Mi hijo ha suspendido: ¿qué hago?

No Comments 527 Views0


mi hijo ha suspendido

Ahora que se acerca el verano, se acerca también el final del curso académico y por consiguiente las notas finales. Cuando los resultados han sido satisfactorios y se han aprobado todas las materias del curso esta época da lugar a un momento de descanso para el niño o adolescente. Sin embargo, no siempre se aprueban todas las asignaturas y llega el momento de prepararse las recuperaciones. En ocasiones este momento supone una situación complicada tanto para el niño o adolescente, como para sus padres generando problemas psicológicos. Por ello, en el artículo de hoy hablaremos sobre cómo gestionar estas situaciones de forma adecuada.

mi hijo ha suspendido

Mi hijo ha suspendido: ¿qué hago? 

Trabaja tus pensamientos 

Mi hijo ha suspendido, esta frase suele ser muy temida por los padres de los menores estudiantes cuando se acerca el verano. Puede generar multitud de pensamientos negativos acerca del esfuerzo realizado por nuestro hijo, a la organización de cara a las recuperaciones o incluso si necesita ayuda extra para poder aprobar estas asignaturas pendientes. Estos pensamientos nos generan emociones que es necesario que gestionemos si queremos hablar con él y buscar soluciones de forma constructiva.

Para ello, lo primero que tenemos que tener en cuenta y reflexionar sobre ello es que todos podemos cometer errores. Normalmente entendemos los errores de una forma muy negativa, sin embargo resulta más eficaz y constructivos entender los errores como parte del proceso y emplearlos como un momento de aprendizaje personal y académico. Así, no sólo conseguiremos que nuestro hijo aprenda de esta situación sino que nosotros la llevaremos con una mayor tranquilidad y sin caer en la ansiedad que se puede producir.

– Si quieres saber más sobre cómo manejar los errores, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Además, es importante que manejemos nuestro pensamientos ansiógenos o de enfado pues podemos afectar negativamente a la autoestima de nuestro hijo. Esto no quiere decir que no podamos sentir estas emociones o analizar estos pensamientos, pero hemos de hacerlo desde un punto de vista constructivo. De esta forma podremos explicárselo desde la preocupación y la enseñanza y no desde la frustración y el enfado.

No busques culpas, sino soluciones 

Una vez que hemos trabajado con nuestros pensamientos, es importante que reflexionemos antes de mi hijo ha suspendidohablar con nuestro hijo sobre cómo vamos a transmitirle la responsabilidad de lo que ha ocurrido. En este aspecto es importante que comprenda la importancia de analizar los aspectos a mejorar y no caer en una búsqueda de culpables, sino generar una situación de aprendizaje. Es importante que nuestro hijo comprenda qué ha ocurrido y cómo solucionarlo, en vez de centrarnos en regañarle por lo ocurrido.

Una vez tengamos clara esta actitud, estaremos en una mejor disposición para poder organizarnos y ayudar a nuestro hijo a recuperar estas asignaturas. Siempre teniendo en cuenta que suspender alguna asignatura no es una situación irrevocable y que se puede mejorar si se ataja de forma adecuada. De hecho, si no sabemos cómo afrontar esta organización podemos pedir consejo a su tutor o a un profesional que le ayude a recuperar estas materias.

Habla con tu hijo de forma tranquila 

Cuando ya hayamos hecho estas reflexiones, es momento para sentarnos a hablar con nuestro hijo. Dependiendo de lo que haya ocurrido y la cantidad de asignaturas debemos de afrontarlo de forma distinta. Sin embargo, es importante que esta conversación cumpla unas características importantes. La primera de ellas es que estemos con una actitud tranquila y que gestionemos adecuadamente nuestras emociones, para poder transmitir a nuestro hijo las ideas que hemos planteado anteriormente. Además, también es importante que le transmitamos tranquilidad, comprensión y confianza de cara al reto de recuperar estas asignaturas. De esta forma, el podrá entender qué ha ocurrido y cómo puede atajarlo, con motivación y apoyo por nuestra parte.

Traza un plan con él, de forma conjunta 

Por último, cuando ya hemos mantenido una conversación tranquila y constructiva con nuestro hijo o hija es importante que busquemos una solución a esta situación. Esta solución no siempre necesariamente tiene que ser la misma, sino que debe de salir de una conversación constructiva donde realmente se valore la meta a conseguir y nuestros recursos disponibles. Por ejemplo, en algunas ocasiones será mejor centrarse en alguna asignatura porque abarcar todas en poco tiempo no va a resultar posible.

mi hijo ha suspendido

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Cómo utilizar la comunicación como herramienta para mejorar la autoestima de tus hijos:

Como posiblemente hayas reflexionado, la autoestima es esencial para el desarrollo pleno de una persona y el logro del bienestar. La autoestima influye en todas las áreas vitales de una persona. A nivel académico, de relaciones personales, desarrollo personal, etc. Por lo que, todo lo que se haga por fomentarla ayudará a enriquecer y mejorar…

Cómo empezar el curso escolar de tus hijos con buen pie

Nos encontramos en fechas que no dejan indiferente a nadie. El curso y la actividad lectiva comienzan, y con ello estudiantes y padres vuelven nuevamente a una rutina conocida. En lo que respecta a los estudiantes, la vuelta es deseada por algunos, especialmente los más pequeños, acompañada de nervios e ilusión. Para otros, supone una…

¿Cómo influye el tipo de apego en nuestras relaciones?

El término apego, desde la etología, se define como un vínculo afectivo duradero entre dos individuos, que se forma a lo largo del tiempo en base a las interacciones entre ellos, y cuyo fin es la búsqueda de la proximidad para asegurar la protección y el consuelo. Fue el psicólogo John Bowlby el que llevó…

Cómo fomentar las habilidades sociales de tus hijos

Como es sabido, las habilidades sociales son fundamentales para el desarrollo de relaciones sanas y satisfactorias. Esto es especialmente importante si tenemos en cuenta que una persona se relaciona continuamente, ya sea en el ámbito académico, familiar, de amistad, de pareja, laboral etc. Además, las relaciones repercuten en el desarrollo personal, la autoestima y bienestar, lo…

Educar en el esfuerzo: niños más fuertes y capaces

Vivimos en una sociedad en la que se ensalza cada vez más el valor de lo inmediato. Donde se enseña que el bienestar y la felicidad se pueden obtener cómodamente y sin esfuerzos a través del consumo. Nada más lejos de la realidad: si bien es cierto que se puede obtener gratificación de una manera…

Efecto Pigmalión, la increíble influencia de las expectativas sobre el comportamiento

El efecto Pigmalión fue propuesto por el profesor de psicología Robert Rosenthal, a partir de un experimento publicado en 1965. En dicho experimento se pudo comprobar cómo las expectativas de una persona influyen en el desempeño de otra. Las expectativas positivas darían lugar a un mejor desempeño por parte del otro, mientras que las expectativas…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Fobias infantiles

Uno de los tipos de problemas psicológicos por el que más se suele consultar en psicología clínica son los relacionados con la ansiedad o la depresión. Dentro de este primer grupo de trastornos se encuentra uno de los tipos de problemas más conocido: las fobias. Los miedos o fobias son trastornos psicológicos dentro del grupo…

¿Es malo dar muchos regalos a los niños?

La Navidad es uno de los momentos más habituales para hacer regalos. Sin duda, los protagonistas de los regalos suelen ser los niños de la casa. A todos nos gusta ver la cara de felicidad de un niño al recibir un regalo que les ha gustado. Pero ¿qué ocurre cuando la cantidad de regalos es…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *