Teoría de la Atribución: ¿Cómo nos explicamos lo que ocurre a nuestro alrededor?

No Comments 428 Views0


Aunque no nos demos cuenta, los seres humanos buscamos constantemente explicaciones sobre lo que ocurre en nuestro entorno. Intentamos deducir por qué una persona hizo lo que hizo, qué fue lo que nos llevó a actuar de determinada manera, o qué papel jugamos nosotros en que ocurriese un determinado evento. En cualquiera de estos casos, estaríamos haciendo una atribución sobre las causas de una situación o un comportamiento. A partir de las atribuciones, buscamos posibles razones de lo que sucedió en el pasado. Esto nos puede servir para entender el mundo o para poder predecir qué sucederá en situaciones posteriores.

La Teoría de la Atribución

La Teoría de la Atribución fue propuesta por el psicólogo Fritz Heider en 1958. En su versión original daba cuenta de los dos polos en los que se podría clasificar una atribución (interna-externa). Como decíamos al principio, continuamente hacemos atribuciones, tanto de la propia conducta como de la conducta ajena. Además, no siempre haremos las mismas atribuciones, aún cuando las consecuencias de la acción sean muy similares.

  • La atribución será interna cuando dependa de las características propias del individuo que realiza la acción. Las atribuciones internas recogen no sólo los rasgos de personalidad (extroversión, responsabilidad, amabilidad), sino también a la inteligencia, la motivación o las creencias de la persona. Por ejemplo, si sabemos que María sale de fiesta todas las semanas, podemos explicar su conducta diciendo que es extrovertida.
  • La atribución sería externa cuando se busquen las causas del comportamiento fuera del individuo, ya sea en el contexto, en la acción de terceras personas, en fuerzas divinas o la fortuna. Cuando, por ejemplo, María suspendiese un examen, podríamos decir que ese día no había dormido bien o que tenía gripe.

– Si quieres saber más sobre las diferencias entre Introversión y Extroversión, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre el modelo de personalidad de 5 rasgos, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Atribución de causas y salud mental

Estilo de atribución en la depresión

El modelo propuesto por Seligman sobre el estilo atributivo en la depresión cuenta con dos nuevas dimensiones respecto al modelo de Heider . Además de la dimensión Internalidad-Externalidad, este modelo habla de Estabilidad y de Especificidad de la conducta.

  • Internalidad-externalidad. También conocida como “locus de control” o lugar de control. Hace referencia, como en el modelo anterior, a la atribución de causas internas o externas a la persona para explicar un comportamiento.
  • Estabilidad. Se refiere a cómo se explica la conducta en términos de duración de la causa. Por ejemplo, si María suspendió el examen por una causa momentánea como una gripe, la conducta se explicaría como inestable. Si, por el contrario, sabemos que María siempre ha odiado las matemáticas y por eso suspendió este examen, estaríamos haciendo una atribución estable.
  • Especificidad. Esta dimensión se refiere al grado en el que una conducta se explica en base a causas generales, que afectan múltiples situaciones; o por el contrario, a causas específicas, que desencadenan esa conducta de manera puntual. Cuando decimos que María aprueba todos los exámenes porque es inteligente, estamos haciendo una atribución general. Cuando decimos que María suspendió un examen porque justo esa noche no durmió bien, estaríamos haciendo una atribución específica.

A partir de los estudios de este autor, se explicaría la depresión en base a atribuciones sobre el propio fracaso internas (“Soy un inútil”), estables (“Siempre he sido muy torpe”) y generales (“Lo hago todo mal”); y a atribuciones sobre el éxito según causas externas (“Pusieron el examen muy fácil y por eso aprobé”), inestables (“Aunque haya sacado buena nota, no creo que se vaya a repetir”), y específicas (“Justo pusieron las preguntas que me estudié mejor, y por eso saqué buena nota”). De esta forma, las personas con depresión o con un estilo atribucional depresivo se culpabilizarían de todos sus fracasos y no se responsabilizarían de sus méritos. Esto les haría caer en sesgos y distorsiones cognitivas, que minarían su autoestima y su motivación.
– Si quieres saber más sobre las distorsiones cognitivas, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Estilo de atribución interno y externo del propio comportamiento

Al igual que en el caso de la depresión, cada persona se caracteriza por determinadas tendencias a la hora de atribuir causas. Hay personas que tienden a atribuir las consecuencias de su comportamiento a factores internos (internalistas), como la propia capacidad o el esfuerzo. Y también hay personas que tienden a atribuir dichas consecuencias a factores externos (externalistas), como pueden ser la suerte, alguna deidad, el contexto o la influencia de otros.

El primer tipo suele ser, por lo general, el que presenta mejor ajuste y bienestar psicológico. Se responsabilizan de sus errores y también de sus éxitos. Se sienten más capaces (mayor autoeficacia), y sienten que tienen control sobre lo que sucede en su entorno. En contrapartida, un internalismo excesivo, que lleve a la persona a asumir la culpa de fracasos en los que no ha tenido realmente nada que ver, puede ser muy perjudicial.
– Si quieres saber más sobre el perfeccionismo, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí
Por otra parte, los externalistas suelen eludir responsabilidades y no se suelen hacer cargo de los errores que cometen.  Es por ello que tienen menor sensación de control sobre sus vidas, y por ello, no suelen alcanzar niveles tan altos de autoeficacia ni de bienestar como los anteriores. Por ejemplo, culparían a los demás de su malestar, y no intentarían mejorar o buscar otras relaciones más satisfactorias.

– Si quieres saber más sobre la autoeficacia, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

 

¿Qué son los pensamientos rumiativos y cómo deshacerse de ellos?

En varias ocasiones, en distintos artículos de nuestro blog hemos mencionado los pensamientos rumiativos. Un tipo de pensamiento que produce mucho malestar. También se les conoce como pensamientos obsesivos o rumiantes. En clínica observamos que este patrón de pensamiento está presente en muchos trastornos psicológicos. Hablamos de trastornos de ansiedad (fobias, TOC, ansiedad generalizada…), depresión,…

Aceptación vs. resignación en tiempos de COVID-1

Con el paso de los meses y la prolongación de las dificultades surgidas debido a la pandemia causada por el COVID-19, va extendiéndose un estado de ánimo pesimista. El cansancio y el desánimo causados por la situación van acompañados de pasividad y apatía en muchas ocasiones. Bien es cierto que no son pocas las dificultades…

La necesidad de trabajar la empatía tras el confinamiento

Hoy nos centraremos en desarrollar qué es y para qué sirve la empatía. Antes de nada, creemos conveniente hacer una distinción entre los términos de simpatía y empatía, ya que pueden dar lugar a equivocación por ser parecidos. Simpatía: es la expresión subjetiva de pensamientos y emociones, así como de poder sentir lo que el…

El humor y la salud mental

Podría definirse el humor como cualquier estímulo que pueda provocar la reacción de la risa. De tal manera, el sentido del humor sería la capacidad de estimular la risa. Tanto la risa, como el humor, han sido estudiados a lo largo del tiempo por muchos autores y científicos. Han sido muchas las disciplinas que se…

Cómo desarrollar tolerancia a la incertidumbre

En un artículo anterior hablábamos sobre cómo la habilidad de la tolerancia a la incertidumbre nos protege psicológicamente ante la ansiedad y la preocupación. Podríamos definir la tolerancia a la incertidumbre como la capacidad para manejar la falta de seguridad, de certeza y de respuestas claras a las que nos enfrentamos en nuestra vida. Por…

La tolerancia a la incertidumbre, una herramienta esencial

En estos tiempos que corren, nos enfrentamos a grandes dosis de incertidumbre, que muchas veces nos pueden generar gran malestar y angustia. No sabemos cómo afrontaremos la situación económica que se nos viene encima, cuánto tiempo más durará el confinamiento, o cómo será la nueva normalidad. Aunque en estos momentos esta incertidumbre sea particularmente notable,…

Tengo miedo a contagiarme

Desde hace algo más de dos meses estamos viviendo una circunstancia excepcional, que ha cambiado radicalmente nuestro estilo de vida y comportamiento. El virus que causa el COVID-19 ha sido capaz de transformar, de la noche a la mañana, nuestros hábitos, nuestra sociedad y economía. Los datos que le rodean hacen que cada vez seamos…

¿Cuáles serán las consecuencias psicológicas tras la cuarentena?

En estas últimas semanas empezamos a vislumbrar el fin del confinamiento, después de casi dos meses en cuarentena. Aunque todavía faltan varias semanas para que culmine la desescalada y todo vuelva a la normalidad, hemos de saber que el final de este periodo puede traer consecuencias a nivel psicológico. Todo el sacrificio y la pérdida…

Afrontar el estrés del teletrabajo durante la pandemia

En los últimos artículos del blog estamos abordando los cambios producidos en nuestras vidas a raíz del COVID-19. Debido a la envergadura de la pandemia, la mayor parte de los cambios son comunes para todos. Algunas situaciones, como la gran incertidumbre a la que nos vemos sometidos, el confinamiento prolongado, el cambio en el nivel…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *