Mantener la motivación día a día

1 Comment 1573 Views0


Alcanzar nuestros objetivos

¿Por qué nos cuesta terminar nuestros proyectos?

En muchas ocasiones cuando empezamos un proyecto o queremos instaurar un nuevo hábito en nuestra rutina diaria nos cuesta mantenerlo en el tiempo. Es bastante habitual empezar con mucha ilusión los nuevos proyectos y dedicarles una gran cantidad de tiempo, esfuerzo e ilusión, pero poco a poco nos desinflamos con el tiempo y acabamos dejando ese proyecto apartado en un rincón sin haber conseguido nuestros objetivos. Cuando nos suceden estas situaciones suelen ser un problema de la motivación que tenemos por el proyecto en el que estamos embarcados, en concreto de cómo mantener la motivación adecuadamente para ser capaces de llevarlo a buen puerto.

En este artículo nos introduciremos en el fascinante mundo de la motivación para comprender cuáles son sus características básicas y cómo funciona, para terminar estableciendo unas sencillas pautas para aumentar nuestra motivación y mantenerla en el tiempo.

¿Qué es la motivación?

A la motivación se la define como la determinación o voluntad que impulsa a la persona a hacer determinadas acciones o comportamientos para alcanzar un determinado objetivo.

Así, tenemos varios elementos en juego en lo que se refiere a la motivación. El primero de ellos sería la voluntad, que juega un papel muy importante pues es la fuerza que va a promover la acción. Sin esa fuerza no tendrían lugar las conductas pertinentes para alcanzar los objetivo y por consiguiente, no se lograría la meta propuesta. Para que esa voluntad tenga lugar es necesario que la persona valore el objetivo a conseguir y las consecuencias positivas que le acompañan y sienta la necesidad de alcanzarlo.Tradicionalmente se han establecido dos tipos de necesidades según de dónde provengan, aunque en una misma persona pueden estar presentes ambas:

Motivación intrínseca

La motivación intrínseca se caracteriza porque el factor que impulsa a la persona para conseguir unos determinados objetivos sería interno a la persona. Es decir, lo que mueve a la persona serían cosas que no puede conseguir fuera, sino que provienen de él mismo como emociones, valores, etc.

Motivación extrínseca

La motivación extrínseca sería aquella en la cual el factor que la promueve sería externo a la persona. Este factor externo puede ser tanto material, como social, y va a depender de la persona y su contexto el valor que se dé a estos factores.

Para entender mejor lo que hemos explicado en el párrafo anterior vamos a poner un ejemplo. Un abogado tiene el objetivo de ganar un juicio para un cliente, si lo consigue le pagarán sus honorarios completos (dinero, motivación extrínseca), pero también habrá ayudado a una persona en un momento difícil lo que le hará sentirse bien consigo mismo puesto que es uno de sus valores (emociones positivas, cumplimiento de valores, motivaciones intrínsecas).

¿Qué puedo hacer para mejorar mi motivación?

Para mejorar la motivación que tenemos en un proyecto en el que hemos decidido embarcarnos es necesario hacer un buen análisis del proyecto, nuestras capacidades y habilidades para conseguirlo y lo que nos va a aportar.

Establecer el objetivo, la meta

Análisis de nuestro proyecto

El primer paso que tenemos que realizar es establecer de manera clara la meta a la que aspiramos. Para eso es necesario preguntarse ¿qué es lo que quiero conseguir? Es imprescindible definir de manera concreta a dónde queremos llegar, si nuestra definición es ambigua o poco clara es posible que a medida que nos vayamos realizando acciones para alcanzar el objetivo este cambie o no sepamos bien cuál es y nos frustremos con facilidad abandonando antes de tiempo.

Analizar nuestras capacidades

Para algunos objetivos es necesario saber realizar determinadas acciones que requieren de algún tipo de formación o entrenamiento previo, por lo que es necesario después de establecer la meta preguntarse ¿cómo llegó hasta allí? Para ello lo que debemos de hacer es establecer un plan de acción realista sobre qué pasos hay que realizar para acercarnos a nuestro objetivo. Cuando tengamos claro ese plan es necesario ver que necesitamos para cada uno de esos pasos y ponernos a trabajar. Esto nos ayudará a mantener la motivación de una forma más eficaz.

Visualizar las consecuencias positivas, las ganancias

Por último para motivarnos adecuadamente tenemos que tener presentes los beneficios que obtendremos una vez hayamos alcanzado nuestro objetivo. Para esto hay que tener en cuenta los dos tipos de motivaciones que hemos visto anteriormente y analizar qué beneficios obtendremos de cada tipo. en este punto debemos de ser lo más extensos posibles, pues estas consecuencias son un punto muy importante para mantener una buena motivación y, como veremos a continuación, para mantenerla.

¿Qué hacer para mantener la motivación a largo plazo?

Para mantener la motivación a largo plazo en un proyecto es imprescindible tener una buena motivación básica. Como punto de partida es muy importante realizar los tres pasos que hemos comentado en el apartado anterior, pues también son útiles para mantener una buena motivación a lo largo de la consecución de nuestro proyecto.

Ponernos pequeñas metas

Si sólo nos fijamos en el objetivo último, es posible que lo veamos demasiado lejano y nos genere frustración. Para mantener la motivación, es importante que tengamos en cuenta que todo proyecto es un proceso y que como tal lleva su tiempo conseguirlo, sin embargo si nos ponemos pequeñas metas que ir logrando poco a poco tenemos un objetivo alcanzable a corto plazo en el que fijar nuestra atención. Esto nos va a permitir obtener pequeñas recompensas y sensación de logro de manera continua que nos hará mantenernos enfocados en nuestro proyecto.

