Psicología en el tratamiento del sobrepeso

Se tiene la idea de que las intervenciones en sobrepeso se hacen mediante nutricionistas y médicos. La figura del psicólogo en este tipo de intervenciones no suele valorarse o tener en cuenta. Nada más lejos de la realidad, una intervención psicológica en problemas de sobrepeso puede ser muy eficaz.

¿Por qué incluir la terapia psicológica en los problemas de sobrepeso?

Sin tirar por tierra el trabajo de otros especialistas, el trabajo psicológico en este tipo de tratamiento es muy importante, ya que el sobrepeso en muchas ocasiones suele estar ligado a otros problemas personales, interpersonales, emocionales (p. e. problemas de ansiedad) o situaciones específicas (p. e. estrés sostenido por exceso de trabajo).

A esos problemas o situaciones es donde no llegan los tratamientos habituales de nutrición a fármacos.

¿Cómo abordar este problema desde la psicología?

En este tipo de casos lo recomendable es hacer un abordaje de 360 grados. Con esto queremos decir que, tras una conducta de problemas de ingesta, hay que indagar en qué tipo de emociones o problemas hay por debajo.

Centrar solo el tratamiento en la pérdida de peso suele ser un error. Además, la mayoría de casos presentan recuperación del peso perdido tras dejar el tratamiento habitual. De esta forma, el peso sirve como una variable de control, pero el tratamiento ha de enfocarse en otras áreas como:

  • Cambio de hábitos: se ha de ir instaurando hábitos saludables para la persona. Ir añadiendo progresivamente ejercicio y bajando los niveles de sedentarismo es algo esencial para el control del sobrepeso. Esto no puede realizarse porque sí, se ha de trabajar una motivación previa y establecer practicas gratificantes para el paciente.
  • Regulación emocional: Uno de los problemas más habituales de la sobreingesta es porque se usan los alimentos para regularnos emocionalmente (p. e. siento ansiedad à como à alivio mi ansiedad). Hay que entrenar a la persona para que entienda esta función, sino, una vez abandone el tratamiento, volverá a los malos hábitos por frustración.
  • Hedonismo: Como seres humanos, tendemos a querer obtener placeres continuamente, esto ligado a la comida suele ser sinónimo de sobreingestas, o ingesta de comida basura con más frecuencia de la que deberíamos.
  • Valoración del peso: es difícil conceptualizar el peso como algo poco relevante, ya que socialmente es algo muy marcado. Esto lleva a veces a tendencias de evitación a pesarnos, situaciones sociales, pensamientos… lo primero es entender no es lo más importante de este tratamiento.

Aprende más sobre como puede ayudar la psicología en el tratamiento del sobrepeso aquí.

En resumen:

El abordaje del tratamiento del sobrepeso ha de ser multidisciplinar, en el que la inclusión de nuevos hábitos y conceptualizaciones sobre cómo mejorar nuestra salud, han de ser el eje central de este.

Artículo escrito por: Sergio Lozano