Tomar consciencia de nuestras competencias e incompetencias

Es frecuente que las personas rara vez sean conscientes de las incompetencias en ciertas actividades o labores. Pero, acaso ¿nacemos sabiendo?, o ¿existe un carnet para ser padre, adolescente, adulto…?

¿Por qué puede suceder esto?

A veces resulta difícil aceptar que nacemos sin saber funcionar como adultos o como padres, etc… Ya que vivimos en una sociedad en la que se exige la inmediatez y la plena competencia en todo lo que se haga.

Pero la realidad, es que el ciclo vital, supone entre otras cosas, un continuo aprendizaje de habilidades que facilitaran nuestra adaptación y bienestar en la sociedad.

Martin M. Broadwell elaboro la teoría de las 4 fases de competencia, que dan explicación al proceso en el que pasamos de la incompetencia a la competencia.

¿Cuáles son estas fases?

  1. Inconscientemente incompetente: en esta primera fase, no sabemos como realizar la tarea, pero existe motivación para hacerlo. Ejemplo: Pensar en que somos capaces de conducir un coche, porque a través de ver a otros… seguro que es facilísimo.
  2. Conscientemente incompetente: se toma consciencia de que no sabemos hacer aquella tarea a la que estábamos motivados. Ejemplo: Primer día de conducir en el proceso de aprobar el carnet de conducir.
  3. Conscientemente competente: en esta fase ya hemos aprendido a realizar la tarea, con un alto grado de concentración. Ejemplo: Día del examen práctico de conducción, con el posterior aprobado.
  4. Inconscientemente competente: en esta fase, la tarea/habilidad esta tan aprendida que se automatiza, y se ejecuta de forma natural. Ejemplo: la conducción automatizada 4 años después de aprobar el carnet de conducir.

Artículo escrito por Álvaro García.

Menú