Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

El delirio persecutorio: ¿Qué es?

No existen comentarios 1250 Visitas2


Según la última edición del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-V) un delirio es “una falsa creencia basada en una inferencia incorrecta relativa a la realidad externa, que es firmemente sostenida, a pesar de que casi todo el mundo cree y a pesar de cuanto constituye una prueba o evidencia incontrovertible y obvia de lo contrario”. Por lo tanto, los delirios son creencias irracionales mantenidas firmemente a pesar de la ausencia de una base que demuestre su veracidad.

El-delirio-persecutorio-qué-es

El delirio persecutorio se explica así como la falsa creencia de ser seguido, espiado, atormentado o vigilado por una o varias personas. Este tipo de delirio puede generar una alta ansiedad en la persona, ya que esta puede alterar su comportamiento y dirigirlo en función de estos pensamientos. Se caracteriza por un miedo intenso a ser observado, despreciado o agredido físicamente.

Las personas que lo sufren comparten una serie de características:

  • Tienden a interpretar cualquier suceso en función de estos pensamientos, y a actuar en consonancia con los mismos.
  • Prestan más atención a aquellas cosas que puedan darles opción a desarrollar y reafirmar estos pensamientos.
  • Desprecian todas aquellas pruebas que puedan ir en contra de sus pensamientos.

Síntomas del delirio de persecución

–        Aislamiento                        –   Estado constante de tensión y alerta

–        Desconfianza                      –   Sensación de vigilancia y amenazas continuas

–        Ataques de miedo              –   Agresividad, problemas de autocontrol

Además de estos síntomas, existen una serie de pensamientos propios del delirio de persecución. A continuación os explicamos cuatro de ellos.

Pensamientos propios del delirio persecutorio

El-delirio-persecutorio-qué-es

–    Ser seguido: es el más común de este tipo de delirio. Consiste en la creencia de ser seguido por una o más personas de forma continua.

–  Ser atormentado: las personas que sufren delirios persecutorios tienden a pensar que esas personas que les siguen buscan hacerles la vida imposible a través de pequeñas acciones.

–    Ser espiado: es frecuente en este tipo de delirio pensar que aquellas personas por las que creen ser perseguidos además les espían con algún objetivo.

–  Ser ridiculizado: por último, uno de los pensamientos que se incluyen en los delirios de persecución es el de que la persona que le sigue, lo hace con la intención de ridiculizarle o burlarse de él.

Si quieres saber más sobre los trastornos delirantes, puedes leer nuestro artículo sobre el tema pinchando aquí.

 

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Beatriz Cerezo

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR