Duración del proceso terapéutico

El proceso terapéutico depende de la terapia y de la evolución que tiene el paciente en su proceso de cambio.

proceso terapéutico

proceso terapéutico

La pregunta de la duración del proceso terapéutico tiene difícil contestación. La terapia es un proceso que realiza el paciente y supone el cambio de su comportamiento desde su propia perspectiva.

Por tanto, la terapia no se trata de un proceso casi automático como cuando un médico nos da una aspirina para el dolor de cabeza y, en poco tiempo, es muy probable que el dolor remita. Estamos hablando de procesos en los que interviene la persona, es ella la que debe cambiar, por dicho motivo, y en función del tipo de persona, la motivación y las estratégias que es capaz de poner en juego, se pueden producir grandes variaciones en la duración de la terapia.

Explicar qué se tiene que hacer para resolver el problema puede ser muy sencillo y corto, quizás puedan servir unas cuantas sesiones durante la terapia específica. Pero explicarlo de forma adecuada para que lo entienda un paciente en particular, y lo ponga en práctica con prontitud, puede ser una variable dificil de controlar en la terapia por parte del psicólogo.