Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

La psicología es una ciencia que estudia la mente y la conducta humana. Para ello, se establecen diferentes áreas de conocimiento dentro de la propia psicología que intentan explicar los diferentes fenómenos y aspectos de las personas. Así, uno de los ámbitos más importantes es la psicología clínica o de la salud. El objetivo de este área es el estudio de los problemas de salud psicológica y las formas de solucionarlo más eficaces. Dentro de los distintos modelos de terapia, destaca la terapia cognitivo – conductual por su base empírica. Sin embargo, basándose en esta teoría han surgido nuevos marcos terapéuticos que se denominan como terapias de tercera generación. Una de estas terapias es la Terapia de Aceptación y Compromiso o ACT. En el artículo de hoy hablaremos sobre esta terapia.

Terapia de Aceptación y Compromiso
Terapia de Aceptación y Compromiso

Si quieres saber más sobre la terapia cognitiva, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Terapias de tercera generación

Antes de comenzar a ver en profundidad en qué consiste la Terapia de Aceptación y Compromiso, es importante entender qué son las terapias de tercera generación y cuál es su objetivo. Así pues, se denomina como terapias de tercera generación a un grupo de psicoterapias que basándose de la terapias conductuales busca mejorar las limitaciones que se han observado en sus predecesoras.

Este grupo de terapias tienen el objetivo principal de modificar aquellos patrones conductuales desadaptativos, al igual que la terapia de conducta, pero con un enfoque más centrado en la persona y en su contexto social y cultural.

Terapia de aceptación y compromiso o ACT

La terapia de aceptación y compromiso es una de las denominadas terapias de tercera generación que cuenta con una mayor base de demostración empírica de su eficacia. Su característico principal es la búsqueda de la mejora a través de la aceptación del dolor y el malestar como parte de la vida y el compromiso con nuestros valores que guiarán nuestro comportamiento. La aceptación y el compromiso están íntimamente relacionados con la consciencia entendida como la capacidad de situarnos emocional y físicamente en el momento presente. Es decir, el aquí y el ahora. Esta consciencia nos ayudaría a determinar nuestras emociones, aceptarlas y a través de nuestro compromiso con nuestros valores decidir qué hacer con estas sensaciones.

Una parte fundamental de la Terapia de Aceptación y Compromiso se centra en el estudio del lenguaje y la influencia que tiene en el desarrollo de los problemas psicológicos. Según este modelo de psicoterapia, a través del lenguaje tenemos la capacidad de luchar contra nuestras emociones y enredarnos en eventos negativos que nos generan malestar y no nos permiten orientarnos hacia nuestros valores. Por ello, esta terapia basa una parte de su intervención en ser conscientes de estas tendencias, analizarlas y re-contextualizarlas.

Por último, otra de las principales características de la Terapia de Aceptación y Compromiso es la creencia que gran parte de los problemas se generan por la “evitación experiencial”. Este concepto hace referencia a la tendencia a evitar o huir de aquellos pensamientos o emociones negativas o que nos generan malestar. Mediante esta evitación la persona no sólo no es capaz de lidiar con aquello que le pasa para aceptarlo y cambiarlo si es preciso, sino que además le impide orientarse hacia sus valores.

¿Qué tipo de técnicas utiliza?

Por último, para terminar de ver qué es la Terapia de Aceptación y Compromiso vamos a ver algunas técnicas que se emplean en este tipo de terapia psicológica. La gran mayoría de las técnicas que emplea la Terapia de Aceptación y Compromiso giran en torno a trabajar con la evitación experiencial y al uso inadecuado del lenguaje, junto con la orientación de nuestro comportamiento hacia nuestros valores. Para ello emplea técnicas que incluyen ejercicios experienciales, análisis y acción hacia los valores personales, metáforas, paradojas, etc.

¿Qué problemas trata?

En cuanto al tipo de problemas que se pueden trabajar mediante la Terapia de Aceptación y Compromiso, esta terapia ha demostrado en estudios científicos su eficacia para distintos trastornos. Alguno de ellos serían: depresión, ansiedad, dolor crónico, trastorno obsesivo compulsivo, tabaquismo, entre otros.

 Aceptación y Compromiso
Terapia de Aceptación y Compromiso

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También puede interesar…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR