¿Qué es fluir?

En este artículo, nos hemos propuesto plantear una serie de cuestiones para intentar ayudar a mejorar la perspectiva que tenemos de nuestro día a día. En el centro de estas cuestiones se encuentra una esencial ¿Qué es fluir?

En algún momento todos hemos experimentado esa sensación de no tener noción del tiempo cuando estamos inmersos y altamente concentrados en una actividad que nos hace disfrutar. Pues bien, a grandes rasgos eso es fluir, extraer gratificación de las actividades que realizamos.

Relación entre placer y gratificación

Para aprender qué es fluir o ‘flow’, es importante conocer estos dos conceptos. El primero tiene más que ver con esa ‘trampa’ en la que todos caemos de adquirir momentos, mientras el segundo tiene que ver más con vivir el momento.

La pequeña paradoja está en que la gratificación si contiene placer, pero no suele ocurrir al revés

Seguro que te has dado cuenta de que cuando no tienes nada que hacer es cuando tu cabeza empieza a darle vueltas a cualquier asunto, y normalmente nuestra solución suele ser conectarnos a una red social, TV, comer, etc. A esto se le llama obtener placer.

Los momentos de gratificación están ligados a situaciones de bienestar emocional y de alta concentración y motivación. En el placer no tiene por qué cumplirse esto.

La importancia de las metas

Como se ha explicado anteriormente, fluir necesita cumplir una serie de aspectos, uno de ellos es desarrollar una buena concentración en la tarea. 

Esto tiene mucho que ver con los estados mentales de negentropía o entropía psíquica.

La entropía psíquica está asociada a los momentos, emociones y pensamientos de malestar, en los que no podemos centrarnos en algo concreto y no podemos fluir.

La negentropía psíquica está ligada a los sentimientos de bienestar. Cuando las emociones positivas nos invaden, no necesitamos emplear energía en reorganizar nuestros pensamientos, lo que nos facilita estados de ‘flow’ mediante la concentración y motivación de la tarea que estemos desempeñando.

Es por todo esto que el aprender a establecer metas consecuentes con nuestras necesidades y gustos, es muy importante para poder fluir en la mayoría de nuestros días.En la siguiente tabla, extraída del libro ‘Aprender a fluir’ de Mihaly Csikszentmihalyi, padre de la divulgación de este concepto, se exponen la calidad de las experiencias en las actividades cotidianas, según su estudio:

 

 

 

 

 

 

 

 

Si quieres aprender sobre psicología positiva pincha aquí.

La importancia de fluir en la actualidad

Hoy, quizás más que nunca, la importancia de incorporar este concepto a nuestras vidas es más fuerte. Los tiempos tan convulsivos y entrópicos que estamos viviendo, están conduciendo a padecer problemas de salud mental más de lo habitual.

Así, incorporar los siguientes hábitos a nuestro día a día, puede hacernos sobrellevar de manera más sana el contenido de estos.

  • Establecer metas a corto, medio y largo plazo sin exigencias.
  • Equilibrio entre los desafíos y nuestras habilidades.
  • Aprender qué es lo que te gusta y trabajar en ello.
  • ‘Generar consciencia’: trabajar nuestra consciencia para prestar atención a lo que estamos desarrollando.
  • Elimina lo que sobra: si cumples el anterior paso, aprenderás a ampliar la perspectiva, y ver lo que no te hace falta.
  • No quedarse atrapado en los pensamientos: la fusión del pensamiento es algo que nos caracteriza. Nos lleva a creer 100% en lo que pensamos. Cuando algo no salga bien, no le des demasiadas vueltas y sigue adelante.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sergio García.

Fuente: Aprender a fluir’ de Mihaly Csikszentmihalyi.

Menú