perdiendo el control

perdiendo el control

El perfeccionismo es un rasgo de personalidad que todavía no está incluido en los libros de psicología o de psiquiatría como un trastorno con entidad propia. Tampoco hay suficientes datos estadísticos, ni cuestionarios, o test, que lo evalúen de forma contrastable y fiable. Se trata de un rasgo, por decirlo de alguna manera, al que le queda bastante por recorrer, y ser investigado, antes de que sea reconocido a nivel clínico y se pueda incluir en un manual diagnóstico de los trastornos mentales.

Es difícil encontrar una única definición de perfeccionismo con la que todos los teóricos estén de acuerdo. Una de las primeras es de Horney (1950), quién ponía el énfasis en lo que llamaba la “tiranía de los debes”. Señalaba que el perfeccionista no tiene tanto en su mente lo que ha hecho, sino más bien, lo que debería haber hecho y todavía no ha realizado. Otras definiciones destacan la excelencia de los resultados que el perfeccionista debe alcanzar, la característica de que sus objetivos son mucho más elevados que los del resto de personas, que tienen un pensamiento rígido, una auto-crítica muy elevada, y además, que la ansiedad y el sufrimiento es una constante en sus vidas.

 Tipos de perfeccionismo

Podríamos diferenciardos tipos de perfeccionismo, el normal y el neurótico. El perfeccionismo normal sería la tendencia a obtener la máxima satisfacción en actividades que requieren de mucho esfuerzo y trabajo para conseguir hacerlas perfectas, pero este tipo de perfeccionista se siente sin la obligación de alcanzar la perfección si ésta no es posible. Por el contrario, el perfeccionista neurótico se caracteriza por esforzarse al máximo en cada trabajo, pero no logra casi nunca estar conforme, pues siempre cree que lo puede hacer mejor y queda insatisfecho.

También encontramos el perfeccionismo orientado hacia uno mismo, hacia los demás, o el perfeccionismo como imperativo social, es decir, creer que los demás esperan de uno un comportamiento perfecto.

  ¿Cómo se origina?

El perfeccionismo se fragua a partir de una serie de esquemas y construcciones mentales como pueden ser:

  • Establecimiento de unas metas poco razonables pero que la persona identifica como óptimas.
  • Autovaloración continua de logros y objetivos, con la presencia de una gran autocrítica y autoevaluación negativa.
  • Baja autoestima.
  • Concentración sobre áreas concretas y muy determinadas.
  • Fijación por la consecución de unos objetivos, con independencia de las consecuencias negativas de la consecución de los mismos.

¿Por qué a pesar de sus consecuencias se mantiene en el tiempo?

El perfeccionismo a pesar de que acarrea consecuencias negativas a la persona cuando aparece en exceso, es decir supone un problema clínico, se mantiene a partir de los siguientes aspectos:

  • Evaluación sesgada de carácter negativo del propio rendimiento.
  • Dependencia de logros de una gran connotación exitosa.
  • Los objetivos se suelen juzgar como insuficientes.
  • Autocrítica

 Personalidad perfeccionista

 La personalidad del perfeccionista se vertebra a partir de las siguientes características:

  • Necesidad de aprobación por parte de los demásperfeccionismo
  • Se fija metas irrealizables tanto para sí mismo como para los demás.
  • Gran necesidad de logro y de triunfo personal.
  • Tendencia a retrasar la realización de las tareas por miedo a fracasar (procrastinación).
  • Establecimiento de expectativas de logro desproporcionadas.
  • Competitividad
  • Centra los objetivos en determinadas tareas (forma deportiva, tareas domésticas, peso, etc.)
  • Autocrítica constante y dificultad para aceptar la crítica de los demás.

A parte de todas estas características, los comportamientos más destacables son: comprobación excesiva, exceso de celo en el cumplimiento del deber, orden excesivo, muy indecisos, lentitud, pereza, procrastinación y acumulación de obligaciones.

Consecuencias del perfeccionismo

Ansiedad y perfeccionismo

Es razonable pensar que una persona con una personalidad del tipo perfeccionista, como la descrita anteriormente, sea especialmente propensa a padecer estados de ansiedad. Se trata de un individuo que continuamente crea “focos de tensión” consigo mismo. Una persona en constante evaluación que genera una gran focalización sobre sus actuaciones, sobre sus objetivos, que pone repetidas veces la lupa en todo lo que hace, y que siempre o casi siempre, queda insatisfecho. Emociones como el nerviosismo y la angustia son el pan nuestro de cada día, lo mismo que sentirse preocupado y tenso por cometer errores. Por dicho motivo, suele moverse entre dos polos; o todo o nada. Si considera que no puede hacer una tarea muy bien, posiblemente descarte realizarla.

 Los últimos estudios sobre la ansiedad revelan que la preocupación por la consecución del logro ante determinadas metas (muy elevadas), son parte central de la aparición del trastorno. A su vez la ansiedad también se relaciona con estados depresivos.

Perfeccionismo y depresión

El perfeccionista tiene una característica que le hace especialmente vulnerable; su baja tolerancia a la frustración. Esta cuestión, sumada a la gran necesidad de ponerse metas de muy difícil cumplimiento, le suele poner en situaciones incómodas, callejones sin salida con los que se enfrenta en su día a día a menos que no sea perfecto. Unas expectativas excesivamente altas, es el campo de cultivo perfecto para que aparezca la frustración. Si un individuo tiene la tendencia a actuar de esta forma, y la frustración es algo muy frecuente en su vida, es fácil que los estados de tristeza y desesperanza hagan acto de presencia, alimentando también una gran sensación de desvalorización, y baja autoestima si la tendencia se alarga en el tiempo.

El perfeccionista además va a ser una persona marcadamente inconformista que siempre va a estar pensado en lo que podría tener más que pensar realmente en lo que tiene. Debido a esa característica de no valoran adecuadamente sus méritos. Una persona que no sabe valorar lo que tiene alberga muchas posibilidades de ser infeliz, y de estar demasiado en contacto con emociones negativas.

Un gran número de personas ambiciosas, triunfadoras y con gran capacidad de trabajo y talento, no han sabido controlar su perfeccionismo provocando todos estos síntomas anteriormente descritos.

Tratamiento del perfeccionismo

terapia psicológicaCuando una persona con estas características está teniendo problemas personales y profesionales como consecuencia de su elevado perfeccionismo es imprescindible que acuda a un profesional de la psicoterapia que le ayude a resolver este problema. En CIPSIA Psicólogos Madrid, realizamos terapia tradicional y sesiones psicoterapia online de  para este y otros problemas desde la terapia cognitivo-conductual, que ha demostrado ser una de la más eficaz para el tratamiento de este problema. Desde este marco teórico, las líneas fundamentales para tratar este problema son:

  • Trabajar las exigencias haciéndolas mas asequibles.
  • Fomentar la autoestima.
  • Evitar la rigidez mental, tender a la flexibilidad y no temer el cambio.
  • Permitir momentos de ocio y esparcimiento.
  • Disminuir la necesidad de tener todo controlado.
  • Expresar las emociones sin temer que sean signo de debilidad.
  • Darse permiso a hacer tareas “no perfectas”.
  • Aceptación del fracaso como forma de aprendizaje.
  • Fomentar las redes sociales y amistades.
  • No generar critica constante sobre uno mismo ni sobre los demás.
  • Entrenamiento en técnicas de relajación  y autocontrol emocional.

Fuentes empleadas: “El síndrome del perfeccionista: El anancástico”. Manuel Alvarez y Domingo Garcia-Villamisar.

Artículo escrito por CIPSIA  Psicólogos  Madrid : Francisco Ortiz

También te puede interesar…

Tricotilomanía: mi hijo se arranca el vello, ¿qué puedo hacer?

La tricotilomanía es un trastorno que consiste en arrancar el propio vello corporal de manera repetitiva. El vello se arranca de distintas partes del cuerpo. Sin embargo, con mayor frecuencia se asocia al vello de la zona craneofacial, (cuero cabelludo, cejas, pestañas…). Anteriormente se incluía a la tricotilomanía en el grupo de los trastornos del…

¿Qué creencias impulsan a la adicción a los juegos de azar?

Los juegos de azar están en boca de todos. Suscitan emociones y actitudes encontradas. En los jugadores se vive con ilusión, y en ocasiones euforia, pasando inevitablemente a sentimientos de decepción. Desde el entorno social, en el que cada vez existe más conciencia sobre esta problemática, se mira a los juegos de azar con creciente…

¿Por qué enganchan tanto los juegos de azar?

Los juegos de azar se han convertido en una actividad cada vez más popular en los últimos años. Atrayendo a población de distintos grupos de edad, incluso a los más jóvenes. Además, la diversidad de formas de juegos de azar (ruleta, apuestas deportivas, juegos de cartas con dinero etc.), facilita la identificación con alguno de…

Estrés: fuentes y situaciones

El estrés ha sido un mecanismo por el cual el ser humano ha sido capaz de perdurar a lo largo del tiempo. Hemos sido capaces de adaptarnos, sobrevivir y evolucionar gracias a respuestas muy sofisticadas, rápidas y resolutivas ante un gran número de situaciones. No es algo que tenemos que hacer desaparecer de nuestra vida,…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Autoestigma, el enemigo dentro

Hace unas semanas publicamos en nuestro blog un artículo sobre cómo afecta el estigma a las personas con enfermedad mental. Hablábamos sobre las consecuencias tan negativas que conlleva el autoestigma o interiorización de dichos estigmas. – Si quieres leer nuestro artículo acerca del estigma en las enfermedades mentales, puedes leerlo pinchando aquí El término “estigma”…

¿Qué es ser normal en términos de salud mental?

Recientemente publicamos en nuestro blog un artículo sobre cómo afecta el estigma a las personas con enfermedad mental. Como hablábamos en dicho artículo, las personas con trastornos psicológicos son vistas popularmente como peligrosas, impredecibles y excéntricas. Se las “segrega” de alguna forma del resto de personas “normales”, y frecuentemente se les atribuyen características negativas. Sin…

Estigma y psicopatología: cómo afectan los estereotipos a las personas con enfermedad mental

Aunque las cosas han mejorado, la enfermedad mental sigue siendo ignorada y demonizada en la sociedad en la que vivimos. Desde desoír las cifras de suicidio anuales hasta atribuir a las personas con psicopatología la culpa de actos delictivos, la salud mental (o la falta de ella) sigue siendo un tema tabú en nuestra vida…

La represión de emociones y su efecto sobre la salud

La represión emocional podría definirse como el intento por parte de la persona de no mostrar las conductas relacionadas con la emoción. Por ejemplo, estaríamos reprimiendo una emoción si evitásemos llorar en público a pesar de sentir tristeza. La represión emocional es una estrategia de afrontamiento que actúa una vez se ha producido la emoción,…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *