Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

Cómo lidiar con la familia y disfrutar más del verano

No existen comentarios 45 Visitas0


Con la llegada de la época estival, se acercan fechas en las que vamos a compartir mucho más tiempo con la familia. La próxima finalización del curso escolar de los estudiantes, o las vacaciones para los trabajadores, disponen un panorama totalmente distinto. En ocasiones, este mayor tiempo compartido es deseado, en otras tiene que ver con compromisos. Sea como sea, la convivencia da lugar a roce, ello es totalmente normal. Por este motivo queremos profundizar en algunas ideas que nos pueden ayudar a disfrutar más de ese tiempo compartido.

Ajusta las expectativas…

Con esta expresión nos referimos a plantear metas realistas y objetivas sobre lo que queremos y podemos conseguir.

Cuando las expectativas son muy elevadas es más fácil experimentar frustración ante los problemas o momentos de malestar. La frustración es una emoción que se produce cuando no obtenemos lo que deseamos. Por tanto, cuanto mayor sea el ideal a alcanzar, más fácil será frustrarse y esta emoción tendrá una mayor magnitud.

Algunos aspectos respecto a los cuales no beneficiará tener unas expectativas realistas son:

.. respecto a las vacaciones

En muchas ocasiones tenemos una visión ideal de cómo queremos que sea el tiempo de descanso. Esperamos que las vacaciones sea un momento en el que no surja ningún contratiempo ni dificultad, y todo marche sobre ruedas. Lo cierto es que, ¿cuántas veces esto ha sucedido así?

Tener una expectativa realista, incrementará la tolerancia a los contratiempos, evitándonos enfados y decepciones. Lo que repercute claramente en la relación con los demás.

… respecto a tu pareja o hijos

En línea con lo anterior, a veces, al querer hacer de las vacaciones el momento ideal, intentamos convertir a los demás y a las relaciones en lo que no son. La idea de cómo deben ser los momentos compartidos o el comportamiento de los demás, lleva a tensiones y enfados. Es difícil que todos quieran disfrutar de las vacaciones del mismo modo. Imponer a nuestra pareja el tiempo a invertir con nuestra familia, es un ejemplo de lo que puede ocasionar grandes tensiones.

Por otra parte, esperar que no surjan los conflictos y roces que se dan todo el año parece poco realista. Puede que sea un buen momento para aceptar y conocer mejor cómo se sienten y piensan nuestros allegados, sin intentar cambiarles.

Ten en cuenta tus propias necesidades

No olvides tener en cuenta tus deseos y buscar un espacio para ti. La creencia de que, si queremos a nuestra pareja o hijos, vamos a querer hacer todo con ellos, es muy limitante y puede condicionar tu disfrute. Recuerda que querer a los demás no implica olvidarse de ti mismo. Además, tienes derecho a hacer lo que desees con tu tiempo.

El temor a plantear algo distinto y buscar un espacio propio, tiene que ver con creer que producirá una ruptura. Sin embargo, si planteamos bien nuestras necesidades, no tiene por qué producirse un conflicto. Por otra parte, ser asertivo tiene muchos beneficios, no solo incrementa el conocimiento en la relación, sino que lleva a estar más satisfecho y más unido a tu pareja.

Así que, pon en marcha tu asertividad, para plantear lo que deseas. Si eres honesto con tus necesidades y respetuoso con los demás, seguramente puedas hacer que tus vacaciones sean más satisfactorias.

– Si quieres saber más sobre los beneficios de la asertividad, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre cómo negociar en pareja, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Planifica bien el tiempo

Hay tiempo para todo si sabes planificarte. Para irse de viaje, visitar a la familia, descansar y hacer cosas nuevas en la ciudad, cumplir con tareas y obligaciones, tomar un tiempo para ti mismo etc. Sin embargo, se trata de un periodo de tiempo reducido en el que desaparecen nuestras rutinas habituales. Por ello, es fácil que podamos sentirnos desubicados y se hace necesario planificar las nuevas actividades. La planificación es una gran herramienta que nos permite sacar un mejor rendimiento del tiempo.

Para planificarte ten en cuenta:

  • El número de actividades que vas a realizar en tus vacaciones
  • Establece prioridades entre ellas
  • Determina el tiempo que te van a requerir y les quieres dedicar
  • Asigna un día o días para llevarlas a cabo
  • Utiliza tu experiencia pasada para planificarte

– Si quieres saber más sobre cómo planificar tu tiempo, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

De especial importancia será planificar el tiempo de los niños, pues ello condiciona la rutina de los adultos. Además, dado que disponen de mucho tiempo libre, se puede lograr que sea muy productivo dentro de una rutina distinta.

– Si quieres saber más sobre cómo planificar el tiempo de tus hijos en vacaciones, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Maiana García

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR