Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

¿Por qué es bueno tener un hobby?

No existen comentarios 19 Visitas0


Hace unos meses hablábamos en este blog sobre el autorrefuerzo, que consiste en administrarse a uno mismo un premio o recompensa tras una conducta deseada. En esta línea nos encontramos con la importancia de tener un hobby, actividades intrínsecamente gratificantes, que no persiguen un fin en sí mismas. 

Al igual que el autorrefuerzo, los hobbies tienen múltiples beneficios a nivel de salud mental. Lejos de ser una pérdida de tiempo (como muchos piensan), varios estudios muestran los beneficios físicos y psicológicos de tener un hobby. Al llevar a cabo esa tarea que nos gusta, se liberan “hormonas de la felicidad” como las endorfinas y la serotonina, y se reducen las “hormonas del estrés”, como el cortisol. Esto se traduce en una disminución o reversión de los problemas físicos asociados a problemas como el estrés (riesgo cardiovascular, disminución de las defensas). Además de esto, practicar las propias aficiones tiene un efecto muy positivo sobre la motivación y el bienestar psicológico.

– Si quieres saber más sobre el cortisol y el estrés, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la relación entre salud física y salud mental, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Razones por las que es bueno tener un hobby

Como los hobbies surgen de manera espontánea y con exigencias más relajadas, son una oportunidad perfecta para descubrir nuevos talentos y pasiones. Desde practicar un deporte con los amigos hasta ir a clases de pintura, un hobby nos ayuda a desconectar y disfrutar de nuestro día a día.

Alivia el estrés y nos ayuda a desconectar

Los hobbies resultan especialmente beneficiosos si tenemos una vida ajetreada y estresante. Reservar un tiempo a la semana o al día para dedicarse a hacer lo que a uno le gusta nos ayuda a liberar la tensión del día, a despejarnos y a relajarnos.

Un buen modo de conocer gente

Las actividades compartidas, como los deportes de equipo o las clases de pintura constituyen un ambiente idóneo para conocer gente nueva. Con una atmósfera distendida, y compartiendo una misma pasión, es mucho más fácil entablar una amistad y salir de nuestra burbuja. 

Mejora de las propias capacidades y fomento de la creatividad

Como los hobbies son algo que hacemos para divertirnos, realmente no pasa nada si fallamos o no se nos da bien. Esta actitud nos da una buena oportunidad de desarrollar habilidades y de disfrutar del proceso al mismo tiempo. Además, como no tenemos la presión de tener que llegar a una meta concreta, es más fácil que surjan ideas creativas.

– Si quieres saber más sobre las ventajas de ser una persona creativa, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Aumento de la autoestima

Normalmente, cuando hacemos algo que nos gusta y ponemos empeño en ello, tendemos a ver resultados positivos. La satisfacción por mejorar nos ayuda a vernos a nosotros mismos como más capaces, lo que promueve nuestra autoestima. Cultivando nuestras aficiones tomamos partido en nuestro crecimiento personal y nuestro propio bienestar.

– Si quieres saber más sobre la autoeficacia o confianza en que las cosas nos saldrán bien, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la autoestima y el autoconcepto, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Ocupan el tiempo muerto y evitan el aburrimiento

¿A quién no le ha pasado alguna vez que cuanto más tiempo tiene menos parece aprovecharlo? En este sentido, los hobbies nos pueden ayudar a rellenar el exceso de tiempo libre. Si establecemos en nuestro horario un tiempo para dedicarnos a nuestra afición, aumentará la productividad, ya que los tiempos para hacer el resto de tareas estarán más limitados. Esto nos puede servir además de “empujón” cuando tenemos que hacer algo que no nos apetece, porque después tendremos un momento reservado para hacer algo que nos gusta.

Nos mantienen activos física y mentalmente

Practicar regularmente una actividad física que nos guste es una muy buena opción para mantenernos en forma, pues nos costará menos esfuerzo mantenerla en el tiempo. Cuando se practica deporte se liberan endorfinas y otras “hormonas de la felicidad”, que nos ayudan a sentirnos mejor y más relajados.

Otro de los grandes beneficios de practicar un hobby es que nos ayuda a mantener la mente activa, ya que estimulan el cerebro. Como acabamos de comentar, cuando hacemos algo que nos gusta se liberan sustancias relacionadas con el bienestar. Aparte de eso, muchos hobbies trabajan capacidades como la memoria y el razonamiento, por lo que son idóneos para prevenir y combatir el deterioro cognitivo que se da con la edad o con enfermedades como el Alzheimer.

– Si quieres saber más sobre el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Cultivan la diligencia

Para llegar a ser buenos en una afición, hemos de echarle horas de prácticas. La dedicación que nos exige un hobby nos ayuda a mejorar nuestro autocontrol y nuestra fuerza de voluntad, a la vez que disfrutamos.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR