Efecto Pigmalión, la increíble influencia de las expectativas sobre el comportamiento

No Comments 149 Views0


El efecto Pigmalión fue propuesto por el profesor de psicología Robert Rosenthal, a partir de un experimento publicado en 1965. En dicho experimento se pudo comprobar cómo las expectativas de una persona influyen en el desempeño de otra. Las expectativas positivas darían lugar a un mejor desempeño por parte del otro, mientras que las expectativas negativas se traducirían en un peor rendimiento.

El mito griego de Pigmalión

En la Metamorfosis de Ovidio se narra la historia del rey escultor Pigmalión, que da nombre a este efecto psicológico. Según este relato, el rey Pigmalión comenzó a esculpir en mármol la estatua de una mujer, inspirándose en la hermosa Galatea. Tan perfecta era la estatua que el rey se enamoró perdidamente de ella. Imploró a los Dioses que hicieran a Galatea humana, y estos cumplieron su deseo. Así, el fuerte anhelo del rey Pigmalión hacia la bella Galatea hizo que ésta acabase siendo humana.

De esta manera, el efecto Pigmalión da cuenta de cómo las expectativas modifican la propia conducta, de manera que la respuesta de la otra persona confirma nuestras ideas iniciales. Tanto para bien como para mal, nuestras expectativas modifican el modo en el que nos comportamos, de manera que nuestro receptor reacciona de acorde a cómo le tratemos. Veamos un ejemplo: si conocemos a Juan y pensamos que parece una persona simpática, probablemente nos acerquemos a él para hablar, e interactuemos con él de un modo más amigable que si no tuviésemos la idea previa de que es simpático. Esto hará que Juan nos responda de un modo más positivo, lo que reforzará nuestra expectativa inicial.

– Si quieres saber más sobre cómo influyen nuestras creencias en nuestros problemas, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

El efecto Pigmalión en educación

El profesor Rosenthal y Lenore Jacobson, directora de una escuela en San Francisco, llevaron a cabo un estudio que les llevó hacia unos resultados sorprendentes. En dicho estudio, se les entregó a los profesores al inicio del curso un informe sobre los resultados de los alumnos en una prueba de inteligencia. Se les indicó además, qué alumnos habían obtenido unas puntuaciones más altas, y que era previsible que estos obtuviesen mejores resultados académicos a lo largo del año escolar. Estos alumnos destacados fueron los que, efectivamente, obtuvieron mejores calificaciones.

Ahora bien, el truco estuvo en que realmente los alumnos no realizaron ninguna prueba de inteligencia. Los “alumnos sobresalientes” fueron elegidos al azar de entre todos los niños. Consecuentemente, los mejores resultados de estos niños fueron debidos a las altas expectativas que sus profesores tenían sobre ellos. En el estudio de la conducta de los profesores hacia sus alumnos se observó como los primeros modificaban su comportamiento ante los alumnos señalados como aventajados. Los profesores creaban un clima más cálido alrededor de estos niños, les daban más oportunidades de respuesta, les enseñaban más materia, etc. Todo esto generaba una respuesta en los pupilos, que se comportaban de acorde a la expectativa de sus profesores

– Si quieres leer más sobre qué es la inteligencia, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre si se puede mejorar la inteligencia, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

La cara oscura del efecto Pigmalión

Es importante destacar que el efecto Pigmalión se transmite gracias a los gestos y los comportamientos que emitimos en base a las propias expectativas. Esto supone que sólo con tener altas expectativas no es suficiente, es necesario que nuestro comportamiento acompañe.

Un ejemplo claro en el que este efecto puede actuar de manera negativa es el caso de los padres que se forman sobreexpectativas sobre sus hijos. Estas expectativas normalmente están muy por encima de las capacidades reales del niño, de manera que, al ser frustradas, pueden generar el reproche de los progenitores. De este modo, a pesar de esconder expectativas positivas, las recriminaciones hacia el niño minan su autoestima y empeoran su desempeño.

De ahí la importancia de vigilar la actitud que se le transmite al niño. Se necesitaría un ejercicio de autorreflexión por parte de los padres, para que sus expectativas se ajusten a las posibilidades reales. Lo ideal sería tener en cuentas las capacidades del niño y ayudarle a desarrollarse todo lo posible dentro de ello.

– Si quieres saber más sobre cómo ayudar a aprender a los niños, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

¿Mejora el ejercicio la salud mental?

Parece evidente que el ejercicio nos ayuda a mantenernos sanos y en forma, y a evitar enfermedades asociadas a la vida sedentaria, como la obesidad o las cardiovasculares. Por supuesto, los efectos físicos siempre son más evidentes que los psicológicos, pero el estudio de la Psicología del Deporte cada vez muestra más evidencias de los…

¿Por qué es tan difícil superar una adicción?

En nuestro blog, ya hemos hablado anteriormente sobre qué son las adicciones y cuáles son sus causas y sus consecuencias. A grandes rasgos, podríamos definir una adicción como la dependencia de una sustancia, actividad o situación, que tiene consecuencias perjudiciales para la persona. La funcionalidad del individuo se ve afectada, y su vida pasa a…

La adicción a la comida

Gracias a la investigación, cada vez queda más clara la relación entre las emociones y otros procesos psicológicos y nuestra alimentación. Por un lado, nuestras emociones pueden conducir a una mayor o menor ingesta de alimentos. Y lo que es más sorprendente, nuestro tipo de dieta y nuestra salud digestiva pueden ejercer cambios en nuestra…

IMAGEN CORPORAL: EMPIEZA A SENTIRTE BIEN CON TU CUERPO

Con la llegada de las altas temperaturas y del verano, llega, indudablemente, una época en la que aligeramos nuestra vestimenta, y exponemos en mayor medida nuestro cuerpo. Este momento tan deseado, por ir frecuentemente asociado a periodos vacacionales, se convierte para algunos en fuente de preocupaciones. La insatisfacción con la propia imagen cobra especial importancia…

Cómo superar el perfeccionismo

Pese a la buena fama de la que a veces goza en nuestra sociedad el perfeccionismo, no siempre es una característica deseada por quienes la ostentan, ni por quienes rodean a la persona perfeccionista. En muchas ocasiones, el perfeccionismo está asociado a una alta insatisfacción y ansiedad por parte de la persona que lo sufre.…

Indefensión aprendida

Una persona tiene alta percepción de control cuando considera que posee las herramientas necesarias para manejar las demandas de su entorno, para afrontar las dificultades de su día a día, resolver sus problemas, y salir airoso de ellos. Una baja percepción de control puede ser un factor de riesgo ante diversos problemas de salud mental,…

Autoeficacia, la confianza en que las cosas nos saldrán bien

El término autoeficacia fue propuesto por el psicólogo Albert Bandura a finales de los 70. Este constructo se refiere al grado de confianza que una persona tiene en que sus habilidades le llevarán al éxito. En este sentido no sólo tiene en cuenta el conocimiento de las propias destrezas, sino también la seguridad de que…

La adicción a los videojuegos

Desde la Dirección General de la Familia y el Menor de la Comunidad de Madrid, en colaboración con la Fundación Aprender a Mirar, acaban de publicar una guía muy interesante llamada “Pasos para evitar la adicción a los videojuegos”, en la que se aborda esta problemática que tanto preocupa a madres y padres en estos…

Ideas irracionales: qué son y cómo combatirlas

El psicoterapeuta Albert Ellis desarrolló a partir de 1955 un método terapéutico centrado en modificar las creencias irracionales. Estas creencias o ideas irracionales constituyen un modo de pensamiento en el que la persona se aferra a ideas desadaptativas que generan un gran malestar. Todos en algún momento hemos experimentado algunas de estas creencias irracionales, que…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *