Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

Trastorno obsesivo-compulsivo. Los cinco tipos más comunes.

No existen comentarios 512 Visitas0


Para hablar de los tipos de obsesiones y compulsiones más habituales, primero debemos saber qué es el trastorno obsesivo-compulsivoEl trastorno obsesivo-compulsivo, también conocido como TOC, se define como las ideas, pensamientos o impulsos de carácter recurrente e indeseado que generan ansiedad y malestar a la persona que lo sufre.

Trastorno-obsesivo-compulsivo.-Los-cinco-tipos-más-comunes

Dentro de este trastorno, las obsesiones hacen referencia a los pensamientos repetitivos que se caracterizan por ser invasivos y escapar al control del individuo. Por su parte, las compulsiones son las conductas repetitivas y estereotipadas cuyo fin es evitar o reducir la ansiedad generada por la obsesión.

Aunque existen numerosos tipos, hoy os vamos a hablar de las cinco obsesiones/compulsiones más comunes.

 

  1.     Contaminación, suciedad / LimpiezaTrastorno-obsesivo-compulsivo.-Los-cinco-tipos-más-comunes     

Las obsesiones se centran en la contaminación, la sensación de estar sucio, o la posibilidad de contraer algún tipo de enfermedad.

Las compulsiones procuran evitar el contacto con las personas, objetos o lugares que pudieran ser el foco de la suciedad o la contaminación. Se trata de la modalidad más frecuente. En ella, es común la realización de rituales de higiene y limpieza.

  1.     Orden / Perfeccionismo, simetría

En este caso, las obsesiones giran sobre la necesidad de que todo se encuentre ordenado y dispuesto de forma correcta.

Como consecuencia se dan conductas que ayuden a estas personas a restablecer ese orden, en busca muchas veces de la simetría. Estas personas suelen caracterizarse también por ser meticulosas y perfeccionistas al llevar a cabo determinadas acciones.

  1.     ComprobaciónTrastorno-obsesivo-compulsivo.-Los-cinco-tipos-más-comunes

Las obsesiones se centran en la realización de numerosas comprobaciones con el fin de evitar las consecuencias posibles que se podrían derivar de cada situación.

Ejemplos de ello podría ser comprobar numerosas veces que se ha apagado el gas, que se ha cerrado el coche, o que se ha realizado correctamente alguna tarea. En muchas ocasiones estas personas utilizan además la estrategia de reaseguración, mediante la cual preguntan a otra persona si les ha visto realizar la acción de verificación concreta.

  1.     Acumulación

Las obsesiones se relacionan con la dificultad para desprenderse de las cosas, lo que se explica por el miedo a tirar algo que puedan necesitar en un futuro.

Las compulsiones consisten en guardar, almacenar y acumular objetos que en muchas ocasiones carecen de utilidad.

  1.     Repetición

Las obsesiones se centran en la creencia de que mediante la repetición de determinadas conductas conseguirán evitar que se produzca una catástrofe.

Estas conductas pueden variar desde ir siempre a trabajar por el mismo camino hasta santiguarse repetidamente.

En CIPSIA Psicólogos contamos con profesionales especializados en el tratamiento del trastorno obsesivo-compulsivo. Si quieres, puedes ponerte en contacto con nosotros pinchando aquí.

 

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Beatriz Cerezo

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR