Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

Fobias y miedos

fobias y miedos

¿Qué es una fobia?

Las fobias o trastornos fóbicos suelen ser bastante comunes en la sociedad actual, al fin y al cabo ¿quién no tiene miedo a algo? Sin embargo, para hablar de fobias es necesario algo más que el miedo. La fobia se diferencia del miedo común en que no resulta adaptativa para la persona. El miedo en sí mismo no es perjudicial, puesto que nos permite actuar en una situación de peligro, el problema ocurre cuando la situación que nos aterroriza no es peligrosa y nos incapacita para actuar normalmente.

Así, la fobia es un trastorno psicológico que se caracteriza por la presencia de un miedo intenso y desadaptativo hacia una situación, estímulo o conjunto de ellos. Este miedo es además de intenso, incontrolable y resulta excesivo para la situación que lo provoca, y además genera en la persona comportamientos de evitación.

¿Cómo es una fobia?

Las fobias son problemas psicológicos que afectan a todos los sistemas de respuesta humana:Fobia

  • Cognitivo (qué pienso): en este nivel de respuesta nos encontramos con todas las creencias sobre el objeto o situación temida, interpretaciones sobre las consecuencias negativas de enfrentarse a la situación, previsión de situaciones peligrosas, etc.
  • Emocional (qué siento): la respuesta emocional y fisiológica característica de la fobia es el miedo. Cuando una persona con una fobia se encuentra delante del estímulo que le genera este miedo (o prevé estar cerca de él) se producen respuestas fisiológicas como un aumento de la tasa cardiaca, aumento de la respiración, sudoración, etc.  
  • Conductual (qué hago): a nivel motor, la respuesta por antonomasia es la evitación. Las personas con fobia, tienden tanto a huir de la situación temida como a evitar todos los estímulos (imágenes, conversaciones, etc.) que le recuerden a esta situación.

¿Qué tipo de fobias hay?

En las clasificaciones más empleadas solemos encontrarnos tres tipos de fobias que describimos a continuación: fobias específicas, fobias sociales y agorafobia.

Fobia específica

Las fobias específicas son aquellas fóbicas en las que aquello que produce miedo es un estímulo o cosa concreta. Por ese motivo, la fobia podría ser prácticamente a cualquier cosa. Sin embargo, por las características de determinadas situaciones, animales, etc., hay algunas fobias que son bastante comunes en la actualidad.

  • Fobia a los animales: los estímulos que provocan la fobia, son animales. Los más comunes son la fobia a las arañas, los perros, los gatos, las ratas, las serpientes, etc.
  • Fobia a la sangre y/o heridas: en este tipo de fobia se incluyen tanto la fobia a la sangre y a las heridas, como toda situación que implique el contacto con éstas (por ejemplo, a hacerse un análisis de sangre, ver heridas en televisión, hablar sobre ello, etc.).
  • Fobias situacionales: en este tipo de fobias no hablamos de un estímulo concreto, sino a toda una situación que puede comprender varios estímulos. Las fobias situacionales más comunes son la fobia a volar, a conducir, a los ascensores, a los espacios cerrados, al mar, etc.

Fobia socialfobia social

La fobia social se caracteriza porque los estímulos o situaciones temidos son de carácter social. Este miedo se puede manifestar ante situaciones sociales concretas, ante situaciones donde la persona tenga que realizar algo y tema la evaluación de otras personas, a situaciones donde va a interactuar con personas desconocidas, etc.

Agorafobia

La agorafobia consiste en un miedo intenso a los espacios abiertos y a veces va acompañada por ataques de pánico. Al ser un trastorno con características propias, le hemos dedicado un apartado propio que puede consultar aquí.

 

¿Por qué tengo una fobia?

La aparición y desarrollo de un trastorno fóbico depende de muchos factores y la evolución del problema será distinta en cada caso. Sin embargo, existen factores que aparecen en la mayoría de las fobias y que hacen más probable su aparición. Normalmente, se suelen dividir en tres tipos de factores:

  • Factores biológicos: las teorías biológicas con más apoyo empírico señalan como un factor determinante la existencia de una vulnerabilidad hacia las situaciones estresantes. De esta forma, las personas vulnerables tendrían más posibilidades de desarrollar una fobia si no cuentan con recursos para afrontarla.
  • Factores psicológicos: dentro de esta categoría de factores destacarían la falta de recursos o habilidades para enfrentarse a situaciones que nos resultan difíciles. También el hecho de tener una personalidad ansiosa hace más probable la aparición de este tipo de trastornos.
  • Factores sociales: la forma en que hemos visto a nuestro entorno afrontar los miedos y cómo han reaccionado a nuestros propios miedos va a influir en la aparición y desarrollo de la fobia. Además si en nuestro entorno se ha tenido la tendencia a temerá las cosas o a evitar las situaciones que resultaban complejas, va a ser más probable que desarrollemos una fobia.

 

¿Qué hago si tengo una fobia? Tratamiento cognitivo-conductual

Si tenemos una fobia que nos impide realizar nuestra vida con normalidad y queremos cambiar la situación, es necesario que acudamos a buscar ayuda profesional para que nos guíe en el proceso de cambio. Numerosos estudios científicos avalan el modelo cognitivo-conductual como uno de los más eficaces para el tratamiento de los trastornos fóbicos. Mediante este tratamiento, podremos disminuir el malestar que nos provoca la situación fóbica y las conductas de evitación.

Además, en CIPSIA psicólogos contamos con las tecnologías más novedosas de tratamiento, incluyendo la REALIDAD VIRTUAL. De esta forma, estamos capacitados para el tratamiento de forma eficaz de cualquier tipo de fobia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR