El término “Alexitimia” fue introducido por el psiquiatra Peter Sifneos en 1972, para referirse a aquellas personas que no son capaces de detectar las propias emociones, y en consecuencia, tampoco son capaces de definirlas ni de hablar sobre ellas.

Este trastorno tiene graves consecuencias en la vida del individuo, ya que son las emociones las que nos permiten llevar a cabo un afrontamiento adecuado de las situaciones; nos indican qué es importante para nosotros y nos mueven hacia la acción para conseguir lo que necesitemos o queramos.

– Si quieres saber más sobre la Alexitimia, puedes leer nuestro artículo sobre el tema pinchando aquí.

 

Ahora bien, ¿qué es lo que caracteriza a un alexitímico?

Vida interior pobre

Las personas alexitímicas se caracterizan por una escasa capacidad imaginativa, y no es típico que “sueñen despiertos”. Son personas con un mundo interior más bien pobre, debido a su incapacidad de percibir la relevancia de las situaciones.

Sin embargo, son personas muy impulsivas, y reaccionan de manera desmesurada y ante emociones que ni siquiera son conscientes de estar sintiendo

 

De aspecto serio

Otro de los principales rasgos distintivos de la alexitimia es que aparecen como serias y aburridas, al no expresar correctamente sus emociones. Además, son personas muy pragmáticas, demasiado racionales, y su pensamiento se centra en lo externo y lo concreto. Esto da lugar a una imagen de rigidez emocional, que, sumada a la incapacidad de empatizar con los demás, dificulta el establecimiento de vínculos con otras personas.

 

Dificultad en las relaciones interpersonales

El no ser capaces de reconocer ni expresar emociones hace que a estas personas les cueste bastante establecer y mantener una relación afectiva. Las personas con las que interactúan no reciben una retroalimentación de lo que siente el alexitímico ante sus conductas hacia ellos, lo que es crucial para poder conectar con una persona.

Además, su falta de habilidades sociales les pueden llevar a establecer relaciones disfuncionales, como la dependencia o el aislamiento.

 

Conformismo

Las personas alexitímicas suelen seguir la norma establecida. Normalmente imitan los comportamientos socialmente aceptados, y no suelen mostrar comportamientos de rebeldía ni desobediencia.

 

Malestar físico

A pesar de que no sean capaces de sentir la emoción, las personas con Alexitimia sí padecen la activación física propia de una emoción, con la particularidad de que no son capaces de identificarla ni de autorregularse. Por ejemplo, ante un estado físico de ansiedad, no serían capaces de identificarla como tal, y por tanto no podrían buscar soluciones ante aquello que les produce ansiedad.

 

En CIPSIA Psicólogos contamos con profesionales con experiencia en el tratamiento de este y todo tipo de problemas psicológicos. Si tienes dudas sobre este o cualquier otro problema, puedes contactarnos pinchando aquí.

 

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Irene Serrano

También te puede interesar…

La importancia de dormir bien

¿Quién no ha oído alguna vez a su pareja, un amigo, familiar o conocido quejarse por no haber conseguido dormir bien alguna noche? Además de los problemas que le ha conllevado al día siguiente. Todos hemos sufrido en nuestras carnes una noche en vela, por ese motivo rápidamente empatizamos ante esa circunstancia. Es sabido que…

Cómo desarrollar tolerancia a la incertidumbre

En un artículo anterior hablábamos sobre cómo la habilidad de la tolerancia a la incertidumbre nos protege psicológicamente ante la ansiedad y la preocupación. Podríamos definir la tolerancia a la incertidumbre como la capacidad para manejar la falta de seguridad, de certeza y de respuestas claras a las que nos enfrentamos en nuestra vida. Por…

La tolerancia a la incertidumbre, una herramienta esencial

En estos tiempos que corren, nos enfrentamos a grandes dosis de incertidumbre, que muchas veces nos pueden generar gran malestar y angustia. No sabemos cómo afrontaremos la situación económica que se nos viene encima, cuánto tiempo más durará el confinamiento, o cómo será la nueva normalidad. Aunque en estos momentos esta incertidumbre sea particularmente notable,…

Tengo miedo a contagiarme

Desde hace algo más de dos meses estamos viviendo una circunstancia excepcional, que ha cambiado radicalmente nuestro estilo de vida y comportamiento. El virus que causa el COVID-19 ha sido capaz de transformar, de la noche a la mañana, nuestros hábitos, nuestra sociedad y economía. Los datos que le rodean hacen que cada vez seamos…

El error y el pensamiento contrafactual

¿Qué es el pensamiento contrafactual? Una expresión adecuada para entender qué es el pensamiento contrafactual sería “lo que pudo haber sido y no fue”. Otra muy en boca de todos sería la coletilla lingüística de “y si…”, que muchas veces ponemos en juego para señalar una alternativa que no tomamos pero que creemos que posteriormente…

¿Cuáles serán las consecuencias psicológicas tras la cuarentena?

En estas últimas semanas empezamos a vislumbrar el fin del confinamiento, después de casi dos meses en cuarentena. Aunque todavía faltan varias semanas para que culmine la desescalada y todo vuelva a la normalidad, hemos de saber que el final de este periodo puede traer consecuencias a nivel psicológico. Todo el sacrificio y la pérdida…

Afrontar el estrés del teletrabajo durante la pandemia

En los últimos artículos del blog estamos abordando los cambios producidos en nuestras vidas a raíz del COVID-19. Debido a la envergadura de la pandemia, la mayor parte de los cambios son comunes para todos. Algunas situaciones, como la gran incertidumbre a la que nos vemos sometidos, el confinamiento prolongado, el cambio en el nivel…

Las fases del estrés y el confinamiento

Durante este mes de confinamiento, cada uno se ha ido adaptando como mejor puede. A la situación sostenida de aislamiento y pérdida de actividades cotidianas, se le suma una importante dosis de incertidumbre, que también hemos aprendido a manejar como bien hemos podido. Y es que la situación en la que estamos viviendo estos días,…

6 claves para superar el confinamiento

En la actual situación de crisis y confinamiento, es normal que surja el malestar, la ansiedad y la frustración. Debido a la pérdida de refuerzos en nuestro día a día (salir con amigos, pasear, ir al cine, etc.), es probable que experimentemos en estos momentos un estado de ánimo bajo o de nerviosismo. Ello, sumado…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *