¿Qué es el perfeccionismo?

Consecuencias

  • Altos niveles de estrés.
  • Problemas de salud.
  • Depresión.
  • Síndrome de burnout.
  • Dolores físicos.

Tratamiento

La terapia psicológica es la más efectiva para este tipo de casos, pues ayuda a la persona a enfocar a nivel cognitivo la situación de una forma más flexible y realista, y también a adquirir nuevos comportamientos más adaptativos. En CIPSIA psicólogos, somos especialistas en este tipo de casos mediante el enfoque cognitivo conductual. Si crees que estás ante un caso como este o conoces a alguien que pueda estarlo, no dudes en consultar a un especialista.

 

Artículo escrito por: Sergio Lozano.