Qué es la motivación - Cipsia Psicologos
Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

La motivación, es uno de los conceptos que más interés suscita dentro de la psicología, debido a su influencia en procesos tan importantes como el de la psicoterapia. Para definirla y explicarla, han surgido a lo largo de los años de estudios científicos diferentes teorías como la de la “Pirámide de Maslow”. Sin embargo en el artículo de hoy os explicaremos una de las teorías básicas de este concepto que la divide según la fuente del refuerzo.

motivación

– Si quieres saber más sobre la pirámide de Maslow, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

¿Qué es la motivación? 

La motivación se puede definir como la determinación o voluntad que impulsa a la persona a hacer determinadas acciones o comportamientos para alcanzar un determinado objetivo. Es decir, ésta influye de forma determinante en la puesta en marcha de conductas hacia un determinado fin. Dependiendo de la importancia que tenga para la persona el objetivo que desea alcanzar o las consecuencias positivas de éste, la motivación será mayor o menor. Por ejemplo, ante la existencia de un problema psicológico como problemas de autocontrol a mayor motivación por el proceso terapéutico, mayor probabilidad de éxito.

Como hemos comentado al principio de este artículo, según las diferentes teorías o criterios existirían diferentes tipos de motivaciones. Nosotros en este artículo, hablaremos sobre los dos tipos  que surgen a raíz del origen de los beneficios.

  • Motivación intrínseca: ésta se refiere a aquellas motivaciones que provienen de una consecuencia interna. Es decir, ésta hace referencia a la determinación que nace de un deseo propio. Algunos ejemplos son: aprender o adquirir conocimiento, alcanzar bienestar personal, etc.
  • Motivación extrínseca: la motivación extrínseca hace referencia a la determinación que se produce por unas consecuencias externas. Así, las consecuencias que se producen en el entorno son las que generan la determinación por la tarea. El dinero a fin de mes, el reconocimiento social, etc., son ejemplos de este tipo de motivación.

En la mayoría de los casos, existen ambas motivaciones. Por ejemplo, un estudiante está motivado por estudiar debido a sus ganas por aprender (intrínseca) y a su interés por evitar un futuro castigo o obtener una recompensa de sus padres (extrínseca).

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR