Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

Las relaciones tóxicas. éste es un término del que hemos oído hablar a menudo, y que sirve para designar un tipo muy concreto de relación interpersonal. Éstas, como ya veremos a lo largo de este artículo, pueden designarse tanto para relaciones sentimentales o de pareja, como para cualquier tipo de relaciones sociales.

relaciones tóxicas

En el artículo de hoy hablaremos de este tipo de relaciones, los problemas que causan y cómo se puede salir de esta situación.

Relaciones tóxicas: ¿En qué consisten? 

Normalmente solemos entender como relaciones tóxicas, aquellas relaciones que genera más malestar en una de las dos personas por el hecho de estar juntas, de lo que disfrutan. Además, en este tipo de relaciones suelen estar muy presentes emociones como la culpa, el miedo, la ansiedad y otras emociones negativas, a través de las cuáles se mantiene y articula la relación.

Aunque a primera vista es muy fácil comprender que éste tipo de relaciones no son saludables y la persona estaría mejor sin esa relación, es muy complicado dejarlas. Uno de los motivos más importantes por el que resulta difícil dejar esta relación es debido a la gran cantidad de emociones positivas y negativas que están en marcha y que hacen más difícil dejar la relación (por ejemplo, la culpa). Cuando estas emociones se ponen en marcha, la persona entra en una dinámica de bajos estados de ánimo recurrentes y en los cuáles resulta más complejo dejar la relación.

Por último, tal y como hemos hecho referencia anteriormente es necesario aclarar que este tipo de relaciones se pueden dar en cualquier relación interpersonal. Podemos observar este tipo de relaciones en el ámbito familiar y en las relaciones de amistad.

¿Qué problemas pueden ocasionar? 

Los problemas psicológicos que puede ocasionar son muy variados y va a depender de cada caso y cada relación para establecer las consecuencias concretas que se han producido. Sin embargo, por el tiempo de dinámicas que se instauran los problemas más comunes los relatamos a continuación.

  • Depresión: como hemos comentado, en este tipo de relaciones relaciones tóxicasestán presentes muchas emociones negativas
    entre otras la culpa y la tristeza. Si estas emociones están presentes durante un largo periodo de tiempo y, la persona comienza a realizar conductas negativas para sí misma (por ejemplo, asilarse) es probable que se desarrolle un problema depresivo.

– Si te encuentras triste y quieres saber más sobre cómo dejar de estarlo, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí.

  • Ansiedad: en las relaciones tóxicas, donde hay más momentos negativos que positivos también es posible que algunas personas puedan desarrollar un problema de ansiedad. Esto sucede ya que la persona puede aprender a vivir expectante de un momento negativo, lo que la hace estar siempre alerta y en ocasiones, a reaccionar con ansiedad.
  • Dependencia emocional: por último, en las relaciones tóxicas también fomentan problemas como la dependencia emocional. Cuando estamos en una relación negativa y que tienen grandes altibajos, los momentos buenos se vuelven más poderosos y buena parte del bienestar de la persona acaba por depender de ello.

¿Cómo puedo salir de una relación tóxica? 

Si nos hemos dado cuenta de que estamos en una relación tóxica o negativa para nosotros mismos y hemos decidido dejarla, es importante que la terminemos de una forma adecuada para evitar consecuencias negativas. Si estamos muy afectados o vemos que no somos capaces de salir de esta situación, lo mejor será contactar con un profesional que nos pueda ayudar.

Prepárate mental y emocionalmente 

Cuando dejamos una relación, es un momento muy duro a nivel emocional por lo que es necesario que nos preparemos para ello. Ante las situaciones difíciles suelen aflorar los nervios y otro tipo de reacciones corporales para las que nos viene bien aprender a relajarnos. Esto, nos ayudará a estar más tranquilos y a sentirnos más preparados.

Además, los pensamientos nos pueden jugar una mala pasada en este tipo de situaciones. Por eso tenemos que evitar los pensamientos negativos que vayan a entorpecer nuestra decisión. Una buena estrategia, es intentar distraernos cuando estos pensamientos tengan lugar y recordarnos las razones por las que lo estamos haciendo.

Elige un momento adecuado para la conversación 

relaciones tóxicasEsta conversación, es una de las más difíciles que vamos a tener y por ello es necesario que controlemos las máximas variables posibles. Para mantener una conversación importante es imprescindible elegir un momento y un lugar adecuados.

El lugar tiene que ser tranquilo y que nos permita hablar con normalidad. Si escogemos un lugar ruidoso o ajetreado va a impedir llevar bien la conversación y nos pondremos más nerviosos. Un buen lugar es aquel donde se pueda estar solos y hablar sin interrupciones.

En cuanto al momento adecuado, la norma general que se debe de cumplir es que sea un momento donde ambos os encontréis bien. Si algunos de vosotros se encuentra cansado o enfadado por otra cuestión, es mejor posponer esa conversación a otro momento más adecuado. De esta forma nos evitaremos conflictos.

Deja de tener contacto con esa persona 

Cuando finalizamos una relación es importante que no mantengamos contacto con esa persona, ya que va a hacer mucho más difícil que nos recuperemos emocionalmente y continuemos con nuestra vida. Por eso, se recomienda que en las primeras etapas de la ruptura (sea ésta amorosa o no) mantengamos 0 contacto con esa persona y nos demos tiempo para recuperarnos de esa relación.

Realiza actividades agradables 

Una de las conductas que más nos pueden ayudar para superar una ruptura o la finalización de una relación es realizar actividades que nos gusten y satisfagan. ¿Por qué? Existen numerosas razones para ello pero las más importantes son que:

  • hacer actividades agradables va a hacer que nos sintamos mejor y va a ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo.
  • hacer actividades reforzantes va a propiciar que estemos ocupados y tengamos menos tiempo para que nos pongamos a pensar en la relación o en otro tipo de pensamientos negativos.

Tómate tu tiempo para volver a estar bien 

Dejar una relación que ha sido importante para nosotros es un momento duro y para recuperarnos correctamente es necesario que nos demos tiempo para estar bien. Para pasar por el proceso de ruptura, es necesario comprender que el tiempo es imprescindible.

relaciones tóxicas

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR