IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

No Comments 117 Views2


Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia y ocupa el centro de atención.

Muchas personas, y especialmente mujeres, se sienten insatisfechas con su cuerpo o con alguna parte de él. Esta preocupación, que es tildada de superficial en muchas ocasiones, no es, en absoluto, algo fútil.

Cómo se siente una persona con su cuerpo, tiene una gran resonancia en su autoestima. La autoestima depende de cómo nos valoramos y sentimos con nosotros mismos, por ello, la valoración que hacemos en nuestro cuerpo no queda excluida de esta ecuación. Más aún, si tenemos en cuenta que vivimos inmersos en una sociedad que cada vez rinde mayor culto al cuerpo.

– Si quieres saber más sobre la autoestima y el autoconcepto, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

¿Es posible cambiar cómo te sientes con tu cuerpo?

La imagen corporal, cómo te ves y te sientes con tu cuerpo, no es algo con lo que nacemos. Se va construyendo a lo largo de la vida, a través de numerosas experiencias, que la van modelando.

La imagen corporal se crea en base a la percepción, valoración y comportamiento que desarrolla una persona respecto a su cuerpo. Por tanto, es la vivencia subjetiva de una persona hacia su cuerpo, y no el cuerpo en sí, lo que le generará bienestar o malestar.

Esta es una cuestión clave, pues cuando hablamos de percepción, valoración y comportamiento, hablamos de aprendizaje. Estos comportamientos y actitudes en torno al cuerpo, que han sido aprendidos, se pueden modificar. Una persona puede aprender a querer y valorar su cuerpo.

– Si quieres saber más sobre la imagen corporal, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Cómo cambiar tu actitud hacia tu cuerpo

Detecta los mensajes tóxicos que envían la publicidad y los medios de comunicación:

Uno de los contextos que más influencia tiene en nuestro aprendizaje son los medios de comunicación. Nos encontramos permanentemente expuestos a ellos, por tanto, su influencia es inevitable. A través de estos y de la publicidad, vamos aprendiendo qué pensar, sentir y cómo actuar respecto a nuestro cuerpo.

Cuanto más críticos seamos, mejor podremos frenar su influencia negativa sobre nosotros. A continuación desarrollamos algunas de las ideas que subyacen en los medios de comunicación, y que son tóxicas:

1. Debes tener un cuerpo perfecto y delgado, lo que te proporcionará éxito y felicidad.

Se sitúa el cuerpo, un cuerpo muy concreto, como el centro de la felicidad, y otras características personales resultan secundarias. Además, el ideal que se plantea es irreal, lo que conduce a la insatisfacción permanente.

La experiencia clínica y diversos estudios demuestran que la relación entre atractivo físico, felicidad, y satisfacción en la vida no es tal. Lo cierto es que, cuanto más se preocupa una persona por su físico y más tiempo dedica a cuidarlo, menos satisfecha se siente de él.

2. Puedes conseguir el cuerpo que quieres, depende de ti

Esta idea provoca de manera directa la culpabilidad para quienes no consiguen el cuerpo que desean. El cuerpo y la silueta corporal son muy difíciles de modificar, es una cuestión de biología: estructura ósea, genética, el funcionamiento del metabolismo…

3. Hay medios para conseguir ese cuerpo ideal.

Aquí entran en juego todo tipo de productos y servicios estéticos que permitirían alcanzar esa imagen ideal. Puesto que el cuerpo ideal es irreal, la única forma de resolver la discrepancia entre cuerpo real e ideal, es a través del consumo.

Revisa pensamientos sesgados en la valoración que haces de tu cuerpo

– Si quieres saber más sobre las creencias irracionales, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre cómo influyen nuestras creencias en nuestros problemas, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Por otra parte, no solo la influencia externa repercute en como una persona valora su cuerpo. Cada persona tiene una gran responsabilidad en su propio bienestar, esto es, tiene una gran capacidad de acción.

Cómo se siente una persona respecto a su cuerpo depende de cómo lo valora, de cómo piensa acerca de él. La forma de valorar el cuerpo, como hemos visto, se puede haber aprendido de la publicidad y medios de comunicación. Pero también depende del estilo de pensamiento de cada persona.

Existen ciertos sesgos cognitivos que impiden valorar de manera objetiva y racional las situaciones. Provocando que la persona que los presenta sienta malestar respecto a su cuerpo, debido a esta forma de pensar distorsionada.

Dado que muchas veces este discurso está muy automatizado, prueba a preguntarte si lo mismo que dices de tu cuerpo se lo dirías a un amigo. Esto quizá te ayude a detectar que tu discurso puede estar siendo negativo e injusto.

– Si quieres saber más sobre las distorsiones cognitivas, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Acepta tu cuerpo

Aceptar consiste en cambiar el foco de atención de lo negativo a lo positivo. Una visión positiva de la imagen corporal implica centrarse en aquello que nos gusta más, y dejar de centrarnos y luchar con lo que no nos gusta tanto.

Por otra parte, aceptar implica exponer el cuerpo tal y como es, dejar de ocultarlo. Exponerse permite comprobar que la visión de los supuestos defectos no genera el rechazo que se anticipaba. Por tanto, en la medida que la persona deja de intentar modificar o disimular cómo es su cuerpo, empieza a sentirse mejor con él.

Existen multitud de conductas de evitación que mantienen el malestar respecto al propio cuerpo. Algunos ejemplos son: mirarse repetidas ocasiones en el espejo, buscar ropa que tape o disimule ciertas zonas, pedir confirmación a otros… Prueba a eliminar estas conductas, y dejarte ver tal como eres. No solo reducirás tu malestar, sino que, posiblemente te muestres más seguro de ti mismo, y eso te haga resultar más atractivo.

Si quieres recibir ayuda por una cuestión relacionada con tu imagen corporal, o sobre cualquier otro tipo de problema, no dudes en contactarnos. Contamos con un equipo de psicólogos expertos y dispuestos a ayudarte. Puedes contactarnos pinchando aquí

*Fuente consultada: Alimentación, modelo estético femenino y medios de comunicación. Rosa María Raich, David Sánchez, Gemma López.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Maiana García

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…

La Psicología positiva y el bienestar

En el año 1998 Martin Seligman fue nombrado presidente de la Asociación Americana de Psicología. A partir de ese momento, comenzó un gran cambio en el enfoque de la investigación psicológica otorgando una mayor importancia a los aspectos más positivos del individuo, alejándonos de este modo de una visión demasiado “patologicista” por el que avanzaba…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *