Neuroplasticidad y terapia cognitivo-conductual

En el artículo de hoy hablaremos de como la neuroplasticidad y terapia cognitivo conductual van de la mano, y de como esta actúa a más niveles de los que nos imaginamos. Durante años se mantuvo la teoría de que las neuronas que fallecen no tienen la capacidad de regenerarse. Por suerte, a día de hoy se sabe que esto no es cierto gracias a la neuroplasticidad.

La neuroplasticidad es la capacidad del cerebro para formar nuevas conexiones nerviosas, en respuesta a información nueva, estimulación sensorial, al desarrollo, a la disfunción o al daño.

¿Por qué nos comportamos de una manera y no de otra?

Esta pregunta que puede parecer fácil de contestar, pero está atada a cuestiones de otra índole que pueden pasar por encima en nuestro día a día.

¿Qué tiene que ver la neuroplasticidad con el comportamiento? Aquí dejamos una breve explicación.

No podemos entender una conducta que sea ejecutada sin previo paso o procesamiento por el cerebro, aunque esta sea automática. Qué decir tiene intentar entender nuestros procesos mentales o sistema de creencias sin un componente cerebral.  Si quieres saber más sobre como influyen nuestras creencias en nuestros problemas, puedes leer nuestro artículo aquí Todo esto está sometido a las bases de la neuroplasticidad, pues para generar ese tipo de procesos ha tenido que haber un aprendizaje previo mediante el cual, se han establecido conexiones sinápticas que por repetición de la conducta o pensamiento se han visto reforzadas.

¿Es siempre la neuroplasticidad adaptativa?

Lamentablemente la respuesta es no. Imaginemos un sistema de creencias rígido y desadaptado que nos lleve a cometer conductas erróneas y pensamientos que no siempre juegan en nuestro favor como por ejemplo:

  • Ideologías extremas.
  • Pensamiento totalitarista.
  • Perfeccionismo.
  • Narcisismo.

La neuroplasticidad aquí juega un papel clave, ya que ayudaría a la consolidación de las conexiones que mantienen este tipo de creencias, y a la generación de nuevas conexiones en la misma dirección de pensamiento.

¿Cómo influye la terapia cognitivo conductual en la neuroplasticidad?

Habiendo descrito de manera breve en que se basa la neuroplasticidad, esta respuesta es mas sencilla que las anteriores. Aunque no lo podamos ver ni sentir, en una terapia psicológica cognitivo conductual también se trabaja al nivel de neuroplasticidad. Como ya hemos mencionado, este fenómeno está sujeto al aprendizaje y la estimulación, por tanto usando diferentes técnicas como:

  • Reestructuración cognitiva.
  • Reestructuración conductual o modificación de la conducta.
  • Resolución de problemas.
  • Trabajo en habilidades sociales.
  • Técnicas de relajación.

Podemos conseguir resultados a nivel de neuroplasticidad como:

  • Debilitar conexiones neuronales desadaptativas.
  • Establecer nuevas conexiones neuronales que desarrollen conductas mas adaptativas.
  • Fortalecer nuevas conexiones adaptativas mediante entrenamiento y repetición.

     Si quieres saber más sobre la terapia cognitivo conductual, puedes leer nuestro artículo aquí

En conclusión

Ya que es el modelo cognitivo conductual el que mayor aval científico tiene en terapia, es necesario aportar una nueva visión de cómo este modelo actúa a todos los niveles para intentar mejorarlo. No se puede entender el cerebro como un órgano aislado. Cerebro y cuerpo están sujetos a la neuroplasticidad y aprendizaje, y es aquí donde la terapia cognitivo conductual toma una nueva fuerza en sus resultados.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sergio García

 

Menú