Los problemas de preocuparse demasiado

No Comments 275 Views0


los problemas de preocuparse demasiado

La sociedad evoluciona en cada época y cada generación se enfrenta a distintos problemas a lo largo de su vida. Actualmente, nos encontramos con una sociedad que funciona a un ritmo vertiginoso en muchas ocasiones. Esto influye en la aparición de problemas psicológicos que nos afectan en nuestro día a día. Uno de estos problemas es la tendencia a darle muchas vueltas a las cosas o a preocuparse demasiado. En el artículo de hoy hablaremos sobre este problema.

¿Por qué nos preocupamos tanto?

Antes de ver los problemas de preocuparse demasiado, es importante entender las causas de por qué nos sucede esto. Por supuesto en cada persona las causas que ocasionan la sobre-preocupación serán unas u otras dependiendo de muchos factores como su historia de aprendizaje, su contexto actual, etc. Sin embargo, se observan causas de forma frecuente en las personas que tienden a preocuparse en exceso por las cosas.

Una de las más comunes es la presencia de ideas irracionales o pensamientos desadaptativos como los referentes a la autoexigencia. Cuando tienes este tipo de pensamientos y te exiges siempre hacer las cosas correctamente o según tu criterio, es más probable que haya situaciones que se escapen a este criterio y que te hagan preocuparte por ellas. Otra de las causas de preocuparse en exceso es el perfeccionismo, ya que pretender siempre alcanzar la perfección es una misión prácticamente imposible. Por lo tanto, nos encontraremos con multitud de situaciones en las que no alcanzaremos ese criterio y que nos supondrán una preocupación extra. Por último, otra de las causas más habituales es la dificultad para gestionar la incertidumbre y la falta de control. Si tenemos esta dificultad, cuando haya algo incierto o que se escape a nuestro control supondrá una fuente de preocupación difícil de gestionar.

Si quieres saber más sobre cómo influyen nuestras creencias en los problemas, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Los problemas de preocuparse demasiado

Ahora que ya sabemos algunos de las causas de preocuparse demasiado, vamos a ver los problemas de preocuparse demasiado.

Generas emociones negativas

La primera de las consecuencias de la sobre-preocupación es que ésta genera emociones negativas. Cuando nos preocupamos producimos un estado de ánimo negativo de nerviosismo o ansiedad, tristeza o incluso estrés. Si dedicamos mucho tiempo a preocuparnos por cosas que no tienen solución, al menos todavía, traemos a nuestro presente un estímulo negativo que nos va a aportar emociones negativas y que además no vamos a poder solucionar. De esta forma, nos deja una sensación de desesperanza que también va a empeorar cómo nos sentimos.

Empeoras tu estado de ánimo

Otro de los problemas de preocuparse demasiado y muy relacionado con lo comentado en el párrafo anterior, es que se generan estados de ánimo negativos. Cuando nos preocupamos demasiado y traemos de forma habitual emociones negativas innecesarias, terminamos por generar un estado de ánimo negativo. De esta forma, la sobre-preocupación nos genera estados de ánimo negativos y no sólo nos influye a corto plazo con las emociones sino que también nos influye a largo plazo.

No solucionas el problema

Como adelantábamos en párrafos anteriores, uno de los problemas de preocuparse demasiado o una de sus consecuencias es que no aportaba ninguna solución. Cuando una persona tiene esta tendencia suele darle vueltas a problemas que no tienen una solución inmediata, pero que nos generan emociones difíciles de controlar (incertidumbre, falta de control, etc.).Pero, también pueden producir dificultades para poner en marcha soluciones cuando realmente se puede. Si estamos mucho tiempo pensando sobre algo se puede producir un efecto negativo que nos impida ver una solución que está disponible para ese problema. Por lo que pensar demasiado sobre algo, nos puede dificultar su solución.

Te quitas tiempo de actividades positivas

Por último, otro de los problemas de preocuparse demasiado es la desaparición de actividades positivas o agradables. Cuando dedicamos tanto tiempo a preocuparnos por cosas, nos resta energía y ganas de realizar otro tipo de actividades. Además, como ya hemos visto nos produce emociones negativas y un bajo estado de ánimo por lo que también se hace menos probable que nos apetezca realizar otro tipo de actividades. Esto acarrea dos consecuencias negativas. La primera  es que no podemos subir el estado de ánimo al hacer actividades que disfrutamos. La segunda es que tampoco nos permite distraernos de estas preocupaciones y descansar nuestra mente.

los problemas de preocuparse demasiado

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

La necesidad de trabajar la empatía tras el confinamiento

Hoy nos centraremos en desarrollar qué es y para qué sirve la empatía. Antes de nada, creemos conveniente hacer una distinción entre los términos de simpatía y empatía, ya que pueden dar lugar a equivocación por ser parecidos. Simpatía: es la expresión subjetiva de pensamientos y emociones, así como de poder sentir lo que el…

El humor y la salud mental

Podría definirse el humor como cualquier estímulo que pueda provocar la reacción de la risa. De tal manera, el sentido del humor sería la capacidad de estimular la risa. Tanto la risa, como el humor, han sido estudiados a lo largo del tiempo por muchos autores y científicos. Han sido muchas las disciplinas que se…

Cómo desarrollar tolerancia a la incertidumbre

En un artículo anterior hablábamos sobre cómo la habilidad de la tolerancia a la incertidumbre nos protege psicológicamente ante la ansiedad y la preocupación. Podríamos definir la tolerancia a la incertidumbre como la capacidad para manejar la falta de seguridad, de certeza y de respuestas claras a las que nos enfrentamos en nuestra vida. Por…

La tolerancia a la incertidumbre, una herramienta esencial

En estos tiempos que corren, nos enfrentamos a grandes dosis de incertidumbre, que muchas veces nos pueden generar gran malestar y angustia. No sabemos cómo afrontaremos la situación económica que se nos viene encima, cuánto tiempo más durará el confinamiento, o cómo será la nueva normalidad. Aunque en estos momentos esta incertidumbre sea particularmente notable,…

Tengo miedo a contagiarme

Desde hace algo más de dos meses estamos viviendo una circunstancia excepcional, que ha cambiado radicalmente nuestro estilo de vida y comportamiento. El virus que causa el COVID-19 ha sido capaz de transformar, de la noche a la mañana, nuestros hábitos, nuestra sociedad y economía. Los datos que le rodean hacen que cada vez seamos…

¿Cuáles serán las consecuencias psicológicas tras la cuarentena?

En estas últimas semanas empezamos a vislumbrar el fin del confinamiento, después de casi dos meses en cuarentena. Aunque todavía faltan varias semanas para que culmine la desescalada y todo vuelva a la normalidad, hemos de saber que el final de este periodo puede traer consecuencias a nivel psicológico. Todo el sacrificio y la pérdida…

Afrontar el estrés del teletrabajo durante la pandemia

En los últimos artículos del blog estamos abordando los cambios producidos en nuestras vidas a raíz del COVID-19. Debido a la envergadura de la pandemia, la mayor parte de los cambios son comunes para todos. Algunas situaciones, como la gran incertidumbre a la que nos vemos sometidos, el confinamiento prolongado, el cambio en el nivel…

Las fases del estrés y el confinamiento

Durante este mes de confinamiento, cada uno se ha ido adaptando como mejor puede. A la situación sostenida de aislamiento y pérdida de actividades cotidianas, se le suma una importante dosis de incertidumbre, que también hemos aprendido a manejar como bien hemos podido. Y es que la situación en la que estamos viviendo estos días,…

6 claves para superar el confinamiento

En la actual situación de crisis y confinamiento, es normal que surja el malestar, la ansiedad y la frustración. Debido a la pérdida de refuerzos en nuestro día a día (salir con amigos, pasear, ir al cine, etc.), es probable que experimentemos en estos momentos un estado de ánimo bajo o de nerviosismo. Ello, sumado…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *