Gestionar la época de exámenes

No Comments 567 Views0


gestionar la época de exámenes

A mediados y finales de este mes comienza una de las épocas con mayor importancia para los estudiantes: los exámenes. En esta época, los estudiantes tienen que demostrar lo que han aprendido durante el curso y si esto supone los conocimientos mínimos necesarios para pasar la asignatura. Generalmente estos factores suponen una presión importante que hace que esta época sea un momento de mucho estrés para los estudiantes y que en muchas ocasiones sea difícil de gestionar. Por eso, en el artículo de hoy hablaremos sobre cómo gestionar la época de exámenes.

¿Por qué los exámenes generan tanto estrés? 

Antes de explicar algunas estrategias que nos van a ayudar a aprender a gestionar la época de exámenes, es importante entender por qué esta época suscita tanto malestar emocional. El primer factor que produce estrés en la época de exámenes es la presión que supone para los estudiantes. Los exámenes al fin y al cabo son el momento de evaluación, donde los estudiantes se juegan la nota final del curso y por lo tanto genera mucha presión. Además, los estudiantes que tienen una autoexigencia más alta y quieren sacar una nota más alta tienen un punto más de presión en esta época.

Además del factor evaluativo, esta época también genera estrés debido a la concentración de muchas pruebas y retos para los alumnos en un periodo corto de tiempo. Hacer exámenes genera cansancio emocional y físico debido a que no sólo tienes que hacer un esfuerzo mental para hacer bien la prueba, sino que además le tienes que dedicar tiempo. De hecho, la característica principal de esta época es una cantidad elevada de pruebas en unos pocos días por lo que el esfuerzo físico es elevado. Por ello, el estrés aumenta debido al cansancio físico necesario para esta época.

Gestionar la época de exámenes 

Ahora que ya sabemos por qué supone tanto estrés la época de exámenes, vamos a ver algunas estrategias que nos ayuden a gestionar la época de exámenes.

Analiza qué tienes que estudiar y cuanto tiempo te lleva 

Lo primero que tenemos que hacer para gestionar la época de exámenes y en general para estudiar de una forma más eficaz, es analizar el temario que tenemos que estudiar y el tiempo necesario para ello. Si no sabemos qué tenemos que aprender, no vamos a poder organizarnos de tal forma que nos dé gestionar la época de exámenestiempo a estudiar todo de una forma adecuada. Además, así nos sentiremos más seguros ya que todo el contenido tiene previsto su tiempo de estudio.

Organiza bien tu tiempo 

El segundo paso tras analizar lo que tenemos que estudiar y el tiempo que nos lleva, es organizarnos. Para ello, es necesario que contabilicemos el tiempo del que disponemos para poder cuadrar con lo que tenemos que estudiar. Una vez que que hayamos hecho este paso, podemos hacer un planning para estudiar todo el contenido que tenemos por delante y no tener que perder tiempo cada día en ver qué estudiamos. Así, también evitaremos problemas como ansiedad o nerviosismo por no saber si nos dará tiempo, ya que tendremos todo previsto.

Estudia con inteligencia 

Todos los estudiantes saben que estudiar no es simplemente memorizar y soltar todo ese conocimiento en el examen. Estudiar implica entender y también gestionar nuestros propios recursos cognitivos. Por ello, es necesario aprender a conocer cómo somos como estudiantes: qué momento del día estamos más concentrados, qué estrategias de memoria no resultan más eficaces, etc. Además, también es importante programar repasos para asentar el conocimiento. De esta forma haremos que nuestras sesiones de estudio sean más eficaces y mejoraremos nuestra capacidad de concentración.

– Si quieres saber cómo mejorar tu concentración, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Descansa y desconecta mentalmente 

Por último, además de las estrategias encaminadas a hacer más eficaz el estudio también es importante emplear estrategias para cuidarnos emocionalmente. La primera de ellas es descansar y comer bien, ya que si no tenemos energías suficientes no vamos a poder afrontar el reto que suponen los exámenes. Además de descansar, también es necesario desconectar mentalmente de los estudios y realizar alguna actividad que nos resulte placentera. De esta forma, evitaremos estar en un estado de ánimo depresivo y llevaremos estos momentos con una mejor filosofía.

gestionar la época de exámenes

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

El síndrome del impostor y el efecto Dunning-Kruger

El síndrome del impostor El síndrome del impostor fue descrito por P.Chance y S. Imes en 1978. Se trata de la creencia y el convencimiento de que uno no es capaz, o no está preparado para realizar las tareas del puesto de trabajo que desempeña. Seguramente un elemento fundamental en su aparición es el perfeccionismo…

Aceptar la crítica

La palabra crítica se refiere a la acción de discernir, referida a la idea de discernir la verdad. Etimológicamente se deriva de la palabra criterio. Aunque tengamos la intención de realizar las cosas correctamente va a ser muy difícil que quedemos al margen de la crítica de los demás. Siempre van a producirse situaciones en…

¿Cuáles serán las consecuencias psicológicas tras la cuarentena?

En estas últimas semanas empezamos a vislumbrar el fin del confinamiento, después de casi dos meses en cuarentena. Aunque todavía faltan varias semanas para que culmine la desescalada y todo vuelva a la normalidad, hemos de saber que el final de este periodo puede traer consecuencias a nivel psicológico. Todo el sacrificio y la pérdida…

Pensar demasiado

Todos alguna vez hemos tenido la sensación de dar demasiadas vueltas a un problema o asunto concreto, pensar demasiado sobre él. Ocupar mucho tiempo para no llegar a una conclusión satisfactoria y sentirnos nerviosos en todo ese proceso. El término “pensar demasiado”, también llamado “overthinking” o “rumiación” ha sido descrito por la psicóloga Susan Nolen-Hoeksema.…

Comparación con los demás y autoestima

La comparación con otras personas es consustancial al ser humano. Si bien necesitamos la referencia de los demás para autoevaluarnos, la comparación se puede volver en nuestra contra La comparación con otras personas es algo consustancial al ser humano. A la hora de mirar hacia nosotros mismos, muchas veces y sin darnos cuenta, miramos a…

La importancia de hacer cosas diferentes

Nuestro tiempo vital se reparte entre varios ámbitos, y cómo distribuimos dicho tiempo influye en nuestro bienestar Uno de los factores que más influye en nuestra calidad de vida es el que tiene que ver con cómo repartimos nuestro tiempo y cómo nos sentimos acerca de las cosas que hacemos. Diferentes tipos de actividades afectan…

Cómo afrontar el aislamiento y salir reforzado de la experiencia

La mayor parte de la gente nos estamos viendo expuestos en estos momentos a un panorama muy novedoso: el aislamiento en casa. Esta situación, aunque afortunadamente va a ser pasajera, no deja de suponer un reto. Al tratarse de un escenario desconocido para la mayoría, pueden surgir un sinfín de dificultades en la convivencia. -…

¿Cómo se construye un hábito?

Todos tenemos algún hábito pendiente de implementar en nuestras vidas, desde dejar de fumar o comer saludable, hasta leer más a menudo o escribir un diario. Podríamos definir los hábitos como conductas rutinarias, que se hacen con una regularidad determinada, de manera automática y sin esfuerzo. Ahora bien, hasta llegar a automatizar un hábito, es…

La gratitud: los beneficios de saber agradecer

La gratitud es importante para sentirnosbien, para ser felices. Estudios realizados ofrecen datos relativos a lanecesidad que tenemos las personas de estar continuamente comparándonos con losdemás. Nuestra calidad de vida por tanto, en cierta manera, depende de la formaque tenemos de compararnos, y si somos capaces de estar a gusto con lo que “nosha tocado”…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *