Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

10 consejos para aprender a estar solo

No existen comentarios 4356 Visitas0


Persona sola

Las personas somos animales sociales, necesitamos la compañía de los demás en menor o en mayor medida, para un adecuado desarrollo. Sin embargo, todo lo referente al área social puede acarrear diferentes problemas que ocasionan mucho malestar  a las personas que lo sufren. Entre estos otros, nuestro psicoterapéuta en Madrid se encuentra los problemas de asertividad, falta de habilidades sociales, dificultades en hacer o mantener amistades, fobia social, ansiedad o problemas para estar solo, etc.

En este artículo trataremos la dificultad que tiene algunas personas para estar solos, porqué aparecen este tipo de problemas y unos consejos para aprender no sólo a sobrellevarlo, sino a disfrutar de nuestros momentos en soledad.

 

¿Qué es la dificultad para estar solo?

Al igual que otro tipo de problemas psicológicos, la dificultad para estar solo produce problemas en los diferentes tipos de respuesta humana, explicando por qué se produce esta dificultad.

  • Área cognitiva: en esta área se encuentran los pensamientos negativos tanto sobre las relaciones sociales como sobre nosotros mismos, que repercuten negativamente problema. De esta forma, las personas que tienen una baja autoestima e ideas sobre las relaciones como “si no tengo actividad social, es que no tengo buenas relaciones”, tienden a realizar actividades sociales por el miedo y para salvaguardar su autoestima.
  • Área emocional: en esta área destaca la respuesta de ansiedad, ante el temor de no tener un buena vida social y el “qué dirán que genera posteriormente respuestas o conductas negativas para la persona.
  • Área comportamental: por último en esta área nos encontramos con las acciones que realizamos. En la dificultad de la que rata este artículo, las principales conductas serían las de evitación de la soledad que pueden ir desde realizar planes de manera compulsiva aunque no nos apetezca para reducir la ansiedad que produce, involucración en parejas que no nos gustan, etc.

 

¿Qué problemas me puede traer a largo plazo?

aprender a estar soloComo hemos visto, a corto plazo el principal problema que acarrea esta dificultad es la aparición de respuestas emocionales negativas como la ansiedad. Sin embargo, si este problema se mantiene y de manera continua realizamos actividades sociales que no nos apetecen, acabaremos teniendo otras emociones negativas como la culpa y la tristeza. En consecuencia y para evitar este tipo de sentimientos pueden desarrollarse problemas de dependencia emocional hacia los demás.

Además, poniendo nuestro punto de manera en el área de las relaciones sentimentales, esta dificultad puede acarrear otros problemas como la involucración en parejas que no son buenas o convenientes para nosotros por el miedo a estar solos. Produciendo problemas de dependencia emocional y problemas de pareja.

 

10 consejos para aprender a estar solo

1. Evita los pensamientos negativos

Como hemos visto los pensamientos negativos tienen gran influencia en este problema, generando en nosotros respuestas de ansiedad, por lo que es de vital importancia evitarlos. Una estrategia puede ser darnos una señal de alarma para cuando los detectemos ponernos inmediatamente a realizar otra actividad.

2. Olvídate de lo que piensen los demás, sigue tu propio criterio

Estar pendientes de la que podría ser la opinión de los demás puede resultar negativo para nosotros mismos, produciéndonos una sensación de obligación para cumplir las expectativas de los demás. Por ello, es importe guiarnos por nuestro propio criterio y mostrarnos congruentes.

3. Date permiso para decir NO

Es importante saber decir no y entender que no estamos fallando a nadie, ni haciendo nada malo. Si accedemos a realizar cosas que realmente no queremos, acabaremos por sentirnos mal con nosotros mismos. Una buena forma de afrontar esta situación es analizar porque nos cuesta decir no, recordarnos nuestro derecho a ello y decirlo claramente y sin sobre-explicaciones.

4. Relájate

Aprender a relajarse es muy beneficioso por muchos motivos, pero el que más nos importa para el objetivo de este artículo es que ayuda a reducir los niveles de actividad de la respuesta de ansiedad y nos permite despejar la mente. Así, nos será más fácil afrontar la respuesta de ansiedad.

5. Planifica tu tiempo libre

Planificar el tiempo del que disponemos nos va a resultar de mucha actividad, pues va a evitar que nos agobiemos por no saber a qué dedicar el tiempo y que nos aburramos al hacer actividades improvisadamente. Para llevarlo a cabo es importante analizar del tiempo del que disponemos, de cuánto tiempo nos llevan las actividades que queremos realizar y de cuadrarlo en un horario que nos sirva de guía.

6. Haz actividades que te gusten

Para disfrutar del tiempo que pasamos a solas es imprescindible dedicarlo a cosas que realmente nos gusten y nos motiven. De esta forma, disfrutaremos del tiempo que pasamos a solas y se hará más probable que continuemos dedicando tiempo a estar en soledad.

7. Haz ejercicio o sal a pasear

El ejercicio, al igual que la relajación, tiene muchas ventajas psicológicas y físicas para la salud. En concreto, nos servirá para realizar una actividad gratificante y que nos ayudará a despejar la mente y a reducir los pensamientos negativos. Si no te gusta el deporte, no pasa nada, con dar un paseo por una zona que te resulte agradable es suficiente.

8. Cuídate: descansa y come adecuadamente

Para sentirse bien con uno mismo es necesario cuidarse, ya que si nos sentimos cansados o indispuestos es más probable que aumenten nuestras emociones negativas y decaiga nuestro estado de ánimo. Si éste decae, acabaremos relacionándolo con estar en soledad y nos costará más superar la dificultad de estar solos. Por ello es importante que descansemos lo suficiente y comamos de manera saludable.

9. Date un capricho de vez en cuando

Disfrutando del caféPermitirnos de vez en cuando un capricho que normalmente no realizamos es una estupenda forma de mejorar nuestro humor. Si además lo realizamos después de haber realizado actividades solos, nos va a ayudar a que esto se repita en un futuro y que nos guste más estar solos.

10. Si te apetece estar en compañía, ¡hazlo!

Es importante que no nos vayamos al extremo y empecemos a obligarnos a estar solos, cuando realmente nos apetece salir con amistades o realizar cualquier otra actividad social. Lo importante es saber escucharnos a nosotros mismos y realizar lo que realmente nos apetezca.

Artículo escrito por Psicólogos Madrid CIPSIA Psicólogos: Sara Catalán

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR