aceptarse a sí mismo

Uno de los aspectos más importantes para nuestro estado de ánimo y nuestra felicidad la autoestima. De hecho, la autoestima baja suele estar presente como un factor que influye negativamente en otros problemas psicológicos como los trastornos alimentarios, la depresión o los trastornos adaptativos entre otros. Por ello, la autoestima cobra una especial importancia para nuestra salud emocional. En el artículo de hoy hablaremos sobre un aspecto importante de la autoestima: aceptarse a sí mismo y cómo empezar a hacerlo.

¿Qué es la autoestima y de qué se compone?

Antes de ver cómo aceptarse a sí mismo, es importante entender qué es la autoestima, cuáles son sus componente y la importancia que tiene para nuestra salud emocional. Así pues, la autoestima se define como el conjunto de percepciones, sentimientos y evaluaciones que hacemos sobre los distintos aspectos de nosotros mismos. Así, por mucho que tengamos cualidades positivas, si nosotros no las valoramos como tal nuestra autoestima será baja.

Los componentes de la autoestima difiere según los diferentes autores, nosotros vamos a guiarnos por la que emplea como criterio los distintos niveles de respuesta humana.

  • Nivel cognitivo: en el nivel cognitivo destacan las percepciones e interpretaciones sobre los diferentes aspectos de la autoestima como puede ser la imagen corporal, nuestra capacidad para afrontar retos, etc.
  • Nivel emocional: en este nivel de respuesta, destaca la respuesta emocional que nos genera la parte cognitiva de la autoestima. Dependiendo de cómo sea la parte cognitiva, se generarán unas emociones u otras.
  • Nivel conductual: por último, en cuanto al nivel comportamental destacan conductas dirigidas a preservar esta autoestima. Si el nivel de autoestima es bueno, estas conductas serán saludables (cuidado personal, relaciones saludables, etc.) o no (búsqueda de aprobación social, etc.).

¿Dónde entra en la autoestima el aceptarse a sí mismo? según la clasificación que hemos visto, aceptarse a sí mismo correspondería a la parte cognitiva de la autoestima. Entender que las personas no podemos optar a la perfección y que en cada uno hay aspectos positivos y aceptarnos con fallos y cualidades.

Cómo aceptarse a sí mismo

Rebajar nuestra autoexigencia

El primer paso que hay que dar para aceptarse a sí mismo, es rebajar nuestros niveles de autoexigencia. Cuando tenemos una autoexigencia muy elevada, que no nos permite el fallo y que siempre busca la perfección, es difícil de alcanzar esas expectativas. Al estar siempre con la presión de alcanzar unos estándares tan elevados, se generan habitualmente emociones negativas como frustración, ira, etc. Además, cuando esto sucede también se generan pensamientos negativos sobre nosotros mismos y nuestra capacidad. Por ello, es muy importante que rebajemos nuestra autoexigencia y que seamos más amables con nosotros mismos.

Comprender los errores como parte de la vida

Otro de los puntos más importantes para aceptarse a sí mismo, es modificar nuestra idea sobre el error y entenderlo como parte del proceso y parte de la vida. La realización perfecta de las cosas es prácticamente imposible de realizar sin práctica y/o a la primera y para llegar a ser un experto en ello, es necesario cometer errores y entender la causa de éstos. De esta forma es como realmente se consigue un aprendizaje profundo sobre la tarea o el tema en concreto.

– Si quieres saber más sobre el error como parte del proceso, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Valorar nuestras cualidades

Por último, para aceptarse a sí mismo es importante que pongamos valor a nuestras cualidades y aspectos positivos. Tenemos la tendencia de poner el foco en aquellos aspectos que tenemos que mejorar y nos olvidamos de aquellos que son nuestras fortalezas. Cuando valoramos aquellas cosas positivas, nuestras cualidades, ponemos el foco en los aspectos negativos y nos ayuda a entender los negativos como una oportunidad de mejora. Así, tenemos unas visión más amable y realista de nosotros mismos y promovemos la autoaceptación.

Aceptarse a sí mismo es un proceso que requiere de tiempo y esfuerzo psicológico y que lleva toda la vida. Para ello, es importante seguir estos pasos y otros mucho otros que nos ayude a querernos y a respetarnos. Si dejamos de lado este proceso, podemos volver a tener problemas de autoestima. Por lo que lo importante es la constancia.

aceptarse a sí mismo

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Cómo adoptar una actitud deportiva ante el error

El verano supone para todos un cambio en los hábitos y en las actividades a las que nos dedicamos. Esta desconexión de las rutinas cotidianas es sana y necesaria, ya que nos permite distanciarnos de nuestra realidad y valorarla de otra forma. Para los estudiantes y los trabajadores, las vacaciones suponen un alivio que permitirá…

El síndrome del impostor y el efecto Dunning-Kruger

El síndrome del impostor El síndrome del impostor fue descrito por P.Chance y S. Imes en 1978. Se trata de la creencia y el convencimiento de que uno no es capaz, o no está preparado para realizar las tareas del puesto de trabajo que desempeña. Seguramente un elemento fundamental en su aparición es el perfeccionismo…

Aceptar la crítica

La palabra crítica se refiere a la acción de discernir, referida a la idea de discernir la verdad. Etimológicamente se deriva de la palabra criterio. Aunque tengamos la intención de realizar las cosas correctamente va a ser muy difícil que quedemos al margen de la crítica de los demás. Siempre van a producirse situaciones en…

¿Cuáles serán las consecuencias psicológicas tras la cuarentena?

En estas últimas semanas empezamos a vislumbrar el fin del confinamiento, después de casi dos meses en cuarentena. Aunque todavía faltan varias semanas para que culmine la desescalada y todo vuelva a la normalidad, hemos de saber que el final de este periodo puede traer consecuencias a nivel psicológico. Todo el sacrificio y la pérdida…

Pensar demasiado

Todos alguna vez hemos tenido la sensación de dar demasiadas vueltas a un problema o asunto concreto, pensar demasiado sobre él. Ocupar mucho tiempo para no llegar a una conclusión satisfactoria y sentirnos nerviosos en todo ese proceso. El término “pensar demasiado”, también llamado “overthinking” o “rumiación” ha sido descrito por la psicóloga Susan Nolen-Hoeksema.…

Comparación con los demás y autoestima

La comparación con otras personas es consustancial al ser humano. Si bien necesitamos la referencia de los demás para autoevaluarnos, la comparación se puede volver en nuestra contra La comparación con otras personas es algo consustancial al ser humano. A la hora de mirar hacia nosotros mismos, muchas veces y sin darnos cuenta, miramos a…

La importancia de hacer cosas diferentes

Nuestro tiempo vital se reparte entre varios ámbitos, y cómo distribuimos dicho tiempo influye en nuestro bienestar Uno de los factores que más influye en nuestra calidad de vida es el que tiene que ver con cómo repartimos nuestro tiempo y cómo nos sentimos acerca de las cosas que hacemos. Diferentes tipos de actividades afectan…

Cómo afrontar el aislamiento y salir reforzado de la experiencia

La mayor parte de la gente nos estamos viendo expuestos en estos momentos a un panorama muy novedoso: el aislamiento en casa. Esta situación, aunque afortunadamente va a ser pasajera, no deja de suponer un reto. Al tratarse de un escenario desconocido para la mayoría, pueden surgir un sinfín de dificultades en la convivencia. -…

¿Cómo se construye un hábito?

Todos tenemos algún hábito pendiente de implementar en nuestras vidas, desde dejar de fumar o comer saludable, hasta leer más a menudo o escribir un diario. Podríamos definir los hábitos como conductas rutinarias, que se hacen con una regularidad determinada, de manera automática y sin esfuerzo. Ahora bien, hasta llegar a automatizar un hábito, es…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *