Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

¿Cómo podemos hacer que nuestra vacaciones favorezcan nuestra salud mental?

No existen comentarios 1007 Visitas0


Te has preguntado alguna vez ¿cómo deben ser nuestras vacaciones para lograr una desconexión completa y un descanso absoluto?, ¿y cómo lo podemos hacer para que esta desconexión a la vuelta no tenga interferencias sobre nuestra productividad? Las vacaciones tienen que favorecer nuestra salud mental

La mayoría de la gente, durante estos días de trabajo, ya está ansiando sus esperadas vacaciones. La necesidad de evadirse ya se está haciendo inminente y debido a eso, el rendimiento laboral puede verse repercutido.

Una de las cosas que suele ocurrir es que una vez llegado el día esperado de abandono del trabajo, este se hace de forma desorganizada, apresurada y sin planificación previa. Aspecto que luego nos dificultará en nuestra posterior vuelta.

Hay muchos síntomas post vacacionales que se pueden tener en este retorno laboral, los más frecuentes son la fatiga mental y física, la desorientación, el no saber por dónde empezar a abordar las tareas, la lentitud de razonamiento, la dificultad en la toma de decisiones, etc. Esto, aparte de crearnos cierta inseguridad, también nos provoca malestar ya que nos podemos llegar a sentir insatisfechos con nosotros mismos por nuestra falta de productividad en nuestro trabajo.

Por estas razones, el equipo de CIPSIA psicólogos hemos decidido recomendar unas pautas básicas para ayudarte a disfrutar de tus vacaciones y que a su vez esta desconexión no tenga repercusiones negativas en tu vuelta al trabajo.

Uno de los aspectos más importantes y sobre la que ya hemos hecho referencia anteriormente es la planificación del trabajo que se tiene que hacer durante los primeros días después de las vacaciones. Esta planificación puede constar en:

  • Hacer una lista de tareas a realizar durante la vuelta y ordenadas por orden de prioridad.
  • Transcribir los pasos a llevar a cabo al realizar dichas tareas.
  • Dejar todo lo que pasa por nuestra cabeza apuntado, ya que cuando volvamos no tendremos la facilidad que tenemos ahora para razonar, anotar tanto las impresiones, pensamientos e ideas, como los procedimientos a seguir para desarrollar la tarea en sí.

Esto nos ayudará a desconectar de nuestro trabajo en mayor medida y nos permitirá irnos de vacaciones satisfechos y seguros de que hemos hecho todo lo que podíamos para ayudarnos en la reincorporación. El dejar todo nuestro trabajo cerrado y revisado hará que disfrutemos mucho más de nuestro descanso ya que implícitamente tendremos la percepción de que nos las merecemos en mayor medida. 

Lo mismo pasa con el “desorden en casa” y las tareas que tenemos pendientes en la organización del hogar. Es muy recomendable destinar unos días antes de las vacaciones o incluso un fin de semana para resolver los asuntos que nos quedan pendientes en casa. Esto nos será más fácil si previamente hacemos una lista de cosas pendientes. El hecho de dejar la casa mínimamente ordenada y al día, al igual que sucede en el ámbito laboral nos será de gran ayuda para poder disfrutar de una forma más plena de nuestras vacaciones y minimizar nuestra frustración en la vuelta de estas.

salud mental

El período vacacional mínimo recomendable para conseguir una desconexión y descanso adecuados es de 15 días. Para fomentar aún más este descanso y favorecer la evasión de las preocupaciones cotidianas os sugerimos una serie de aspectos a cumplir durante el desarrollo de vuestras vacaciones:

  1. No tener contacto con material laboral o tareas pendientes del trabajo.
  2. En la medida de lo posible salir de la ciudad y casa dónde se vive de forma habitual los días que cada uno pueda permitirse.
  3. Realizar actividades gratificantes para las que normalmente no se tiene tiempo. El hecho de sustituir el ejercicio de nuestra profesión y nuestras tareas habituales por otras que nos resultan gratificantes y que nos gusta hacer, es muy beneficioso para nosotros mismos ya que al hacer cosas que nos enriquecen nos estamos mandando el mensaje de que nos consideramos importantes para nosotros mismos y esto tendrá una influencia muy positiva para nuestra autoestima.
  4. Dedicar cierto tiempo a alguna actividad física para fomentar la extinción de las pequeñas preocupaciones que nos puedan surgir y de este modo mejorar nuestra evasión mental. Las actividades deportivas hacen que la persona se evada de sus problemas, que se centre en ejercitar su físico más que su mente y a su vez promueven la segregación de endorfinas, lo que facilita el descanso, mejora el estado anímico y disminuye la percepción del dolor.

Otro de los factores clave a tener en cuenta al minimizar nuestro estrés post vacacional es el hecho de programar nuestras vacaciones de manera que volvamos unos días antes de empezar a trabajar. Esto nos resultará de gran ayuda para tener una reincorporación gradual a nuestra vida y en nuestras obligaciones. De este modo podemos tener un espacio de tiempo para volver a casa y organizar las tareas del hogar (lavadoras, compra, etc.) sin que lleguen a ser estresores excesivos para nosotros. Tener una primera toma de contacto con el material o planificación de nuestro trabajo que previamente habíamos realizado y que podemos revisar antes del definitivo inicio.

Un ejercicio que es muy útil durante este tiempo previo a la reinserción laboral es visualizar o imaginar cómo serán nuestros primeros días de trabajo para disminuir el contenido estresante de este inicio. Se ha demostrado que las personas que evitan pensar en su trabajo antes de empezar, luego tienen mucho más estrés porque se encuentran con sucesos que no había previsto y las tareas le resultan más novedosas por la falta del recuerdo.

Finalmente, en cuanto a la incorporación al trabajo, es esencial empezar de una forma gradual y sin exigirnos demasiado los primeros días. Debemos acudir al trabajo un poco antes de la hora de inicio para empezar a calentar motores, tomarnos un café de forma relajada, y empezar con las tareas que tantas veces hemos planificado y repasado.

Una vez hechas estas pequeñas recomendaciones, solo nos queda desearos que paséis unas felices vacaciones. Esperamos que disfrutéis de vuestro descanso.

Artículo escrito por Psicologos Madrid Cipsia Psicólogos: Anna Cadafalch

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR