Todo ha ido hacia adelante

Cuando llegué a Cipsia, estaba terminando una relación. Y me ayudaron a dar pasos en mi vida para mí mismo. Aprendí a cuidarme, a relacionarme, a conocerme, a estar mejor. Siempre desde el respeto, la escucha y a mi ritmo. Desde que empecé a ir todo ha ido hacia adelante. Son unos grandes profesionales que han sido un gran apoyo para conseguir ser una persona autónoma, empática y feliz. Es un camino que no tiene fin, pero te enseñan a andar por ti mismo. Les debo mucho.

Menú