¿Le cuesta trabajo quedarse dormido o permanecer dormido durante toda la noche? ¿Se despierta sintiéndose cansado o somnoliento durante el día, aún si durmió lo suficiente? Usted puede tener problemas del sueño.

La mayoría de la gente duerme bien, pero el sueño diario regular puede ser alterado por la incapacidad de dormir, despertarse inusuales veces durante la noche o por un sueño prolongado. Las alteraciones más características son las siguientes:

Insomnio

Es el trastorno del sueño más frecuente y se caracteriza  por la dificultad de iniciar o mantener el sueño. El insomnio puede ser causado por factores biológicos (uso de estimulantes) psicológicos (habituarse a ver la televisión en el dormitorio).

El insomnio puede ser transitorio o crónico. El primero de ellos se produce por el estrés o por crisis emocionales. El insomnio crónico se debe a problemas orgánicos o psicológicos. Suelen padecerlos personas con trastornos psiquiátricos, con migrañas nocturnas, o que toman fármacos depresores del SNC. El sueño es algo espontaneo y un error común de los insomnes es obligarse a dormir mediante un acto de voluntad, con lo que consiguen permanecer aun más despiertos.

Apnea del sueño

Durante el sueño la respiración se detiene 20 segundos o más, hasta que la persona se despierta un poco, traga aire y se vuelve a dormir. Este ciclo se suele repetir muchas veces durante la noche.

Narcolepsia

Son ataques de sueño diurnos, repentinos e irresistibles, que pueden durar desde unos minutos hasta media hora y conlleva pérdida de fuerza muscular (cataplexia) y, a veces, alucinaciones visuales o auditivas.

Desordenes del sueño

  • Sonambulismo: levantarse de la cama cuando se está dormido. El sonámbulo mantiene los ojos abiertos y fijos, puede inspeccionar el ambiente evitando los objetos encontrados a su paso, incluso puede vestirse y salir de casa. Hay que evitar despertar al sonámbulo ya que le provoca angustia, además se deja conducir a la cama con facilidad. Un episodio de este tipo puede durar más de media hora.
  • Pesadillas nocturnas: sueños terroríficos, comunes en niños y adolescentes, que les provocan angustia y sobresaltos, y perturban el sueño de manera significativa.
  • Terrores nocturnos: son despertares bruscos precedidos por gritos y lloros, sin contenido onírico, por lo que no dejan recuerdos.
  • Somniloquio: consiste en hablar o emitir sonidos durante el sueño, dura pocos segundos y ocurre de forma esporádica. No es un signo de desorden patológico.
  • Bruxismo (rechinar de dientes). Suele aparecer en las dos primeras fases del sueño y a pesar del ruido producido el niño no se despierta. Su etiología es desconocida.

Desde el equipo de CIPSIA psicólogos evaluamos tus síntomas,  buscamos el origen o la problemática que está causándolos  e intervenimos sobre ellos.

Artículo escrito por Psicologo Ventas Cipsia Psicólogos: Alba Ortíz

También te puede interesar…

La medicalización de la salud mental

A día de hoy, el uso de psicofármacos parece ser el tratamiento de primera elección ante problemas de salud mental. Con la aparición y el desarrollo de estos “fármacos de la conducta” en el siglo pasado, y la estandarización del diagnóstico psicopatológico, la Psicología se reduce a una perspectiva médica, en la que el paciente…

SOS las redes sociales dominan mi vida ¿Cómo hago para desengancharme?

Con la mayor disposición de tiempo libre algunas personas, especialmente niños y jóvenes, invierten buena parte de su tiempo en las redes sociales e internet. Las redes sociales y las aplicaciones de mensajería instantánea tienen grandes beneficios y son uno de los avances más definitivos de la era digital. Ya que permiten conectar personas, facilitan…

Operación bikini e imagen corporal

Aunque este año de forma algo tardía e inusual, los planes de playa y piscina siguen estando en nuestra lista veraniega. Como todos los veranos, enseñar el cuerpo se convierte en una preocupación para muchas mujeres y algunos hombres, con lo que ponemos en marcha la conocida “operación bikini”. Las “dietas milagro”, empezar a hacer…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *