La represión de emociones y su efecto sobre la salud

No Comments 195 Views0


La represión emocional podría definirse como el intento por parte de la persona de no mostrar las conductas relacionadas con la emoción. Por ejemplo, estaríamos reprimiendo una emoción si evitásemos llorar en público a pesar de sentir tristeza.

La represión emocional es una estrategia de afrontamiento que actúa una vez se ha producido la emoción, y que, si se generaliza como pauta habitual, da lugar a la personalidad represora.

La personalidad represora

Hace unas semanas hablábamos en nuestro blog sobre 4 tipos de personalidad. Pues bien, podríamos decir que la personalidad represora coincide aproximadamente con el Tipo C de personalidad. El Tipo C se calificaría básicamente por la represión de las emociones y por el intento de agradar a los demás.

– Si quieres saber más sobre los 4 Tipos de personalidad, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

En general, una personalidad represora se caracteriza por un alto grado de deseabilidad social y un bajo grado de ansiedad subjetiva. Esto significa que las personas que presentan esta característica anhelan la aceptación social y temen la crítica ajena. A pesar de mostrar una respuesta de ansiedad a nivel físico (aumento de la tasa cardíaca, sudoración…), no experimentan dicha emoción a nivel subjetivo. Esta desconexión emocional es uno de los rasgos característicos de la personalidad represora, y afecta tanto a las emociones positivas como a las negativas: la supresión emocional haría que se experimentasen menos emociones negativas (a nivel subjetivo o de vivencia de estas) pero también que las emociones positivas fueran menos frecuentes.

Represión emocional vs. Alexitimia

Respecto a esto último, vemos cómo la personalidad represora podría asemejarse a la Alexitimia o incapacidad de acceder a las propias emociones. La diferencia principal entre ambas reside precisamente en la capacidad de acceder a una emoción. Mientras que un alexitímico sería incapaz de experimentar la emoción subjetivamente por más que lo intentara, una personalidad represora evitaría activamente la emoción.

– Si quieres saber más sobre la Alexitimia, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

La represión emocional suele surgir debido a una valoración negativa y una desaprobación de las propias emociones. Como consecuencia, intentan reprimir la vivencia emocional y mostrar una imagen calmada ante los demás. Con el tiempo, esta estrategia pasaría a llevarse a cabo de manera automática e inconsciente; este sería el origen de la personalidad represora.

Problemas de salud asociados a la represión emocional

Al igual que el Tipo C de personalidad, la represión emocional acarrearía un mayor riesgo de padecer emociones negativas y a tener explosiones emocionales. Aunque pueda parecer paradójico por su apariencia calmada, a las personas que utilizan la represión emocional y no muestran sus emociones les cuesta más procesarlas y asumirlas, lo que a la larga les produce un mayor malestar generalizado.

La respuesta física de ansiedad (a pesar de que esta no se advierta a nivel consciente) tiene efectos negativos sobre la salud en el largo plazo. El aumento de la respuesta de estrés del organismo puede degenerar en hipertensión y otros problemas cardiovasculares. Esto, sumado a la ineficacia en la regulación de la emoción (que no se procesa adecuadamente), hace que sea mucho más difícil que la persona detecte aquello que le produce malestar, de manera que no hace nada por evitarlo.

– Si quieres saber más sobre la relación entre salud física y salud mental, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la inteligencia emocional, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

En CIPSIA Psicólogos contamos con profesionales con experiencia en el tratamiento de este y todo tipo de problemas psicológicos. Si tienes dudas sobre este o cualquier otro problema, puedes contactarnos pinchando aquí.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *