Tag Archives: psicología infantil

Tricotilomanía: mi hijo se arranca el vello, ¿qué puedo hacer?

No Comments 19 Views0

A día de hoy, la tricotilomanía se entiende como un tipo de trastorno obsesivo-compulsivo

La tricotilomanía es un trastorno que consiste en arrancar el propio vello corporal de manera repetitiva. El vello se arranca de distintas partes del cuerpo. Sin embargo, con mayor frecuencia se asocia al vello de la zona craneofacial, (cuero cabelludo, cejas, pestañas…).

Anteriormente se incluía a la tricotilomanía en el grupo de los trastornos del control de impulsos. En cambio, en la actualidad se entiende como un trastorno de tipo obsesivo-compulsivo. Este tipo de trastornos se caracteriza por la presencia de elevados niveles de ansiedad, y la realización de conductas compulsivas cuya función es el alivio de esta.

La tricotilomanía es un trastorno que puede afectar la autoestima y la capacidad de relación social de los niños. Cuando se producen calvan muy marcadas, no pasa desapercibido para el entorno social, lo que puede acarrear situaciones incómodas para el niño.

Conviene detectar y tratar cuanto antes este trastorno, puesto que los trastornos de tipo obsesivo-compulsivo tienden a cronificarse si no se interviene. Volviéndose más complicada la intervención cuanto más tiempo pase.

¿Cómo detectarlo?

Este trastorno tiene una prevalencia entre el 1 y 2% de la población adulta y adolescente. Siendo mucho más frecuentes en las mujeres. En el caso de los niños, se encuentra en proporción similar en ambos sexos.

Algunos indicios que pueden dar pistas del desarrollo de este trastorno son:

  • Tocar repetitivamente ciertas zonas con vello corporal y tirar de él (este dato no es suficiente en sí mismo, si no hay arrancamiento).
  • La conducta de arrancar pelo debe persistir durante varios meses. De manera puntual, puede darse arrancamiento de vello en los niños y ello no implicaría tricotilomanía.
  • Aparición de calvas o pelos cortos o rotos.
  • Aparición de otras conductas de tipo repetitivo.

¿Por qué surge y se mantiene esta conducta?

En la primera infancia pueden aparecer de manera puntual, y ello no es indicio de trastorno. Del mismo modo que surgen y desaparecen conductas como chuparse el dedo u otros tics, sucede con estos episodios. Cuando la frecuencia, intensidad y duración de esta conducta es elevada, es cuando hablamos de trastorno.

Emociones como aburrimiento o ansiedad pueden ser precedentes a este tipo de conductas. Este tipo de emociones surgen como respuesta a situaciones de deprivación estimular, o cambios o eventos estresantes, entre otros.

Las emociones como la ansiedad o el aburrimiento suelen ser las desencadenantes de la tricotilomanía

Si al arrancar el vello el niño obtiene un cambio en el estado emocional negativo previo, tenderá a repetirse. Las personas aquejadas de este tipo de trastorno, relatan que obtienen una sensación de alivio de la tensión o estimulación sutil que les resulta placentera. Cuando el niño encuentra “beneficioso” desarrollar esta conducta, en ausencia de otras estrategias igual o más efectivas, desarrollará un hábito.

Por ello, el mantenimiento de un contexto displacentero para el niño, que produzca emociones negativas duraderas o intensas, sin posibilidad de control de las mismas, puede favorecer la consolidación del trastorno.

Sin embargo, la conducta de arrancarse el pelo puede prolongarse pese a que desaparezcan las emociones negativas que facilitaron su aparición.

Si la conducta se repite en numerosas ocasiones, queda reforzada en presencia de otros estímulos que pasarán a tener control sobre la misma. Llegando a convertirse en un hábito.

 ¿Qué puedes hacer para ayudar a tu hijo a eliminar este hábito?

¿Qué nos dice la presencia de este hábito?

La existencia de tricotilomanía nos puede dar mucha información acerca del estado emocional de nuestro hijo. Lo que puede resultar de utilidad para ayudarle a mejorar su bienestar.

En primer lugar, observa si se produce en el mismo tipo de situación o actividad. El tipo de situaciones en que se suele producir puede dar mucha información. Por ejemplo, hay niños que tienden a arrancarse el vello cuando están haciendo los deberes. Esto puede ser un síntoma de ansiedad ante la ejecución de sus tareas escolares. O si lo hace en situaciones de conflicto con sus padres, cuando prevén una regañina, etc. Puede reflejar un exceso de temor a la situación.  

Otro tipo de situaciones tienen que ver con el aburrimiento. Si pasan muchas horas implicados en la misma actividad, y sin novedades.  

En otras ocasiones, en cambio, lo hacen cuando están desocupados, se les ve tranquilos y relajados. Este sería el caso cuando lo hacen viendo la TV u otra actividad que no requieran que utilicen sus manos. Lo que sería significativo de que se ha consolidado y generalizado el hábito.

¿Cómo actuar?

Una vez has detectado la naturaleza del tic, actúa en consecuencia. Un primer acercamiento a la solución del problema pasa por cambiar las situaciones que lo desencadenan. Cuando la causa sea la ansiedad, ser menos exigentes con ellos, ayudarles a predecir su entorno y reducir su incertidumbre. Pero también enseñarles a relajarse y proveerles de tiempo de ocio y entretenimiento. Cuando la causa sea el aburrimiento o cansancio, ayuda el hecho de organizar una agenda más adecuada a sus necesidades, intercalando juego con sus responsabilidades.

– Si quieres conocer algunas técnicas de relajación, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Datos importantes a conocer

No les regañes o afees el comportamiento. El aumento de ansiedad solo tiende a incrementar este tipo de hábitos compulsivos. En su lugar proponle otras estrategias para mantener ocupadas sus manos e impedir que ejecute la conducta.

Dado que este tipo de hábitos están muy automatizados los niños no se llegan a dar cuenta de que los hacen. Por ello puede ser de utilidad avisarle de que está realizando la compulsión. De este modo podrá poner en marcha estrategias de autorregulación.

Vencer un trastorno obsesivo-compulsivo puede ser algo complejo, especialmente si está consolidado. Por ello, te recomendamos que, si no puedes ayudar a tu hijo a superarlo, no dudes en consultar a un experto.

Si crees que tu hijo o hija presenta este tipo de conducta, no dudes en contactarnos. En CIPSIA Psicólogos somos expertos en tratar este y otros problemas psicológicos.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Maiana García

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…

Cómo utilizar la comunicación como herramienta para mejorar la autoestima de tus hijos:

No Comments 33 Views0

Una buena comunicación con nuestros hijos les ayuda a desarrollar una autoestima saludable

Como posiblemente hayas reflexionado, la autoestima es esencial para el desarrollo pleno de una persona y el logro del bienestar. La autoestima influye en todas las áreas vitales de una persona. A nivel académico, de relaciones personales, desarrollo personal, etc. Por lo que, todo lo que se haga por fomentarla ayudará a enriquecer y mejorar la trayectoria vital del individuo.

¿Qué es autoestima?

La autoestima de una persona se forja a través de múltiples experiencias y relaciones a lo largo de su vida. La autoestima se refiere a cómo se siente la persona respecto a sí misma. La autoestima se configura, entre otros aspectos, a través del tipo del discurso que tiene sobre sí mismo, sus capacidades, y su entorno.

Este discurso o diálogo interno
no es algo innato, no venimos al mundo con un discurso incorporado
genéticamente. Por tanto, nadie nace con mala autoestima. Pensemos que, al
igual que el habla es aprendida en nuestra especie, y el idioma que hacemos
propio viene condicionado por el entorno, el discurso que una persona
desarrolla sobre sí misma es aprendido también.

– Si quieres saber más sobre la autoestima, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Hay muchas formas de ir
aprendido una forma de hablarse y pensar sobre uno. Sin embargo, un factor
fundamental tiene que ver con cómo le hablan las personas de su entorno a lo
largo de su vida.

¿Cómo aprende tu hijo a
través de tu lenguaje?

 A través del aprendizaje por modelado o imitación.
Este tipo de aprendizaje es básico para el desarrollo de distintas habilidades
en los seres humanos, e incluso en algunos animales.

Podríamos poner cientos de
ejemplos de cómo se aprende imitando lo que hacen otros. Pero vamos a utilizar
el más cercano a nuestro caso: Pensemos en el idioma, ya que para alcanzar una
buena destreza oral basta con la imitación. Un niño es capaz de, en pocos años,
adquirir gran cantidad de vocabulario y una gramática correcta sin necesidad de
escolarización. Todo esto gracias a la exposición a modelos que utilizan
un determinado idioma.

Por tanto, si utilizas un
lenguaje negativo respecto a él, es de esperar que lo imite y utilice para
hablar y pensar sobre sí mismo.

4 sugerencias para
cambiar el lenguaje que utilizas con tu hijo

Utiliza un lenguaje positivo

Elogia las cosas que hace bien, y utiliza diferentes palabras para aludir a sus capacidades. Siempre habrá alguna cosa digna de ser reforzada. Escuchar las cualidades o conductas que valoran de él le llevará a desarrollar un autoconcepto positivo, basado en destrezas y méritos.

Elimina los deberías y las exigencias, y sustitúyelos por información veraz

Una educación plagada de mensajes exigentes y normas morales estrictas provoca que este tipo de lenguaje exigente y moralizador se termine utilizando de manera generalizada. Cuando se es muy autoexigente y hay un gran sentido del deber, no alcanzar los estándares marcados conllevará altas dosis de culpa e insatisfacción. Lo que inevitablemente repercute en la autoestima, atacando el sentimiento de dignidad.

En
lugar de exigir u obligar, informa de las razones para cambiar su
comportamiento. Explica cuáles son los beneficios y perjuicios de cada acción.
Es por ellos, y no por una normal moral aislada de la realidad, por los que cobra
sentido el comportamiento.

No generalices o pongas etiquetas

Cuando tu hijo cometa errores o haga cosas que no te gustan, no le etiquetes “eres un egoísta”, “no se te dan bien las matemáticas” etc.

Las
etiquetas transmiten la idea de que esa característica es interna y estable, y,
por tanto, no puede cambiar. Esto deteriorará su autoestima, y le desmotivará a
intentar cambiar.

En
su lugar utiliza frases como “no está bien que no quieras compartir con tu
hermano” o “en esta ocasión el examen de matemáticas no te ha salido bien,
habrá que prepararlo mejor la próxima vez”.

Refuerza aquellas cosas que hace bien sin “peros”

Es importante resaltar los aspectos positivos y los logros de nuestros hijos sin “peros”

Para que a una persona le llegue realmente el refuerzo y la valoración positiva que se hace de su esfuerzo, es necesario que el mensaje no incluya de manera constante referencias a las cosas que podría haber hecho mejor.

Esto
a la larga, termina resultando en una minimización de los logros. Lo que
se consigue es transmitir que nunca se es suficiente, y desarrollar actitudes
perfeccionistas.

Estas son tan solo algunas
sugerencias sobre cómo repercutir positivamente sobre la autoestima de tus
hijos En definitiva se trata de transmitir a través de tu lenguaje y tu actitud
que crees en tu hijo, y en sus posibilidades.

En Cipsia Psicólogos somos expertos en trabajar sobre cómo mejorar las relaciones familiares. Si necesitas nuestra ayuda no dudes en contactarnos.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Maiana García

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…

Cómo empezar el curso escolar de tus hijos con buen pie

No Comments 76 Views0

Nos encontramos en fechas que no dejan indiferente a nadie. El curso y la actividad lectiva comienzan, y con ello estudiantes y padres vuelven nuevamente a una rutina conocida.

En lo que respecta a los estudiantes, la vuelta es deseada
por algunos, especialmente los más pequeños, acompañada de nervios e ilusión. Para
otros, supone una época de renuncias, esfuerzos y obligaciones a los que no
encuentran sentido ni valor.

Del mismo modo, entre los padres nos encontramos diversas
reacciones. Algunos afrontan esta época centrados en cuestiones más prácticas y
organizativas: compatibilizar su agenda laboral con la agenda académica y sus
derivados, comedor ruta escolar, actividades extraescolares, etc. Para otros,
en cambio, el inicio del curso escolar supone la vuelta “al campo de batalla”.
Temen el inicio de los conflictos en torno al momento de hacer los deberes y
tareas escolares, las notas de los exámenes el comportamiento en el aula, entre
otros.

Sea como sea, se inicia una de las actividades más
importantes para nuestros “pequeños”. Enfocar adecuadamente esta actividad servirá
para minimizar conflictos y generar un buen clima en torno al estudio.

Algunos planteamientos fundamentales para el comienzo del curso

1. Condiciona el juego y el entretenimiento a la realización de las tareas escolares

Uno de los errores más frecuentes a la hora de afrontar la
tarde es la mala organización del tiempo y actividades. Muchos estudiantes
acostumbran a realizar en primer lugar aquellas actividades que les gustan, y
aplazar la realización de tareas escolares. Esto repercute negativamente en el
cumplimiento de las tareas de aquellos estudiantes con baja motivación al
estudio. Una forma fácil y efectiva de motivar a aquellos estudiantes menos
implicados es negociar una hora de inicio del estudio, y establecer las
actividades recreativas después. De este modo, tan solo alterando el orden de
actividades, ayudaremos a motivar y reforzar la implicación académica.

– Si quieres saber más sobre el refuerzo de comportamientos y sus beneficios, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

2. Promueve su incorporación progresiva a la realización de tareas

El concepto clave es progresión. Junto con la estrategia
anterior, ayudará mucho bajar la expectativa inicial. Entendiendo que debe
partirse de niveles de ejecución adaptados no solo al momento inicial del
curso, sino al nivel previo del estudiante. De este modo, al tratarse de
conductas que ya están disponibles en su repertorio se sentirán más motivados.

Tener una meta alta para su rendimiento no debe hacernos
perder de vista la necesidad de favorecer un comienzo progresivo.

3. Revisa las expectativas que tienes

Es muy probable que, si otros años tu hijo no ha sido un buen estudiante, tengas una expectativa muy baja hacia él. El problema de tus expectativas es que muy posiblemente se las transmitas sin ser consciente. El efecto en su autoestima, implicación y rendimiento es inmenso.

– Si quieres saber más sobre la autoestima y el autoconcepto, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Las expectativas e imagen que tienes de él se las transmites
de múltiples formas. Cómo tomas un esfuerzo suyo o un éxito, y cómo interpretas
un fallo o un despiste son radicalmente distintos en función de las
expectativas.

Es muy probable que, si tienes una imagen negativa de su
perfil como estudiante tiendas a atribuir sus éxitos a factores externos y
fortuitos, y sus fracasos a factores internos y estables. Todo esto contribuye
a formar su autoestima académica.

Por tanto, cambia la expectativa que tienes de él, busca
sorprenderte y transmítele una visión positiva de sí mismo, lejos de juicios o
críticas.

– Si quieres saber más sobre la autoestima en adolescentes, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más acerca de cómo atribuimos un resultado a una causa, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

4. Fomenta su independencia y responsabilidad de cara a los estudios

Si te has acostumbrado a acompañarlos y ayudarles en sus
tareas, o a estudiar con ellos cuando tienen un examen, es el momento para
empezar a eliminar este hábito. Esta actitud no tiene nada de beneficioso, todo
lo contrario, les enseña a ser dependientes, y no que asumir la responsabilidad
de sus resultados depende de ellos. Si esta es la situación que quieres
cambiar, prueba a ir incrementando paulatinamente el tiempo que trabaja solo.
Por ejemplo, pídele que empiece solo y luego te incorporas, levántate por
pequeños periodos de tiempo, o dile que le atiendes desde otro lugar cercano…

– Si quieres saber más sobre el fracaso escolar, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre cómo educar en el esfuerzo, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

5. Interésate por aquellos aspectos que más le llamen la atención de su regreso a clase

Muchas veces los padres, en su afán por tener todo
controlado, no atienden a los comentarios espontáneos de sus hijos acerca de
las clases y de lo que opinan sobre las asignaturas. Olvida aspectos prácticos
como la forma de evaluación, los horarios de clase y los materiales o libros
necesarios. Si quieres fomentar su interés por las materias de estudio y por el
aprendizaje, atiende a sus comentarios sobre lo que está viendo en clase que le
ha gustado o causado interés y anímale a expresar su curiosidad. Al mantener
una conversación en torno a ello, ponen el foco de atención sobre estos
aspectos que más les han gustado, y ello acrecienta su interés.

6. Implícale en otras tareas

Las clases empiezan, y aunque los estudios son una parte muy importante del desarrollo de tu hijo, no lo son todo. Fomenta otras facetas personales suyas, anímale a realizar actividades de ocio entre semana que le permitan un respiro. Implícale en las actividades domésticas y en la colaboración diaria.

– Si quieres saber más sobre por qué es bueno que los niños colaboren en casa, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Si tienes algún problema relativo al comportamiento de tus hijos, y no te ves capaz de solucionarlo por ti mismo, ponte en contacto con nosotros, tenemos experiencia en el tratamiento de este tipo de comportamientos.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Maiana García

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…

¿Cómo influye el tipo de apego en nuestras relaciones?

No Comments 81 Views0

El término apego, desde la etología, se define como un vínculo afectivo duradero entre dos individuos, que se forma a lo largo del tiempo en base a las interacciones entre ellos, y cuyo fin es la búsqueda de la proximidad para asegurar la protección y el consuelo. Fue el psicólogo John Bowlby el que llevó este concepto desde la “psicología animal” hasta la psicología humana. 

La teoría del apego de Bowlby

Al igual que otros mamíferos, los seres humanos nacemos indefensos, y con una gran dependencia del cuidado de otros individuos. Además, en nuestro caso, la infancia prolongada hace que esta necesidad de cuidado sea aún más acusada. Normalmente el ser humano desarrolla el apego en primer momento dentro de un entorno familiar. Se establece un vínculo afectivo fuerte con un cuidador principal, usualmente la madre. A partir de esta primera relación se cimentan las bases del desarrollo emocional y psicológico posterior. Dicho de otro modo, este primer vínculo resulta vital en la construcción de un modelo mental de los demás y de uno mismo, lo que tiene importantes repercusiones en la edad adulta. Desde esta representación mental, la persona interpretará el mundo de un modo u otro, y esto posteriormente influirá en sus relaciones y en su salud mental.

La función del apego

Como hemos comentado anteriormente, la función del apego es, en un primer momento, la de asegurar la supervivencia del bebé indefenso. Sin embargo, el vínculo afectivo del apego se mantiene a lo largo de la vida pasada la infancia, y puede variar a lo largo del tiempo. Esta primera relación será determinante en el desarrollo psicológico de la persona y en la formación de su personalidad. 

En las primeras etapas de la vida, el apego es lo que mantiene al niño lo suficientemente cerca de su figura de apego para proporcionarle seguridad y cuidado. En paralelo a este sistema afiliativo o de apego nos encontramos con el sistema exploratorio del niño. Gracias a este último el infante, desde la base segura que le proporciona el apego, descubre el entorno, y recibe la estimulación necesaria para su desarrollo. 

A los 6 meses aproximadamente, la relación de apego con el cuidador se consolida, y es entonces cuando aparece el miedo a los extraños. Esto asegura que el niño se mantenga cerca de la madre y no confíe en desconocidos, que podrían suponer una potencial amenaza. 

Los tipos de apego y la influencia en las posteriores relaciones de pareja

– Si quieres saber más sobre qué nos proporciona el apego, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

El procedimiento de la Situación Extraña

Los trabajos de Bowlby, psicólogo especializado en Psicología infantil, intentaron encontrar una conexión entre la calidad del vínculo de apego con el cuidador, y el bienestar psicológico del niño, a corto y largo plazo. Para ello, tomó como punto de partida los estudios de Mary Ainsworth, con la que colaboró en numerosas ocasiones. Una de las principales aportaciones de Ainsworth a la Psicología Infantil fue la creación de una prueba estandarizada conocida como Procedimiento de la Situación Extraña. En este test, el niño y su cuidador se encuentran en una sala; en un momento dado la madre sale de la habitación, y se observa la reacción del pequeño en este instante, y también cuando el cuidador regresa. El modo de actuar del pequeño da mucha información sobre la calidad del vínculo entre ambos, y según esto, se puede clasificar el tipo de apego como seguro o inseguro. Según los estudios de Bowlby, el tipo de apego resulta crucial en el desarrollo emocional afectivo, en el tipo de miedos o inseguridades de la persona y el modo de afrontarlas, y en la capacidad de resiliencia en la vida adulta.

– Si quieres saber más sobre la resiliencia, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Apego seguro

El apego seguro, el más propicio para el desarrollo óptimo del niño, es aquel en el que el adulto aporta su apoyo incondicional al infante. El niño aprende que su cuidador va a estar siempre disponible para él, que le quiere y le apoya en todo momento. El niño explora activamente su ambiente, y suele confiar en los demás.

En la vida adulta, los niños con apego seguro tienden a involucrarse en relaciones saludables. Buscan la intimidad con los demás y se sienten cómodos con cierta dependencia hacia su pareja. No están constantemente preocupados por la continuidad de la relación, y establecen relaciones estables y confiadas.

Apego inseguro

El apego inseguro suele derivar de la neglicencia o inconstancia en el cuidado por parte de la figura de apego. Los niños no establecen un vínculo seguro y satisfactorio con el cuidador, lo que tiene graves efectos, no sólo en sus primeros años, sino en el desarrollo emocional y en la formación de relaciones más tarde. 

Apego ansioso-ambivalente

Este tipo de apego aparece usualmente cuando el cuidado por parte del adulto es inconsistente. El cuidador no siempre atiende a las demandas del niño, por lo que este no tiene la seguridad de que el otro le vaya a hacer caso en un momento dado. Es por ello que estos bebés muestran gran ansiedad cuando el cuidador sale de la habitación en la prueba de la Situación Extraña, y son difíciles de consolar aún cuando el adulto ya ha vuelto. 

Tienen dificultades al explorar el medio, y muestran emociones contradictorias o ambivalentes, lo que les provoca gran angustia. Si en ausencia del cuidador lloran desconsoladamente, en su presencia muestran una mezcla de enojo y preocupación al interaccionar con él.

En su vida adulta, estos niños se implicarán más fácilmente en relaciones tóxicas o de dependencia. Aunque sus relaciones suelen ser cortas e intensas, la necesidad de aprobación y de validación constante hará más fácil que caigan en una relación abusiva.

– Si quieres saber más sobre las relaciones tóxicas, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Apego evitativo

Los niños que ven desatendidas sus necesidades de manera sistemática suelen presentar este tipo de apego. La negligencia por parte de sus cuidadores les provoca gran sufrimiento desde edades tempranas, y hace que desarrollen una autosuficiencia y que establezcan distancia emocional con los demás desde muy pequeños. Son muy independientes, ya que han aprendido que no pueden contar con los demás, pero al mismo tiempo presentan gran ansiedad y malestar. Exploran poco el medio que les rodea, y apenas reaccionan cuando el cuidador desaparece de su vista. 

En sus relaciones en la vida adulta, este tipo de apego se traduce en una evitación de los demás, y en el miedo a la intimidad. Suelen ser egocéntricos, fríos y distantes, y no se implican en las relaciones.

Apego desorganizado

El apego desorganizado sería una mezcla de los dos anteriores. Sería el polo opuesto al apego seguro, y muchos autores lo conciben como una falta de apego. Es común en casos de abandono temprano o de abusos en la infancia, tras los cuales desarrollan miedo hacia su figura de apego. 

Estos niños a menudo experimentan explosiones emocionales. Rompen juguetes, pegan a otras personas o les amenazan. Son impulsivos, y la falta de desarrollo emocional hace que las situaciones a menudo les sobrepasen. Como no han aprendido a gestionar sus emociones, sufren a menudo desbordamientos emocionales.

En la vida de pareja, el apego desorganizado se suele asociar a la evitación de los demás y en el miedo a la intimidad y a la dependencia. En el fondo anhelan una relación, pero a la vez parecen rechazarla, y frecuentemente se implican en relaciones conflictivas.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…

Educar en el esfuerzo: niños más fuertes y capaces

No Comments 144 Views0

Vivimos en una sociedad en la que se ensalza cada vez más el valor de lo inmediato. Donde se enseña que el bienestar y la felicidad se pueden obtener cómodamente y sin esfuerzos a través del consumo. Nada más lejos de la realidad: si bien es cierto que se puede obtener gratificación de una manera sencilla y rápida, el bienestar y la satisfacción personal vienen de la mano del esfuerzo, dedicación, y, en muchas ocasiones, del sacrificio o renuncia del placer inmediato.

En este artículo queremos abordar la importancia de enseñar a los niños desde pequeños el valor del esfuerzo. Los niños que aprenden pronto el valor del esfuerzo, serán adolescentes motivados y adultos responsables y autorrealizados.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de esfuerzo?

Cualquiera de nosotros sabe que la
mayor parte de las cosas valiosas que deseamos conseguir, requiere de una
importante cantidad de tiempo y esfuerzo, según sea el objetivo.

Esforzarse implica llevar a cabo diversas conductas, en muchas ocasiones con una elevada frecuencia o intensidad, y con unos estándares muy concretos (no vale hacerlo de cualquier manera), para conseguir un determinado fin. Además, en buena parte de las ocasiones, es necesario mantener dichas conductas a medio/largo plazo para obtener resultados. Por último, para completar la ecuación del esfuerzo es necesario contemplar las renuncias que implica esta dedicación.

Por ejemplo, para aprobar una
asignatura, no bastará con ir a clase, sino que es necesario tomar apuntes,
estar atento, repasar en casa… y no basta con hacerlo un único día. Esta suma
de esfuerzos, y la renuncia a otros entretenimientos, es la que dará como
resultado el aprendizaje y/o aprobado. La recompensa al esfuerzo realizado.

¿Cómo aprende un niño el valor del esfuerzo?

En primera instancia, son los
padres quienes enseñan al niño a esforzarse. Por lo general, este aprendizaje se
produce de manera natural, cuando los padres van exigiendo progresivamente
mayor dedicación en el menor para recompensarle. Tras sucesivos ensayos, el
niño aprende la relación entre su acción y el refuerzo consiguiente.

Al contrario sucede en los niños
sobreprotegidos. Estos niños reciben todo tipo de regalos y atenciones sin
tener que hacer por ganarlos, sin superarse a sí mismos. El aprendizaje de
estos niños es que no depende de ellos lograr una serie de metas. Pueden tener
de todo, pero no saben cómo obtenerlo.

Siguiendo con el ejemplo del ámbito académico: hay padres que estimulan a sus hijos con más tiempo de juegos o algún privilegio el fin de semana, si además de hacer todos los deberes repasan cada día. O si colaboran con una serie de tareas domésticas, les recompensan con una pequeña paga al final de la semana.

Esto tiene múltiples beneficios
para el niño, pues incrementa su motivación y promueve un ambiente positivo en
casa, entre otros. Pero sin duda, uno de los efectos más importantes es que
mejoran su percepción de autoeficacia: la sensación o creencia de que pueden
conseguir lo que se proponen a través de su esfuerzo.

Progresivamente, el esfuerzo se
va generalizando a distintos ámbitos. El niño aprende que esa misma relación
entre esfuerzo o dedicación y obtener la consecuencia deseada, funciona para
distintos objetivos. Esto repercute enormemente en su motivación y autocontrol.

¿Qué relación tiene la motivación con el esfuerzo?

Tener motivación es anticipar que
si se realizan determinadas acciones se va a alcanzar un logro o meta deseada.
Consiste en saber qué tienes que hacer para conseguirlo, y creer que puedes
conseguirlo.

Al contrario de lo que se suele suponer, la motivación no es algo intrínseco al individuo. Nuevamente, la motivación es fruto del aprendizaje y de la experiencia. La motivación de un niño por conseguir un determinado logro o meta tiene que ver con su experiencia. Si ha tenido éxito en ocasiones anteriores, cuando se ha propuesto algo y se ha dedicado a ello. Por este motivo, aquellos niños que han sido educados en el esfuerzo, serán niños con mayor motivación, con interés en enfrentarse a retos superiores, y capaces de asumir cada vez más responsabilidades.

Pero ¿qué sucede cuando los niños no han aprendido a
esforzarse?

A medida que el niño crece, y entra en la adolescencia, se va a ir enfrentando a contextos más demandantes. Esto quiere decir que, para obtener éxito tendrá que realizar un esfuerzo y dedicación mayores. Si no ha aprendido esta sencilla relación, no podrá progresar igual que sus compañeros.

Por otra parte, el problema se acrecienta
cuando aparecen opciones que ofrecen refuerzos inmediatos. Con menos esfuerzo y
de manera mucho más cómoda, el niño o adolescente obtiene refuerzo, que compite
con el refuerzo otorgado por un esfuerzo mayor.

Algunos problemas característicos en este perfil de niños son:

Falta de motivación hacia el estudio y fracaso escolar.

Cuando la exigencia académica aumenta, van a acusar una gran bajada de rendimiento y ausencia de motivación hacia el estudio.

– Si quieres saber más sobre el fracaso escolar, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Adicción a sustancias y adicciones comportamentales

Las conductas adictivas se caracterizan por proveer de un refuerzo inmediato con un esfuerzo mínimo. Es fácil que estos niños caigan en comportamientos adictivos.

– Si quieres saber más sobre la adición a los videojuegos, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la adicción a las nuevas tecnologías en los jóvenes, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Baja autoestima.

Estos niños y adolescentes no se ven capaces de conseguir sus metas por sus propios medios, lo que repercute en su autoconcepto y autoestima.

– Si quieres saber más sobre la autoestima y el autoconcepto, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la autoestima en la adolescencia, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Abulia y depresión

Abulia es un término que se utiliza para designar la falta de voluntad o energía para moverse en una dirección. Esta falta de energía llevada a un extremo, junto con otros factores desencadenantes, puede desembocar en depresión.

Si estás invirtiendo lo mejor de ti para educar a tus hijos, pero deseas contar con ayuda profesional para llevar a cabo su crianza, en CIPSIA psicólogos cuentas con un equipo de profesionales expertos en todo tipo de problemas de comportamiento infanto-juvenil. Puedes contactarnos pinchando aquí.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Maiana García

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…