¿Qué es la aerofobia?

Ahora que se acerca una época de viajes debido a las  vacaciones, en el blog de CIPSIA Psicólogos vamos a tratar un tema muy actual: la aerofobia o miedo a volar. La aerofobia se podría describir como el temor o fobia a volar en aviones. Este problema puede ser una fobia por sí misma y mostrarse sólo en relación con los viajes en avión, o puede ser una manifestación de una o más fobias apareciendo junto con otros miedo como la claustrofobia o acrofobia (el miedo irracional e irreprimible a las alturas).

aerofobia

La aerofibia es un problema bastante común en la actualidad y no es difícil encontrarnos con alguna persona que tenga este problema y no sea capaz de volar o lo haga pasándolo realmente mal. Varios estudios empíricos realizados sobre este tema, afirman que solo el 6% de la población se siente cómoda volando, por el contrario entre un 15 y un 30 % de la población sufre un miedo incontrolable a volar.

¿Cómo es la aerofobia?

Todos los problemas psicológicos se manifiestan en los tres niveles de respuesta humanos. Éstos niveles de respuesta son el nivel emocional o fisiológico que hace referencia a qué sentimos y cómo nos sentimos, el nivel cognitivo que hace referencia a los pensamientos que tenemos y por último, el nivel conductual que hace referencia a las acciones que llevaos acabo.

Al igual que en otros problemas fóbicos, en la aerofobia la principal consecuencia o síntoma es la respuesta de ansiedad. Las manifestaciones más extremas de este tipo de respuesta pueden incluir ataques de pánico o vómito solo con ver o mencionar un avión o el viaje en avión.

Respecto a los síntomas de índole cognitivo, destacan los pensamientos anticipatorios y catastróficos sobre el viaje en avión. También es bastante habitual que las personas con aerofobia tengan pensamientos recurrentes sobre su incapacidad para afrontar la situación.

Por último, en cuanto a los síntomas motores o comportamentales destacan sobre todo las conductas de evitación. Estas conductas pueden ir desde evitar hablar  sobre viajes y aviones, hasta la evitación a realizar un viaje que incluya volar en avión.

Aeropuerto

¿Qué puedo hacer si tengo fobia a volar?

En la actualidad la técnica que cuenta con mayor apoyo empírico para tratar el miedo a volar es la de exposición.  Es una herramienta común del enfoque cognitivo comportamental. Esta técnica ha demostrado su eficacia tanto a través de exposiciones en vivo, es decir en la situación real de vuelo, como mediante sistemas de realidad virtual. Esta técnica psicológica puede llevarse a cabo de una forma más o menos gradual y debe también ir acompañada por el entrenamiento en estrategias de control de la ansiedad, desactivación fisiológica y en algún caso puede ser interesante realizarse la terapia con bio-feedback.

En CIPSIA recomendamos completar esa terapia con una reestructuración cognitiva para aprender a cambiar las ideas y pensamientos negativos acerca de la situación de volar. En el tratamiento cognitivo-conductual se trabajará también por eliminar las conductas de evitación y dotar a la persona de herramientas para gestionar sus respuestas fisiológicas y los pensamientos intrusivos que generan tanto malestar. Además contamos con las herramientas más actuales de tratamiento como la realidad virtual mencionada anteriormente.

Si padece o conoce a alguien con estos síntomas no dude en contactar con nosotros.

Artículo escrito por Psicologos Madrid Cipsia Psicólogos: Rocío Moraleda

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *