¿Por qué posponemos las cosas? El origen de la procrastinación

La definición de un procrastinador es de alguien que retrasa las cosas que debe hacer, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes.

La procrastinación puede venir en forma de hacer muchas tareas más pequeñas que no son tan importantes, para evitar las más grandes que sí lo son. Pero también puede significar posponer tareas pequeñas, y tal vez se encuentre haciendo cualquier cosa menos esa pequeña cosa que realmente necesita hacer.

¿Le suena familiar? Si es así, no se preocupe querido lector, no está solo.  Se trata de algo muy habitual en el conjunto de la población. Una encuesta de Legal & General llegó a la conclusión de que la procrastinación afectaba a más de la mitad del Reino Unido (52%). Curiosamente, también se solía coincidir en qué se posponía. Las cinco principales fueron tareas domésticas, ejercicio, reparaciones en el hogar, odontología y finanzas.

Si es usted un procrastinador, entonces probablemente se haya preguntado en algún momento: “¿por qué procrastino tanto?” o “¿por qué sigo procrastinando aunque sé que es malo para mí?”. Estas son preguntas importantes, ya que comprender por qué posterga las cosas es crucial si quiere descubrir cómo dejar de hacerlo.

Categorías

En primer lugar, hay cuatro tipos de procrastinadores:

  • El ejecutante: este tipo de procrastinador afirma trabajar bien bajo presión y, por lo tanto, lo utiliza como razón para dejar las tareas hasta el último minuto posible.
  • El autodespreciador: esta persona es dura consigo misma; es más probable que vean su procrastinación como un rasgo de pereza.
  • El overbooker: estar demasiado ocupado es la razón por la que esta persona pospone las cosas. A menudo llenan su calendario o lista de “cosas por hacer”, por lo que no pueden encontrar el tiempo para realizar determinadas tareas.
  • El buscador de novedades: si sigues proponiendo nuevas ideas y no completas una anterior, es posible que seas el buscador de novedades.

Es importante saber las categorías, porque comprender qué tipo de procrastinador se es, ayudará a saber qué necesita cada uno para superarlo.

Causas

Pero, ¿qué le está haciendo procrastinar en primer lugar?

Generalmente, el acto de procrastinar está asociado con la pereza. Aunque es posible que se trate de una tarea aburrida, y simplemente no quiera realizarla, no suele ser por esa razón.

Cuando nos enfrentamos a una decisión que tomar o una tarea que completar, generalmente confiamos en nuestro autocontrol para esforzarnos por hacer las cosas. Además, nuestra motivación, que se basa en la expectativa de recibir alguna recompensa por nuestros esfuerzos, puede apoyar nuestro autocontrol y hacer que sea más probable que hagamos las cosas de manera oportuna.

Sin embargo, también existen factores desmotivadores, que nos hacen más propensos a posponer las cosas. Pueden entrar en alguna de las siguientes categorías:

  • Miedo al fracaso / comentarios negativos
  • Ansiedad / depresión
  • Sentirse abrumado
  • Perfeccionismo
  • Las recompensas están demasiado lejos en el futuro o sentimos una desconexión de nuestro yo futuro
  • Falta de energía / agotamiento (a veces este puede ser indicativo de una depresión)
  • Indecisión
  • Los objetivos son demasiado abstractos.
  • Auto sabotaje

Estos factores hacen que no podamos autorregular nuestro comportamiento, lo que significa que posponemos las cosas innecesariamente. Obstaculizan nuestro autocontrol y nuestra motivación para realizar una tarea. Razón por la cual no siempre hacemos algo, aunque sabemos que debemos hacerlo y que, eventualmente, tendremos que hacerlo. Cualquiera que sea la razón para posponerlo, esa tarea no desaparecerá y sin duda estará en la mente hasta que la haga.

¿Qué se puede hacer al respecto?

En primer lugar, va a hacer esa tarea tarde o temprano, aunque sólo sea por el sentimiento de culpa e inquietud. A menudo solo está luchando por comenzar. Entonces, si te encuentras postergando algo, sea cual sea la tarea y sin importar el motivo, lo primero es la autocompasión. No se castigue por postergar las cosas porque solo lo empeorará.

Primero perdónate y acepta que te ha tomado un poco más de tiempo hacerlo. En última instancia, esto reducirá el estrés que conlleva y ayudará a que sea más fácil hacer la tarea cuando se trata de ella.

Una vez dicho esto, para lidiar con su procrastinación puede seguir los siguientes pasos:

  1. Empiece por establecer sus metas. Al hacer esto, asegúrese de definir sus objetivos lo más claramente posible y asegúrese de que estos objetivos sean lo suficientemente importantes como para que le permitan hacer un progreso significativo, al mismo tiempo que le sea posible lograrlo en la realidad.
  2. A continuación, averigüe la naturaleza exacta de su problema de procrastinación. Puede hacerlo pensando en los casos en los que procrastinó y luego identificando cuándo, cómo y por qué lo hizo.
  3. Cree un plan de acción. Este plan debe incluir una combinación de técnicas, cualesquiera que sean efectivas para usted.
  4. Finalmente, implemente su plan de acción. A medida que pasa el tiempo, asegúrese de monitorear su progreso y refinar este plan, modificando o eliminando las técnicas según lo bien que funcionen, y agregando otras nuevas si cree que podrían ayudar.

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú