Tag Archives: estigma

Autoestigma, el enemigo dentro

No Comments 262 Views0

Hace unas semanas publicamos en nuestro blog un artículo sobre cómo afecta el estigma a las personas con enfermedad mental. Hablábamos sobre las consecuencias tan negativas que conlleva el autoestigma o interiorización de dichos estigmas.
– Si quieres leer nuestro artículo acerca del estigma en las enfermedades mentales, puedes leerlo pinchando aquí
El término “estigma” fue propuesto por el sociólogo norteamericano Erving Goffman. Según este autor, el estigma surgiría ante la divergencia entre una identidad social ideal y la identidad social real. La identidad social ideal vendría marcada por las características consideradas “deseables” por una sociedad, grupo o cultura. De esta forma, cuanto más nos separemos de este “canon de identidad”, mayor será el estigma y la discriminación social.

El autoestigma

El autoestigma, como hemos mencionado, supone la interiorización de las características negativas del estigma, y la asunción de estas como propias. Esto lleva a una degradación de la propia identidad, y al empeoramiento del bienestar y la salud mental (ansiedad, depresión ...). Como es fácil imaginar, esta situación provoca en el individuo “autoestigmatizado” un descenso de la autoestima, sentimientos de ineptitud, culpabilidad, etc.

– Si quieres saber más sobre la relación entre salud física y salud mental, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí
Una de las principales peculiaridades del estigma (y también del autoestigma) es la asociación que se da entre la “divergencia a la norma” y determinados defectos morales. Así, se clasificaría a las personas con problemas de obesidad como “faltos de voluntad” o “egoístas”, a los homosexuales de “viciosos”, a los enfermos mentales como “peligrosos”, o a las personas racializadas como “poco capaces” o “inferiores”. En cualquiera de estos casos, la persona estigmatizada resulta ser la culpable de su situación. De esta manera, la discriminación hacia estas personas queda “justificada”. En el caso concreto del autoestigma, la persona acepta estos defectos morales como propios, lo que le lleva a devaluarse a sí mismo y produce una falta de autoestima.

El círculo del estigma

Dado que la principal consecuencia de la estigmatización es la atribución de características negativas, la identidad del estigmatizado va degradándose progresivamente. Desde el momento en el que el individuo se sale de la norma (esto puede ocurrir incluso desde el nacimiento), se le empieza a excluir del resto del grupo. La marginación social, especialmente en etapas sensibles como la niñez o la adolescencia, genera una peor integración social, por falta de habilidades sociales. Esto, combinado con circunstancias como el rechazo laboral, mina la autoestima del individuo y dificulta la posibilidad de cambio.

De esta manera, la situación del estigmatizado cada vez es peor, lo que alimenta el estigma a su vez. Su mala reputación, combinada con su escaso éxito social, agrava la discriminación hacia él, y así sucesivamente.

Cuando el estigma pasa a interiorizarse, las expectativas negativas de los demás se convierten en las propias. Uno se interpreta a sí mismo de manera negativa, y actúa de acuerdo a ello. Al actuar de este modo, además, está reforzando la idea negativa de sí mismo. Aquí, las distorsiones cognitivas alimentan y favorecen que la persona forme una mala valoración de sí misma.

– Si quieres saber más sobre las distorsiones cognitivas, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la autoestima y el autoconcepto, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

¿Cómo romper el círculo del estigma?

La solución a corto plazo implica modificar las creencias negativas sobre uno mismo, propias del autoestigma. Ya sólo con aceptar lo que uno es, sin culpabilizarse ni victimizarse, es un gran paso. Esto último no es sencillo, y requiere de mucho tiempo y esfuerzo. Hay que tener en cuenta que, en estos casos, el individuo que consigue salir del autoestigma, aún debe enfrentarse al rechazo social.

Es aquí donde empieza la solución a largo plazo, la desestigmatización a nivel social. Este es también un proceso largo y gradual, y puede necesitar incluso de un cambio generacional para asentarse. Las instituciones pueden jugar un papel muy importante en la normalización de algunas minorías. El apoyo social y la lucha de los estigmatizados también es clave.

Estigma, ¿culpa de unos pocos?

Considerando los efectos negativos del estigma y, especialmente, del autoestigma, podría parecer incluso cruel el mantenerlos y alimentarlos. Y, sin embargo, sería ingenuo pensar que uno nunca ha cometido este tipo de errores de pensamiento. La segregación de lo “anormal” o lo diferente es una de las bases sobre las que se asienta nuestro procesamiento mental. Como procesadores limitados de la información que somos, el poseer una serie de bases establecidas es esencial para poder explicar el mundo e interactuar con él. De alguna manera, la evitación de lo desconocido podría haberse originado en un principio, cientos de miles de años atrás, como estrategia para evitar amenazas.

Esto no quiere decir, por supuesto, que debamos mantener la estigmatización de un determinado grupo social simplemente porque sea nuestra “tendencia natural”. El hecho de que el rechazo a lo desconocido pudiera haber resultado adaptativo en un pasado lejano, no justifica este tipo de conductas. No obstante, el hecho de que sea algo tan automático en nuestra forma de pensar, hace que la desestigmatización requiera de un proceso complejo de aprendizaje.

En CIPSIA Psicólogos contamos con profesionales con experiencia en el tratamiento de este y todo tipo de problemas psicológicos. Si tienes dudas sobre este o cualquier otro problema, puedes contactarnos pinchando aquí.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

 

La medicalización de la salud mental

A día de hoy, el uso de psicofármacos parece ser el tratamiento de primera elección ante problemas de salud mental. Con la aparición y el desarrollo de estos “fármacos de la conducta” en el siglo pasado, y la estandarización del diagnóstico psicopatológico, la Psicología se reduce a una perspectiva médica, en la que el paciente…

SOS las redes sociales dominan mi vida ¿Cómo hago para desengancharme?

Con la mayor disposición de tiempo libre algunas personas, especialmente niños y jóvenes, invierten buena parte de su tiempo en las redes sociales e internet. Las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea tienen grandes beneficios y son uno de los avances más definitivos de la era digital. Ya que permiten conectar personas, facilitan…

Operación bikini e imagen corporal

Aunque este año de forma algo tardía e inusual, los planes de playa y piscina siguen estando en nuestra lista veraniega. Como todos los veranos, enseñar el cuerpo se convierte en una preocupación para muchas mujeres y algunos hombres, con lo que ponemos en marcha la conocida “operación bikini”. Las “dietas milagro”, empezar a hacer…

Trastorno Obsesivo Compulsivo y COVID-19

Después de varias semanas del final del confinamiento por la crisis del COVID-19, en España las cosas van retornando a una “nueva normalidad”, en la que, si bien con medidas para prevenir rebrotes, empezamos a retomar actividades y a salir al exterior. Como hablábamos en algunos artículos anteriores, el final de la situación de aislamiento…

El Trastorno de Ansiedad Generalizada

La ansiedad y la preocupación forman parte de nuestras vidas, y cumplen la función de alertarnos y prevenirnos de un posible peligro. Son adaptativas, por tanto, mientras nos sirvan para poder ajustarnos y reaccionar de manera adecuada. No obstante, cuando alcanzan niveles excesivos, que no se corresponden con una amenaza real o suficientemente grave, y…

La importancia de dormir bien

¿Quién no ha oído alguna vez a su pareja, un amigo, familiar o conocido quejarse por no haber conseguido dormir bien alguna noche? Además de los problemas que le ha conllevado al día siguiente. Todos hemos sufrido en nuestras carnes una noche en vela, por ese motivo rápidamente empatizamos ante esa circunstancia. Es sabido que…

El error y el pensamiento contrafactual

¿Qué es el pensamiento contrafactual? Una expresión adecuada para entender qué es el pensamiento contrafactual sería “lo que pudo haber sido y no fue”. Otra muy en boca de todos sería la coletilla lingüística de “y si…”, que muchas veces ponemos en juego para señalar una alternativa que no tomamos pero que creemos que posteriormente…

Tricotilomanía: mi hijo se arranca el vello, ¿qué puedo hacer?

La tricotilomanía es un trastorno que consiste en arrancar el propio vello corporal de manera repetitiva. El vello se arranca de distintas partes del cuerpo. Sin embargo, con mayor frecuencia se asocia al vello de la zona craneofacial, (cuero cabelludo, cejas, pestañas…). Anteriormente se incluía a la tricotilomanía en el grupo de los trastornos del…

¿Qué creencias impulsan a la adicción a los juegos de azar?

Los juegos de azar están en boca de todos. Suscitan emociones y actitudesencontradas. En los jugadores se vive con ilusión, y en ocasiones euforia,pasando inevitablemente a sentimientos de decepción. Desde el entorno social,en el que cada vez existe más conciencia sobre esta problemática, se mira a losjuegos de azar con creciente preocupación e intenso rechazo.…

¿Qué es ser normal en términos de salud mental?

No Comments 264 Views0

Recientemente publicamos en nuestro blog un artículo sobre cómo afecta el estigma a las personas con enfermedad mental. Como hablábamos en dicho artículo, las personas con trastornos psicológicos son vistas popularmente como peligrosas, impredecibles y excéntricas. Se las “segrega” de alguna forma del resto de personas “normales”, y frecuentemente se les atribuyen características negativas.

Sin embargo, la psicología actual considera que entre normalidad y anormalidad psicológica no hay una línea divisoria clara. Más bien, el ajuste psicológico constituiría un continuo desde la salud mental a la psicopatología.

– Si quieres leer nuestro artículo acerca del estigma en las enfermedades mentales, puedes leerlo pinchando aquí

Salud mental vs. enfermedad mental

Podríamos definir la salud mental como un estado de bienestar en el que el individuo es consciente de sus habilidades, y en el que es capaz de resistir tensiones moderadas en su vida. Se siente seguro y eficaz y es capaz de aportar a la comunidad con su trabajo.

Por el contrario, la enfermedad mental podría definirse como la alteración severa a nivel emocional, comportamental o cognitivo, y con ella la incapacitación del individuo en sus relaciones y en su adaptación al entorno.

– Si quieres conocer más acerca de las enfermedades mentales, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres conocer más acerca de la salud mental, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Como podemos imaginarnos a partir de estas definiciones, no es fácil delimitar qué es enfermedad mental y qué no. Además, el estado de salud mental es fácimente alterable por situaciones que no siempre podemos controlar. Por ejemplo, una persona sana podría sufrir en su vida un hecho traumático que le produjera gran malestar psicológico y acabase derivando en un trastorno psicológico como el Trastorno de Estrés Postraumático.

Anormalidad, ¿necesariamente negativa?

Como comentábamos anteriormente, la enfermedad mental suele ser descrita en términos de anormalidad, propensión a la violencia o peligrosidad. Además de esto, tendemos a asociar conductas atípicas, o que se salen de lo que consideramos como “normal”, con trastornos psicológicos. Si, por ejemplo, nuestro vecino se pusiese a gritar a las tres de la madrugada, diríamos que “Está loco” o que “Se le ha ido la cabeza”. Como podemos ver, entendemos la enfermedad mental como algo negativo e incluso despreciable. Esto afecta en gran medida a las personas con trastorno mental, e impide su integración y bienestar más allá de los perjuicios derivados de la enfermedad en sí.

¿La anormalidad implica enfermedad mental?

Comúnmente asociamos la normalidad con la adaptación social y con la salud mental. Sin embargo, esto no necesariamente es así. Un ejemplo: una persona con mayor tendencia a desarrollar ansiedad (respecto al resto de la población) tendrá mayor probabilidad de desarrollar un Trastorno de Ansiedad, pero esto no ocurrirá en todos los casos.

En psicología, el concepto de normalidad implica la proximidad a la media del grupo respecto a una característica concreta. Esto, por sí mismo, no supone que las personas “que se salen de la norma” tengan un problema, sino que simplemente difieren de su grupo de referencia. Desde la Psicología se entiende la diferencia entre normalidad y anormalidad como un continuo, y no como una separación inequívoca.

El rechazo hacia lo “anormal”

El hecho de estigmatizar a las personas que no entran dentro del concepto de “normal” tiene graves consecuencias. Las personas estigmatizadas sufren un descenso en su autoestima y en su calidad de vida. En especial, el rechazo social que sufren las personas con enfermedad mental no sólo empeora su adaptación y recuperación, sino que también les convierte en el blanco de agresiones, tanto físicas como simbólicas.

– Si quieres conocer más acerca de como detectar un problema de autoestima, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la relación entre salud física y salud mental, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

En CIPSIA Psicólogos contamos con profesionales con experiencia en el tratamiento de este y todo tipo de problemas psicológicos. Si tienes dudas sobre este o cualquier otro problema, puedes contactarnos pinchando aquí.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

 

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Estigma y psicopatología: cómo afectan los estereotipos a las personas con enfermedad mental

Aunque las cosas han mejorado, la enfermedad mental sigue siendo ignorada y demonizada en la sociedad en la que vivimos. Desde desoír las cifras de suicidio anuales hasta atribuir a las personas con psicopatología la culpa de actos delictivos, la salud mental (o la falta de ella) sigue siendo un tema tabú en nuestra vida…

La represión de emociones y su efecto sobre la salud

La represión emocional podría definirse como el intento por parte de la persona de no mostrar las conductas relacionadas con la emoción. Por ejemplo, estaríamos reprimiendo una emoción si evitásemos llorar en público a pesar de sentir tristeza. La represión emocional es una estrategia de afrontamiento que actúa una vez se ha producido la emoción,…

Triada cognitiva en la depresión

La depresión es uno de los problemas psicológicos que tiene una mayor prevalencia en nuestra sociedad. De hecho es uno de los problemas por los que más se consulta a los centros de psicología para realizar psicoterapia. La depresión es un problema psicológico que se caracteriza por un estado bajo estado de ánimo que se…

Introversión, Timidez y Fobia Social: en qué se parecen y en qué se diferencian

En el lenguaje cotidiano, solemos utilizar las palabras timidez, introversión y fobia social como sinónimos (en especial las dos primeras). A pesar de ello, no son exactamente lo mismo. Cada una de ellas tiene sus peculiaridades, aunque las tres tienen en común que tratan sobre las relaciones con los demás. La introversión, rasgo básico de…

Fobias infantiles

[/vc_row][/vc_column]

Anhedonia, la incapacidad de sentir placer

La anhedonia se define como la incapacidad de experimentar sensaciones placenteras y satisfactorias, como pueden ser la motivación, el bienestar o el interés. Este síntoma se extiende a todos los ámbitos de la vida de la persona, lo que repercute negativamente en su salud mental y su bienestar. ¿Síntoma o enfermedad mental? Cabe decir que…

Trastorno psicótico breve

La psicología es una ciencia cuyo objeto de estudio es la mente y la conducta humana. Dentro de ese objeto de estudio, nos podemos encontrar con diferentes temas de estudios y formas de aproximarse a ello. De ahí se derivan las distintas especialidades dentro de la psicología, entre las cuales se encuentra la psicología clínica…

Características de la Alexitimia

El término “Alexitimia” fue introducido por el psiquiatra Peter Sifneos en 1972, para referirse a aquellas personas que no son capaces de detectar las propias emociones, y en consecuencia, tampoco son capaces de definirlas ni de hablar sobre ellas. Este trastorno tiene graves consecuencias en la vida del individuo, ya que son las emociones las…

Estigma y psicopatología: cómo afectan los estereotipos a las personas con enfermedad mental

No Comments 293 Views0

Aunque las cosas han mejorado, la enfermedad mental sigue siendo ignorada y demonizada en la sociedad en la que vivimos. Desde desoír las cifras de suicidio anuales hasta atribuir a las personas con psicopatología la culpa de actos delictivos, la salud mental (o la falta de ella) sigue siendo un tema tabú en nuestra vida cotidiana.

– Si quieres conocer más acerca del suicidio, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber cuáles son las señales de alarma del suicidio, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

El estigma que acarrean las personas con problemas de salud mental les limita e impide su mejora. Numerosos estudios han demostrado cómo se atribuyen características despectivas a la enfermedad mental y cómo se culpa a estas personas de acciones que cuentan con escaso prestigio social. Según los resultados de este tipo de estudios, se encuentra que los enfermos mentales son vistos como sucios, excéntricos, despreciables, impredecibles, con escasa fuerza de voluntad, proclives a conductas como las drogoadicciones o a la criminalidad, etc.

El proceso de estigmatización

Según el sociólogo Ervin Goffman, el proceso de estigmatización surge a partir de la divergencia entre una identidad social ideal y la identidad social actual. La identidad social ideal vendría marcada por las características consideradas deseables por parte de un grupo o sociedad. Por ejemplo, en las sociedades occidentales se valoran en gran medida características como la extroversión o la asertividad.

– Si quieres saber más sobre las diferencias entre introversión y extroversión, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre las habilidades sociales y la asertividad, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

La estigmatización de las personas con trastorno mental consiste en la atribución hacia estas de características como la peligrosidad, debilidad e inutilidad. De esta manera, se les “segrega” de la identidad social idealizada. Esto tiene graves consecuencias, pues va a determinar cómo las demás personas interpretan sus acciones, y cómo actúan en consecuencia.

Estigma y trastornos psicológicos

Autoestigma

La más grave de las consecuencias de la estigmatización de la psicopatología es la asunción por parte del enfermo de las características negativas que se le atribuyen. Este fenómeno se denomina autoestigma o estigma internalizado.

El autoestigma lleva al individuo a un proceso de desvalorización de sí mismo y a sentimientos de ineptitud o incapacidad. La persona sufre una disminución de la autoestima y malestar generalizado, lo que normalmente agrava su condición inicial.

El estrés psicológico que conlleva la estigmatización social empeora su calidad de vida y sus posibilidades de integración social.

Estigma familiar

También se ha observado cómo influyen los prejuicios acerca de la enfermedad mental sobre los familiares de las personas con psicopatología. El rechazo social que conlleva el estar vinculado a una persona con enfermedad mental hace que estos también sufran estrés. Esto último se suma a la preocupación por la situación de la persona cercana con psicopatología. Se han observado en estos caso problemas de trastornos del sueño, dificultades en las relaciones interpersonales y una reducción del bienestar y el estado de salud general.

Estigma institucional

El estigma se extiende también a las instituciones, como pueden ser los centros sanitarios o la Administración. Aunque en el ámbito de la salud los profesionales suelen tener una actitud algo más positiva que el resto de la población, diversas actitudes pueden no resultar las más adecuadas. Por ejemplo, una falta de preparación o actitudes negativas acerca del pronóstico y posibilidad de mejora del paciente pueden limitar su recuperación.

El papel de las instituciones debería ser el de desestigmatizador. Con su labor, deberían hacer visibles a las personas con psicopatología y sensibilizar a la población acerca de su situación, desmitificándola y promoviendo la tolerancia.

– Si quieres saber más sobre la relación entre salud física y salud mental, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Estigma público

El estigma público consistiría en todas aquellas prácticas discriminativas llevadas a cabo por un grupo, en este caso hacia la persona con enfermedad mental. Los estereotipos y la estigmatización se ponen de manifiesto tanto de forma indirecta (marginación social, por ejemplo) como directa (insultos, burlas, cuchicheos, violencia física, etc.). Los estigmas se adquieren a través de la socialización de un individuo, y se hacen patentes en mayor medida cuando uno está en grupo.

El contacto interpersonal con el grupo discriminado suele reducir los prejuicios hacia las personas que lo conforman. Esta parece ser la técnica más eficaz a la hora de reducir los estereotipos y la estigmatización. De alguna manera, el tratar con estas personas ayuda a entender su sufrimiento y a sensibilizarse, además de desmontar mitos y concepciones rígidas acerca de la enfermedad mental. Así, se empiezan a desmontar creencias negativas infundadas y aumenta la tolerancia.

En CIPSIA Psicólogos contamos con profesionales con experiencia en el tratamiento de este y todo tipo de problemas psicológicos. Si tienes dudas sobre este o cualquier otro problema, puedes contactarnos pinchando aquí.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

 

Fobias infantiles

[/vc_row][/vc_column]

Trastorno obsesivo-compulsivo. Los cinco tipos más comunes.

Para hablar de los tipos de obsesiones y compulsiones más habituales, primero debemos saber qué es el trastorno obsesivo-compulsivo. El trastorno obsesivo-compulsivo, también conocido como TOC, se define como las ideas, pensamientos o impulsos de carácter recurrente e indeseado que generan ansiedad y malestar a la persona que lo sufre. Dentro de este trastorno, las obsesiones…

Síndrome del nido vacío

La vida de las personas pasa por muchas etapas muy diferentes entre sí. Cada etapa tiene sus momentos buenos y sus momentos no tan buenos. Pasar de etapa significa evolucionar, sin embargo a algunas personas les supone un problema el pasar de una determinada etapa. De hecho, el dejar atrás una etapa puede conllevar el…

¿Qué es el Trastorno Límite de la Personalidad?

El trastorno límite de la personalidad o TLP se caracteriza principalmente por la inestabilidad emocional, conductual, y de las relaciones sociales de la persona que lo sufre. Se trata de uno de los trastornos de personalidad más frecuentes. Suele aparecer hacia el final de la adolescencia, y afecta en mayor medida a las mujeres. No…

Depresión posparto

La maternidad es uno de los momentos más emocionantes de la vida de las personas. La mayoría lo vive con muchos nervios, pero con ilusión. Sin embargo, esta situación también conlleva una gran responsabilidad y en ocasiones esto genera problemas como ansiedad o depresión posparto en las mujeres. En el artículo de hoy hablaremos sobre…

Ecolalias: ¿qué son?

Dentro de la psicología infantil existen diversos problemas psicológicos por los cuales los niños pueden necesitar ayudas. Uno de los más conocidos es el trastorno por déficit de atención e hiperactividad, aunque existen numerosos tipos de problemas como la depresión, la ansiedad, los problemas de conducta, etc. En el artículo de hoy, hablamos de uno…

Señales de alarma de suicidio

El suicidio es uno de los problemas de los que se está perdiendo el miedo a hablar últimamente y es que supone un problema social en toda la población incluyendo a niños y a adolescentes. De hecho, ya se están realizando series en las que se habla abiertamente sobre este tema. Actualmente, se está dando…

Obsesiones

Dentro de la psicología clínica, los problemas psicológicos se dividen en diferentes grupos según características comunes. Uno de los grupos de trastornos más comunes, son los trastornos de ansiedad dónde se encuentran problemas como las fobias, los ataques de pánico y el trastorno obsesivo compulsivo entre otros. Este último que mencionamos es uno de los…

Miedo escénico

Hay algunas situaciones de nuestra vida cotidiana que nos resultan especialmente complicadas de gestionar o bien porque emocionalmente nos resultan difícil como las fobias o bien porque son complejas en sí mismas como la infidelidad de la pareja. Una de las situaciones que se pueden clasificar en el primer grupo es el miedo escénico. En…