Los 4 tipos de personalidad: Tipo A, Tipo B, Tipo C y Tipo D

No Comments 458 Views2


La clasificación en 4 “tipos” de personalidad es iniciada por dos cardiólogos, Friedman y Rosenman, que en los años 50 relacionan una serie de respuestas al estrés con la mayor incidencia de enfermedades coronarias e hipertensión. Este sería el patrón de personalidad “Tipo A”, tras el cual aparecerían otros tres “tipos”. El Tipo B, el Tipo C y el Tipo D se relacionaría, al igual que el A, con una mayor probabilidad de padecer determinadas enfermedades.

 

– Si quieres saber más sobre la relación entre salud física y salud mental, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

– Si quieres saber más sobre el modelo de personalidad de 5  rasgos, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

 

Patrones o “tipos” de personalidad

Tipo A

Las personas que entran dentro de este grupo se caracterizarían por la competitividad, la sensación de urgencia y la hostilidad. Se trata de individuos que se suelen sentir sobrecargados, especialmente en situaciones muy exigentes, y que responden al estrés de manera fisiológica (por ejemplo, con un aumento de la presión arterial) y de forma agresiva u hostil.

Este patrón, como hemos comentado, se relacionaría con un mayor riesgo de sufrir hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

 

Tipo B

Las personalidades Tipo B serían las mejor ajustadas del grupo. Por lo general tranquilas, se suelen implicar menos en situaciones estresantes. Se trata de personas normalmente creativas y reflexivas, aunque se orientan menos hacia el logro que las anteriores personalidades Tipo A.

Estas características conformarían un perfil protector de la salud, tanto mental como física, que hacen a este “tipo” menos propenso a enfermedades.

 

Tipo C

La personalidad Tipo C se caracterizaría por la represión emocional y la desesperanza. a diferencia del Tipo A, las personalidades Tipo C se muestran afables y sumisas, y tienden a reprimir las emociones negativas. Suelen tener problemas a la hora de afrontar el estrés, y con frecuencia caen en estados depresivos.

Algunos resultados apuntan a una mayor evolución del cáncer en este tipo de personalidades, aunque no se han encontrado influencias sobre la aparición de la enfermedad. Como hablamos en el artículo de la semana pasada sobre la relación entre salud física y mental, el malestar psicológico podría afectar gravemente a la eficacia del tratamiento por diversos factores

 

– Si quieres saber más sobre la relación entre salud física y salud mental, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

 

Tipo D

Este último “tipo” de personalidad fue propuesto por Denollet. El Tipo D se caracterizaría por un sentimiento generalizado de angustia. Estas personas tenderían a la inhibición social y a sentir emociones negativas, como la tristeza, preocupación o irritabilidad.

Este tipo de personalidades, de manera similar al Tipo A, sufriría en mayor medida de problemas cardíacos, debido a su predisposición al estrés físico y psicológico.

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

Introvertidos vs Extrovertidos, ¿quién soporta mejor un confinamiento?

En la situación actual de pandemia, hemos podido comprobar lo difícil que es estar encerrado en casa durante meses. Cada uno ha gestionado el malestar y el aburrimiento como ha podido, desde videollamadas, jugar a videojuegos, leer o hacer yoga. Las redes sociales se inundaron de bromas y memes acerca de cómo los introvertidos “estarían…

La medicalización de la salud mental

A día de hoy, el uso de psicofármacos parece ser el tratamiento de primera elección ante problemas de salud mental. Con la aparición y el desarrollo de estos “fármacos de la conducta” en el siglo pasado, y la estandarización del diagnóstico psicopatológico, la Psicología se reduce a una perspectiva médica, en la que el paciente…

La etiquetas diagnósticas en salud mental

Hace un tiempo hablábamos en nuestro blog de los conceptos de normalidad y anormalidad en salud mental. Como veíamos en ese artículo, no existe una definición clara y unívoca de qué es normal o anormal, qué es un trastorno mental y qué no lo es. Las etiquetas diagnósticas tienen un valor relativo, pues si bien…

El lenguaje corporal y la autoestima

No sorprende a nadie el hecho probado de que el lenguaje corporal es una parte importante de cómo nos comunicamos en interacción con los demás. Con nuestros gestos, nuestra postura y nuestro tono de voz decimos mucho más de lo que hablamos. Parece claro que nuestro lenguaje corporal dice mucho sobre nosotros a otras personas,…

Salud digestiva y bienestar psicológico

A menudo asociamos los fenómenos mentales, las ideas y las emociones, al cerebro o la cabeza. Esta visión puede llegar a ser un tanto simplista, pues realmente nuestro cuerpo funciona como un todo, y cada parte es importante para el desempeño global. Numerosos estudios avalan la importancia de los distintos sistemas corporales (más allá del…

Cerebros “de ciencias” vs. cerebros “de letras”

Hace unas semanas hablábamos sobre las funciones que realiza de manera preferente cada hemisferio cerebral. En este artículo hablamos de un tema relacionado, la especialización del cerebro según el campo de estudio. Los estereotipos asociados a personas “de ciencias” y “de letras” forman ya parte del imaginario colectivo. Los primeros se caracterizan por ser sistemáticos,…

La capacidad humana de “leer la mente”

A diferencia de otros animales, los seres humanos somos capaces, desde nuestra infancia, de atribuir intenciones, deseos y creencias a los demás. Esta capacidad es conocida como Teoría de la Mente, y es aquella que nos permite entender las mentes ajenas como distintas de la propia. La “lectura de mentes” constituye un importante pilar de…

Cerebro izquierdo vs. cerebro derecho: ¿mito o verdad?

No es infrecuente encontrarnos con posts o cuestionarios online que nos informen de cuál es nuestro hemisferio dominante o de cómo hacer para fortalecer el más débil de los dos. La idea de que cada mitad del cerebro se dedica a un tipo de funciones forma ya parte del imaginario colectivo. El “cerebro derecho” es…

La Psicología de la Publicidad

En el mundo en el que vivimos, estamos rodeados de anuncios y eslóganes publicitarios. Constantemente somos bombardeados por la publicidad, pero sólo parte de esta cala y hace que algunos productos sobresalgan por encima del resto. La Psicología juega un importante papel aquí, ayudando a construir campañas de marketing más efectivas, en base al estudio…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *