Terapia padres e hijos

 

El conflicto es parte de nuestra vida en general, presentándose en las diferentes áreas vitales de cada persona. Si nos centramos más concretamente en el entorno familiar esto se da por supuesto, siendo los problemas o conflictos entre padres e hijos algo bastante habitual.

El entendimiento entre padres e hijo no suele ser fácil, sobre todo en etapas concretas como la adolescencia. Los hijos que se encuentran en esta etapa están en un periodo de cambio total: desarrollo del cuerpo, cambios hormonales, aumento de la intensidad emocional, etc. Pero quizás, el cambio más importante, es el cambio a nivel social. En este aspecto, los adolescentes cambian de grupos o personas de referencia, lo que antes eran los padres ahora son sus iguales. Dicho de otra forma, lo que digan los padres empieza a carecer de autoridad o de referencia moral para el adolescente y todo esto empieza a enfocarse en su grupo de amigos, ídolos o figuras similares. Este cambio de percepción sobre la referencia es lo que suele traer de cabeza a muchos padres y de ahí se derivan diferentes tensiones en cuanto a la educación de sus hijos.

Los problemas más habituales entre padres e hijos son:

  • Falta de comunicación.
  • Problemas de convivencia.
  • Incumplimiento de normas.
  • Rebeldía constante.
  • Celos entre hermanos.
  • Consumo de sustancias.
  • El uso de tecnología o dispositivos móviles.