Terapia cognitiva - Cipsia Psicologos
Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

La psicología se podría definir como la ciencia que estudia el comportamiento y la mente humana. Los humanos somos animales complejos debido a  nuestras funciones cognitivas superiores que nos permiten una mayor gama de capacidades. Por ello, la psicología tiene distintas vertientes que de dedican a estudiar los distintos aspectos que componen a las personas. La psicología social o la psicología educativa serían algunas de esas vertientes o especialidades. Sin embargo, en el artículo de hoy nos centraremos en un aspecto de la psicología clínica. En concreto, en el artículo de hoy hablaremos sobre un tipo de terapia psicológica: la terapia cognitiva.

terapiacognitiva

– Si quieres saber más sobre la psicología social, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Terapia cognitiva

Como decíamos al comienzo de este artículo, la terapia cognitiva es un tipo de terapia y por lo tanto se enmarcaría dentro de la psicología clínica y la psicoterapia. Para empezar a definir la terapia cognitiva, es necesario entender qué es la terapia psicológica. La terapia psicológica o psicoterapia es un tratamiento científico cuyo objetivo principal es lograr cambios en las manifestaciones o síntomas cognitivos (pensamientos), conductuales (acciones) y emocionales (sentimientos) para lograr un bienestar mental, emocional y social. En la terapia psicológica se trabaja con trastornos como el TDAH, la depresión, el insomnio, etc. Dentro de los distintos tipos de terapia, se encuentra la terapia cognitivo-conductual en la que se enmarca la terapia cognitiva.

Ahora que tenemos las nociones básicas sobre lo que es una psicoterapia, vamos a profundizar en la terapia cognitiva. Como decíamos, ésta se encuentra dentro de la llamada terapia cognitivo-conductual. En concreto, la terapia cognitiva  es un tratamiento psicológico cuyo objetivo principal es el trabajo con los pensamientos, ya que postulan que la raíz de los problemas psicológicos reside en estructuras cognitivas erróneas. Dentro de los distintos psicólogos que han trabajo en la terapia cognitiva, hay dos ellos que destacan por su importancia. Ellos son Albert Ellis y Aron Beck a quienes se les considera como los padres de la terapia cognitiva.

¿Cómo se realiza la terapia cognitiva?

Dentro de las técnicas que se emplean para trabajar con los pensamientos, las más importantes en terapia cognitiva son las que se conocen como reestructuración cognitiva. Estas técnicas tienen el objetivo principal de modificar aquellas estructuras y pensamientos irracionales que producen sufrimiento a la persona. Para ello, el primer paso consiste en enseñar a la persona que son las ideas irracionales y enseñarle a identificarlas en sus propios pensamientos. Después, se trabajará en la modificación de dichos pensamientos. Hay dos tipos de técnica para modificar un pensamiento,según el autor en el que se base:

  • Terapia racional emotiva de Ellis: esta forma de llevar a cabo la reestructuración cognitiva consiste en realizar preguntas para analizar la evidencia empírica del pensamiento irracional, evaluando además las consecuencias y su utilidad.
  • Tratamiento cognitivo de Beck: que se basa en un procedimiento de descubrimiento guiado en el cual gracias a las preguntas del terapeuta, la persona va descubriendo tanto sus ideas irracionales como una alternativa de pensamiento más adaptativa.

¿Para qué problemas se utiliza?

Ahora que sabemos en qué consiste la terapia cognitiva, cabe preguntarse en qué tipo de problemas psicológicos se puede emplear. La terapia cognitiva se enfoca en los pensamientos, por lo que se puede aplicar en cualquier tipo de problema psicológico en el que se vean afectados los pensamientos. Sin embargo, hay algunos problemas psicológicos donde la terapia cognitiva cobra especial importancia. A continuación os explicamos por qué.

  • Depresión: en este trastorno psicológico, los pensamientos negativos están muy presentes. De hecho, un síntoma característico de la depresión son los pensamientos negativos sobre sí mismos, el mundo y el futuro. Por ello, la terapia cognitiva es importante para mejorar la situación de estas personas.
  • Ansiedad: en la ansiedad, dependiendo del trastorno concreto, existen pensamiento negativos sobre los estímulos que generan esta reacción. Normalmente, estos pensamientos negativos tienen que ver con la preocupación y la magnificación que se puede hacer de algunas situaciones. Por lo tanto, la terapia cognitiva sería de ayuda para trabajar este aspecto.
  • Problemas de autoestima: además de lo trastornos de ansiedad y depresión, la terapia cognitiva también es importante en el trabajo con la autoestima. Ésta se define como la valoración subjetiva que hacemos de nosotros mismos. Por ello, cuando hay una baja autoestima esta valoración, estos pensamientos, suelen ser negativos. Por ello, la terapia cognitiva resulta muy útil.

terapia cognitiva

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos: Sara Catalán

También puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR