Cómo salir de la procastinación

No Comments 408 Views0



Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/cipsiaps/public_html/wp-content/plugins/tag-cloud-shortcode/TagCloudShortcode.php on line 75

El ritmo en el que vivimos actualmente en muchas ocasiones nos obliga a tener una gran lista de tareas pendientes o muchos proyectos  use parecen no finalizar nunca. Esto produce que tengamos un nivel de actividad muy alto y que estemos constantemente ocupándonos de cosas. Sin embargo, también se ha observado el efecto contrario. Se ha visto cómo hay personas que tienden a postergar las tareas indefinidamente y a no realizar las actividades pendientes. Esto puede generar problemas laborales o aumentar el estrés en el trabajo. Por ello, en el artículo de hoy veremos cómo salir de la procastinacioón.

– Si quieres saber más sobre cómo gestionar el cambio eres laboral, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Que es la procastinación

Antes de comenzar a ver cómo salir de la procastinación, vamos a ver a que nos referimos con este término. La procastinación es un concepto que hace referencia a el hábito o la tendencia a postergar actividades o situaciones que deben de solucionarse, en pos de otras que resultan menos importantes. Así un ejemplo sería dejar de estudiar por limpiar un cajón del escritorio. Por lo que cuando tendemos a realizar este tipo de acciones, nos puede generar problemas. Uno de los problemas que pueden producirse es la ansiedad, al verse con tareas urgentes sin resolver. Otro de los problemas puede venir por repetir esto a largo plazo, generando problemas de autoestima por no lograr los objetivos deseados.

¿Por qué procastinamos? Si tenemos en cuenta los problemas que puede traer la procastinación es lógico preguntarse cuál es la causa de que tanta gente tienda a ello. Para entender la causa es necesario tener en cuenta cada caso, pero si se piden establecer algunas causas comunes. Una de las razones más habituales de las procastinacion tiene que ver con el perfeccionismo, ya que ver una amplia lista de tareas o tares muy importantes no nos permita hacerlas tan bien como nos gustaría. También es muy frecuente que la ansiedad ante una lista tan grande de tareas haga que optemos por tareas menos exigentes.

Como salir de la procastinación 

Analiza tu tiempo

El primer paso que tenemos que llevar a cabo para salir de la procastinación es analizar nuestro tiempo libre, ya que si sabemos el tiempo real con el que contamos nos va a resultar más sencillo organizarnos para llegar a todas nuestras tareas. Para saber de cuanto tiempo disponemos es necesario que analicemos el tiempo que dedicamos a trabajar y a desplazarnos hacia el trabajo, ya que es un tiempo que es fijo. Además, también es importante que añadamos todos los compromisos u obligaciones que tenemos a lo largo del día (por ejemplo, si tenemos clases programadas). De esta forma sabremos con qué tiempo contamos cada día y en qué momento lo tenemos.

Organiza las tareas por prioridad

Una vez que sabemos de qué tiempo libre disponemos cada día, es importante realizar una lista de tareas por hacer. Esto es importante ya que nos aseguramos de que no se nos olvide ninguna tarea y además nos hacemos una idea de todo lo que tenemos que realizar. Una vez tenemos la lista de tareas, el siguiente paso es ordenarlas según su prioridad. En muchas ocasiones no vamos a poder hacernos cargo de todas nuestras actividades por lo que saber cuales son más prioritarias nos va a ayudar a realizar aquella smás importantes o urgentes para nosotros.

Pon un número razonable de tareas por día

El siguiente paso para salir de la procastinación es asignar un número de tareas a realizar por día. Este es un paso importante ya que va a determinar si cumplimos o no con lo que nos hemos propuesto. Por eso, es importante que el número de tareas que nos asignemos sea razonable. No nos va a ser nada útil ponernos una gran cantidad de tareas si no disponemos del tiempo para realizarlas, ya que eso nos va a producir mucha frustración. Además, ante eso es probable que nos desmotivemos y caigamos de nuevo en la procastinación. Por ello, es importante que nos pongamos un número de tareas razonable para que nos de tiempo a hacerlas todas y a tener tiempo libre.

Establece un tiempo de descanso y de ocio

Por último es importante que cada día asignemos un tiempo de descanso y de ocio. Estar todo eldía trabajando y realizando tareas pendientes nos va a generar estrés y problemas con nuetsro estado de ánimo. Para poder afrontar todo lo que tenemos que hacer es importante que nos encontremos bien emocionalmente. Por ello, es necesario que descansemos y que disfrutemos de un rato para nosotros a lolargo del día. Así, cogeremos con una mayor energía y motivación nuestras tareas por hacer y nos será más fácil salir de la procastinación.

salir de la procastinación

Artículo escrito por CIPSIA psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Cómo adoptar una actitud deportiva ante el error

El verano supone para todos un cambio en los hábitos y en las actividades a las que nos dedicamos. Esta desconexión de las rutinas cotidianas es sana y necesaria, ya que nos permite distanciarnos de nuestra realidad y valorarla de otra forma. Para los estudiantes y los trabajadores, las vacaciones suponen un alivio que permitirá…

El síndrome del impostor y el efecto Dunning-Kruger

El síndrome del impostor El síndrome del impostor fue descrito por P.Chance y S. Imes en 1978. Se trata de la creencia y el convencimiento de que uno no es capaz, o no está preparado para realizar las tareas del puesto de trabajo que desempeña. Seguramente un elemento fundamental en su aparición es el perfeccionismo…

Aceptar la crítica

La palabra crítica se refiere a la acción de discernir, referida a la idea de discernir la verdad. Etimológicamente se deriva de la palabra criterio. Aunque tengamos la intención de realizar las cosas correctamente va a ser muy difícil que quedemos al margen de la crítica de los demás. Siempre van a producirse situaciones en…

¿Cuáles serán las consecuencias psicológicas tras la cuarentena?

En estas últimas semanas empezamos a vislumbrar el fin del confinamiento, después de casi dos meses en cuarentena. Aunque todavía faltan varias semanas para que culmine la desescalada y todo vuelva a la normalidad, hemos de saber que el final de este periodo puede traer consecuencias a nivel psicológico. Todo el sacrificio y la pérdida…

Pensar demasiado

Todos alguna vez hemos tenido la sensación de dar demasiadas vueltas a un problema o asunto concreto, pensar demasiado sobre él. Ocupar mucho tiempo para no llegar a una conclusión satisfactoria y sentirnos nerviosos en todo ese proceso. El término “pensar demasiado”, también llamado “overthinking” o “rumiación” ha sido descrito por la psicóloga Susan Nolen-Hoeksema.…

Comparación con los demás y autoestima

La comparación con otras personas es consustancial al ser humano. Si bien necesitamos la referencia de los demás para autoevaluarnos, la comparación se puede volver en nuestra contra La comparación con otras personas es algo consustancial al ser humano. A la hora de mirar hacia nosotros mismos, muchas veces y sin darnos cuenta, miramos a…

La importancia de hacer cosas diferentes

Nuestro tiempo vital se reparte entre varios ámbitos, y cómo distribuimos dicho tiempo influye en nuestro bienestar Uno de los factores que más influye en nuestra calidad de vida es el que tiene que ver con cómo repartimos nuestro tiempo y cómo nos sentimos acerca de las cosas que hacemos. Diferentes tipos de actividades afectan…

Cómo afrontar el aislamiento y salir reforzado de la experiencia

La mayor parte de la gente nos estamos viendo expuestos en estos momentos a un panorama muy novedoso: el aislamiento en casa. Esta situación, aunque afortunadamente va a ser pasajera, no deja de suponer un reto. Al tratarse de un escenario desconocido para la mayoría, pueden surgir un sinfín de dificultades en la convivencia. -…

¿Cómo se construye un hábito?

Todos tenemos algún hábito pendiente de implementar en nuestras vidas, desde dejar de fumar o comer saludable, hasta leer más a menudo o escribir un diario. Podríamos definir los hábitos como conductas rutinarias, que se hacen con una regularidad determinada, de manera automática y sin esfuerzo. Ahora bien, hasta llegar a automatizar un hábito, es…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *