Relaciones tóxicas vs sanas

Muchas veces se cuestiona uno mismo o el entorno, si la relación que tengo con mi pareja es adecuada o inadecuada, o sana o tóxica…

Es interesante evaluar una serie de aspectos en las que se puede encontrar la diferencia entre un tipo de relación y otro.

Espacio:

En las relaciones sanas se acepta y respeta la individualidad dentro de la pareja, es decir, a parte del espacio común que existe, cada parte puede disfrutar también del espacio individual.

Por otro lado, las relaciones tóxicas, se basan en únicamente un espacio común que, a modo de contrato, se pacta que todo debe hacerse en pareja. Provocando que ninguna de las partes pueda tener su independencia

Aprende más sobre las relaciones tóxicas aquí.

Confianza:

Cuando la relación esta basada en la confianza, a pesar de que pueda surgir algún celo por alguna parte, y en la comunicación, nos encontramos ante una relación sana. En la que los celos son entendidos como un posible peligro al vínculo de pareja, ante el cual ambas partes responden con una buena comunicación.

En cambió cuando la relación esta basada en celos y control sobre una de las partes, cayendo en frases como: “con quien has estado hoy…”, “seguro que has estado con otro/a…”, hablamos de relaciones tóxicas. Donde aparecen un exceso de explicaciones, o control sobre la vida y decisiones de la otra persona.

Sentimientos:

En las relaciones sanas la expresión de sentimientos sin miedo, y la posterior escucha y comprensión del otro, produce sentimientos de sentirse entendido y aceptado.

En las relaciones tóxicas, el miedo o el sentimiento de no ser escuchado o juzgado, reinan la relación. Haciendo que no podamos compartir los sentimientos o preocupaciones con la otra parte.

¿Existen las relaciones perfectas?

Esta claro que no, pero si existen relaciones que, a pesar de las imperfecciones, de momentos dificultes, miedos, inseguridades…. Si que hay una buena comunicación y acompañamiento por parte de la otra persona. Facilitando el sanar y construir una relación más fuerte que proporcione seguridad, calma y bienestar.

¿Qué son y como se comportan las personas tóxicas?

Artículo escrito por: Álvaro Castilla

Menú