CÓMO REPARTIR LA CARGA MENTAL DE LAS TAREAS DE CASA

No Comments 143 Views0


Como veíamos en un artículo anterior, no solo la realización de las tareas domésticas requiere dedicación y tiempo. La planificación, organización, toma de decisiones, supervisión de las mismas etc., genera un trabajo. Esto es a lo que se denomina carga mental de las tareas domésticas.

Tener en cuenta esta dimensión de las tareas domésticas es fundamental para poder hacer un buen reparto de las mismas. 

Precisamente el concepto de carga mental es el que está detrás del fracaso de la corresponsabilidad. Son muchas las parejas que se ven enfrentadas y en conflicto por el reparto de las tareas. Normalmente las mujeres son las que se muestran insatisfechas y sus compañeros no terminan de entender la queja si también hacen tareas en casa. 

Para que haya corresponsabilidad debe haber un verdadero reparto del trabajo doméstico. Abordar esta problemática de manera clara y directa permitirá acabar con algunos problemas que redundan en la pareja o familia. 

Cómo cambiar la situación y qué actitud tomar a partir de ahora

  1. Cuestiónate las creencias que te mantienen asumiendo toda la carga pese al perjuicio que tiene para tí.
  • Creer que si no lo haces las cosas quedarán sin hacer. Este es uno de los mayores temores de las personas que no se atreven a delegar. Ten claro que, si hay algo que mantiene la dinámica de inacción de unos es el exceso de responsabilidad de otros. Además, en el peor de los casos ¿qué es lo peor que podría pasar? 
  • “No cuesta tanto”. Si has revisado detenidamente cómo te afecta este tema, te habrás dado cuenta de que afecta, y mucho. Por otra parte, como explicamos en nuestro anterior artículo repercute en tu estado de ánimo, en tus relaciones y en tu rendimiento en otras áreas. Es posible que, si te encuentras diciendo esto sea porque prefieras evitar que surjan los conflictos en casa antes que defender tus derechos. Si es así, te recomendamos que leas un artículo relacionado con la evitación de conflictos aquí 
  • Creer que los demás no podrán valerse por sí mismos. Tu pareja y tus hijos han sido capaces de aprender infinidad de habilidades para afrontar su trabajo y estudios entre otras muchas cosas, ¿qué te hace pensar que esto será inabarcable para ellos?
  • Creencia de que es tu obligación. Pregúntate en que se basa esa supuesta obligación ¿los demás están incapacitados para realizar las tareas? ¿hay alguna circunstancia personal que les impida encargarse también? Basar una relación en las obligaciones solo lleva al malestar e insatisfacción. Si este es una de los pilares fundamentales de que te encargues, quizá tengas que replantearte el modo en que llevas tu relación.

Explícale a tu pareja qué es eso de la carga mental y cómo te afecta

Es fundamental visibilizar todo este trabajo, porque para quien no lo realiza, al ser algo “mental” pasa totalmente desapercibido. Descríbele qué supone para ti en el día a día, y cómo repercute en tu rutina. Por ejemplo, “cuando me siento en el sofá en lugar de descansar, planifico las cenas de toda la semana”.

Esto va a requerir de una buena dosis de asertividad por tu parte.

– Si quieres saber más sobre cómo nuestras creencias dificultan la asertividad, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre las consecuencias positivas de la asertividad, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre la importancia de la comunicación en las relaciones de pareja, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Reparte todo el trabajo, tanto lo visible como lo invisible

Para realizar el reparto de las tareas domésticas de manera real, incluyendo las tareas “mentales” que requieren, es fundamental que cada miembro asuma el 100% de la responsabilidad de la tarea que realice. Para esto, es útil asemejar las distintas áreas domésticas a los departamentos de una empresa. Cada departamento realiza todas sus labores sin traspasarlas a otros. 

Aprende a delegar las tareas

Esto quiere decir que, una vez se ha hecho el reparto, elimina la tentación de dar indicaciones o instrucciones, contestar preguntas sobre tareas que no son de tu competencia… desvincúlate del todo de la actividad.

Planifícate unos nuevos horarios o actividades

Planificar, revisar, anticiparse, organizar una tarea son conductas, y como otras conductas de aprenden y automatizan. Esto se traduce en que, posiblemente, tengas el hábito o rutina de hacer todas estas tareas a no ser que pongas medios para frenarlo. Por ello, sería muy recomendable que detectes en qué momentos realizas estas conductas para programarte otras en su lugar. Seguro que te ayudará a delegar y a empezar a disfrutar de tu recién ganado tiempo.

Si quieres saber más acerca de cómo planificar tu tiempo puedes leer nuestro artículo aquí https://www.cipsiapsicologos.com/blog/planificacion-del-tiempo/

En CIPSIA Psicólogos somos expertos en tratar todo tipo de problemas, si quieres recibir ayuda por este u otro motivo, no dudes en contactarnos.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Maiana García

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *