fobia social

¿Has notado que tienes dificultades a la hora de entablar una conversación con alguien que acabas de conocer? ¿Te cuesta integrarte socialmente?

La característica principal de la Fobia social es el miedo marcado y persistente que aparece en situaciones sociales en las que interactuamos, estamos ante desconocidos o cuando es posible estar siendo sometido a examen.

Cuando la persona se expone a estas situaciones, puede presentar dos tipos de respuesta típicos de los trastornos de ansiedad: Evitación de la situación y ansiedad ante la situación.

Dentro de la Fobia social, existen dos subtipos: la fobia no generalizada y la generalizada. En la no generalizada, se ven implicadas solamente una o dos situaciones sociales donde se da la Fobia, y por el contrario la generalizada involucra a la mayoría de las situaciones.

Las principales SITUACIONES TEMIDAS en los pacientes de Fobia social comprenden entre las más significativas: Hablar en público, actuar ante una audiencia, comer y beber en presencia de otras personas, trabajar ante el público, escribir o firmar ante una persona, usar los servicios públicos, entrar en lugares donde hay gente sentada, mirar a los ojos del otro (sobretodo del sexo opuesto), ser el centro de atención, participar en reuniones, iniciar y mantener conversaciones, proponer o acudir a citas, hablar con figuras de autoridad, asistir a fiestas, hablar por teléfono, conocer gente nueva, hablar con extraños, dar o defender las propias opiniones, expresar desacuerdo, solicitar a otros que cambien su comportamiento, hacer una reclamación, hacer o aceptar cumplidos y recibir críticas.

Tras investigaciones en adultos con Fobia social, las situaciones sociales ansiogénas más prevalentes y que provocan ansiedad con mayor frecuencia han sido las siguientes:

  • Hablar en público (99%)
  • Charla informal/reuniones (88%)
  • Mantener una conversación (64 %)
  • Iniciar una conversación (60%)
  • Acudir a fiestas (76 %)

En cuanto a las REACCIONES SOMÁTICAS se considera el rubor como el principal síntoma físico y a la vez el distintivo de la Fobia social con respecto a los otros trastornos de ansiedad.

Sin embargo, otros estudios en poblaciones clínicas han valorado como síntomas más frecuentes de mayor a menor intensidad de aparición los siguientes: Tensión muscular, sudoración, rubor, boca seca, palpitaciones, tensión/cefalea, vacío en epigastrio, temblores, escalofríos, confusión, dispepsias, diarrea.

Desde el punto de vista de los SÍNTOMAS COGNITIVOS, el síntoma central de la fobia social es el temor a la evaluación negativa que se manifestará cuando la persona se encuentra en presencia de otros. La persona piensa que su actuación es inadecuada e incluso puede llegar a pensar que está siendo juzgado o criticado por los demás.

La fobia social, actualmente se encuentra en creciente ascenso a la hora de establecer un diagnóstico y es bastante amplio el número de personas que tienen ese “miedo” a exponerse públicamente o les resulta difícil mantener un contacto social, teniendo como consecuencia una diversidad de repercusiones en las distintas áreas como: problemas en la integración laboral en un nuevo puesto de trabajo, dificultad de relación con nuevas amistades, conflicto para conseguir pareja debido a la incapacidad de acercarse a una persona que le interese y entablar una conversación o aparición de depresión por la sensación de incapacidad de superación de esta fobia.

En el ámbito escolar, la Fobia social también aparece a la hora de, preguntar una duda a un profesor en clase, hacer un examen oral, pedir algo prestado a un compañero o tener que relacionarse en el recreo.

Desde CIPSIApsicólogos, creemos que es fundamental empezar lo antes posible una intervención psicológica ante cualquier manifestación de los síntomas mencionados anteriormente.

Nuestro equipo de psicólogos, utilizamos un programa multicomponente para la intervención de la Fobia social con el que trabajamos los pensamientos ansiógenos, dotamos al paciente de herramientas para fomentar el autocontrol emocional, además de un entrenamiento en habilidades sociales para fomentar su seguridad. También ponemos en funcionamiento la exposición ante distintas situaciones sociales, para un afrontamiento.

Artículo escrito por Psicologos Madrid Cipsia Psicólogos: Silvia Delgado

También te puede interesar…

Cómo detectar un problema de autoestima

En la psicología clínica, se ven los problemas que más afectan a las personas que necesitan ayuda. Dos de los que más solicitan ayuda son los problemas de ansiedad y depresión. Sin embargo, los problemas de autoestima también son unos de los que más demandan ayuda profesional en la actualidad. Desgraciadamente, esto no quiere decir…

Principales tipos de trastornos alimentarios

La alimentación es uno de los aspectos básicos a tener en cuenta a la hora tanto de llevar una vida saludable, como de encontrarnos bien con nosotros mismos. Por ello, todos en algún momento de nuestra vida hemos manifestado algún tipo de preocupación por regularla o mejorarla. Este deseo de tener una buena alimentación y…

Desgaste profesional o Burnout

Desgaste Profesional. El trabajo, desde que la persona ingresa en el mundo laboral, se convierte en una de las principales actividades que realizamos y que, en gran medida, estructura los horarios por los que se va a guiar la persona el resto del día. Cada trabajo que desempeñamos, por sus características, va a afectar a la…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *