Rabietas: 4 normas para gestionarlas

Las rabietas son algo relativamente habitual de ver en niños pequeños. Para ellos es difícil gestionar la frustración en determinados momentos y emplean esta estrategia para conseguir un determinado objetivo. Sin embargo, para su desarrollo y aprendizaje es necesario que los adultos que estén a su alrededor sepan gestionarlas adecuadamente. Para ello en el artículo de hoy os traemos unas premisas que os pueden ayudar a manejar este tipo de situaciones correctamente.

rabietas

4 normas para gestionar una rabieta 

1. Paciencia 

La primera norma que hay que tener en cuenta es nuestra paciencia. Lo más importante para gestionar las rabietas es tener paciencia y entereza, ya que lo más previsible es que ésta tienda a aumentar hasta que se acabe por completo. En estas situaciones es normal sentir nervios o incluso ansiedad, por lo que puede sernos útil emplear técnicas de respiración. Cuando pongamos en marcha las estrategias de las que hablamos hoy, el niño va a tender a reaccionar aumentando la rabieta para conseguir su objetivo. Pero lo importante es persistir, ya que si no lo hacemos le estaremos enseñando a comportarse de esta forma para conseguir lo que quiere.

– Si quieres saber más sobre técnicas de relajación, puedes leer nuestra sección de la web sobre ellas pinchando aquí.

2. Mantenernos firmes en nuestra opinión 

La segunda premisa es la de mantenerse firme en nuestra decisión. Si hemos decidido que no le damos una cosa al niño o que vamos a hacer algo de  un determinada forma es importante que nos mantegamos firmes en eso. Si el niño es capaz de argumentar de forma adecuada podremos negociar con él si lo consideramos adecuado, pero nunca cuando tiene una rabieta. En esos casos lo mejor es explicarle con un tono calmado nuestra decisión y mantenernos firmes en ella.

3. No entrar en su juego rabietas

Lo peor que se puede hacer en las rabietas es entrar en su juego, ya que le estaremos prestando atención
y será más fácil que acabemos dándole lo que quiere. Lo mejor que podemos hacer es explicarle claramente nuestros motivos y continuar haciendo nuestras cosas sin entrar a debatir con él. Si él o ella continúa insistiendo, es importante mantener esta premisa y actuar como un disco rallado. Es decir, le daremos la explicación y le pediremos que se calme si quiere hablar con nosotros y le daremos el tiempo que necesite para ello.

4. No prestar atención 

Aunque en los párrafos anteriores se ha hablado implícitamente de no prestar atención, esta premisa es muy importante y es necesario explicar detalladamente porqué. La causa de su importancia radica en la necesidad de no reforzar (es decir, no premiar) este comportamiento del niño. Las rabietas, se mantienen en el tiempo debido a que los niños suelen conseguir lo que se proponen con ellas y a la atención que reciben por parte de los padres.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

[tagcloud]

También te puede interesar…

Inteligencia y trastornos psicológicos

La inteligencia es uno de los constructos sociales más valorados por el ser humano. Todos hemos aspirado alguna vez a ser el más inteligente o darle más importancia a alguien a quien consideramos más inteligente. Pero, ¿Qué es realmente la inteligencia? ¿puede tener desventajas el ser inteligente? ¿Qué es el CI? El CI es el...

Como hacer bien una crítica

¿Qué es la crítica? Existe la idea general que consiste en considerar una crítica como algo negativo u ofensivo. Normalmente sentirse criticado sienta mal o cuanto menos nos suele poner a la defensiva. No olvidemos que una crítica no es más que la expresión de nuestra opinión sobre la conducta de los demás con un...

¿Qué no es asertividad?

Como la mayoría de la terminología psicológica, la palabra asertividad nos suena a casi todos, bien porque sabemos exactamente lo que es o bien porque lo hemos escuchado alguna vez. Este concepto suele ser muy trabajado en terapia, pues está íntimamente relacionado con la regulación emocional y la inteligencia emocional, ¿Qué es la asertividad? La...

Aprender a disfrutar de las vacaciones

Las vacaciones son un momento que todos esperamos con alegría puesto que suponen un momento de ruptura con la rutina laboral. De hecho, todos esperamos con ganas esos momentos de tiempo libre que supone tener unos días de vacaciones. Sin embargo, en ocasiones precisamente disponer de ese tiempo libre hace que tengamos ansiedad debido a...

Consecuencias del bullying

¿Qué es el bullying? El acoso escolar o bullying es cualquier forma de maltrato producido entre estudiantes de forma reiterada a lo largo de un tiempo, ya sea dentro o fuera del aula. La finalidad del acoso no es otra que la intimidación de la víctima, implicando un abuso de poder. Tipos de bullying: La...

¿Qué es un Workaholic?

Todos conocemos a alguien que dedica más horas al trabajo de lo que debería. Incluso, conocerás a alguien que dice con orgullo todas las horas que destina al día a estar ocupado en el trabajo. Obviamente, el trabajo es necesario en el mundo en el que vivimos, pero lamentablemente hemos de comunicar que destinar tantas...

Los mitos de la ansiedad

Como ya hemos expuesto en otros artículos, la ansiedad es un trastorno conocido a nivel general, ya que cada vez estamos más familiarizados con él. Desde CIPSIA intentamos dar a conocer los procesos subyacentes a este trastorno, para que las personas tengan cada vez más claro en qué consiste. Por eso hoy, intentaremos desmontar los...

Orientarnos a los propósitos de año nuevo

Una de las costumbres más habituales cuando comienza un nuevo año, son los propósitos. A todos nos ha pasado que empezamos con mucha ilusión el nuevo año y este estado de ánimo positivo nos anima a encauzarnos en proyectos personales para realizar durante los próximos meses. Dentro de estos llamados «propósitos de año nuevo» suelen...

Cómo manejar las reuniones de navidad

A estas alturas del mes ya estamos inmersos en la preparación y celebración de distintas reuniones navideñas. Muchas personas las disfrutan la Navidad, pero para otras, estas fechas les suponen un trámite a cumplir, en el que experimentan cierta incomodidad o malestar.   Estrés en Navidad: ¿por qué ocurre? Sea como sea, las Navidades pueden...