Recompensarnos por lo pequeños logros obtenidos

Las recompensas son muy importantes, puesto que nos va a permitir mantener viva nuestra motivación. Estas recompensas pueden ser tanto materiales (po ejemplo, permitirnos comer algo que habitualmente no consumimos) como verbalizaciones (motivarnos con frases de éxito, etc.) o cualquier tipo que se nos ocurra siempre y cuando sea algo que nos sea agradable. Lo ideal sería que estas recompensas fueran pequeñas recompensas que nos mantengan enfrascados en el proyecto, pero que nos reservásemos las más importantes para cuando logremos el objetivo final.

Revisar lo que hemos avanzado

Fijar la vista atrás y valorar lo que hemos realizado hasta el momento es una muy buena forma de mantenernos motivados en nuestro proyecto, ya que nos va a permitir ver nuestros logros y nos recordará que somos capaces de llevarlo a cabo mediante nuestro esfuerzo. Además, revisar lo que hemos conseguido también resulta de ayuda para ver si hemos dado algún paso incorrecto y ponerle solución y nos ayudará a mantener la motivación.

Tomarnos un descanso de vez en cuando

Es importante permitirnos descansar, todas las personas cuando llevan un ritmo de trabajo constante y demandante nos pasa factura tanto a nivel mental como físico. Cuando esto ocurre es importante tomarnos un tiempo para desconectar y descansar que nos permite recuperar fuerzas y volver al proyecto con más energías y motivación.mantener la motivación

Visualizar el objetivo final

Por último es muy importante que visualicemos el objetivo por el que estamos trabajando y la importancia que tiene para nosotros alcanzarlo. Esto nos va a permitir tener presente nuestra meta y recordarnos porqué invertimos tanto esfuerzo y trabajo en ello. Incluso podemos ponerlo de manera visible en el lugar en el que trabajamos para el proyecto, para que nos ayude en los momentos dónde estemos menos motivados.

Artículo escrito por Psicólogos Madrid CIPSIA Psicólogos: Sara Catalán

También te puede interesar…

Perfeccionismo y salud mental

El perfeccionismo puede llegar a estar bien visto en una sociedad competitiva como la actual. A pesar de que sabemos que la perfección es un ideal inalcanzable, no vemos como algo negativo el que una persona dedique una cantidad ingente de tiempo y esfuerzo en una determinada tarea. Y, no obstante, el perfeccionismo puede convertirse…

Cómo sacar más provecho de las vacaciones

No es novedoso para nadie que las vacaciones y el descanso son algo necesario para el estado de ánimo y el rendimiento. No en vano, es un derecho reconocido para los trabajadores. No cabe duda de que, sin tener que cumplir grandes requisitos, los periodos de descanso tienen gran beneficio para quien los disfruta. No…

Operación bikini e imagen corporal

Aunque este año de forma algo tardía e inusual, los planes de playa y piscina siguen estando en nuestra lista veraniega. Como todos los veranos, enseñar el cuerpo se convierte en una preocupación para muchas mujeres y algunos hombres, con lo que ponemos en marcha la conocida “operación bikini”. Las “dietas milagro”, empezar a hacer…

Cómo fomentar relaciones positivas con la familia y pareja durante las vacaciones

Las vacaciones son una oportunidad para el descanso y para el cambio. Dejar de lado los horarios llenos de obligaciones y responsabilidades nos permite experimentar y replantearnos cómo queremos disfrutar de nuestra vida. En vacaciones, al igual que el resto del año, nuestras actividades están entrelazadas con las relaciones personales. La calidad de las relaciones…

Cómo adoptar una actitud deportiva ante el error

El verano supone para todos un cambio en los hábitos y en las actividades a las que nos dedicamos. Esta desconexión de las rutinas cotidianas es sana y necesaria, ya que nos permite distanciarnos de nuestra realidad y valorarla de otra forma. Para los estudiantes y los trabajadores, las vacaciones suponen un alivio que permitirá…

El síndrome del impostor y el efecto Dunning-Kruger

El síndrome del impostor El síndrome del impostor fue descrito por P.Chance y S. Imes en 1978. Se trata de la creencia y el convencimiento de que uno no es capaz, o no está preparado para realizar las tareas del puesto de trabajo que desempeña. Seguramente un elemento fundamental en su aparición es el perfeccionismo…

Aceptar la crítica

La palabra crítica se refiere a la acción de discernir, referida a la idea de discernir la verdad. Etimológicamente se deriva de la palabra criterio. Aunque tengamos la intención de realizar las cosas correctamente va a ser muy difícil que quedemos al margen de la crítica de los demás. Siempre van a producirse situaciones en…

¿Cuáles serán las consecuencias psicológicas tras la cuarentena?

En estas últimas semanas empezamos a vislumbrar el fin del confinamiento, después de casi dos meses en cuarentena. Aunque todavía faltan varias semanas para que culmine la desescalada y todo vuelva a la normalidad, hemos de saber que el final de este periodo puede traer consecuencias a nivel psicológico. Todo el sacrificio y la pérdida…

Pensar demasiado

Todos alguna vez hemos tenido la sensación de dar demasiadas vueltas a un problema o asunto concreto, pensar demasiado sobre él. Ocupar mucho tiempo para no llegar a una conclusión satisfactoria y sentirnos nerviosos en todo ese proceso. El término “pensar demasiado”, también llamado “overthinking” o “rumiación” ha sido descrito por la psicóloga Susan Nolen-Hoeksema.…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *