Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

La sexualidad es una parte importante de las personas y también de las relaciones sentimentales. De hecho, existe una especialidad en psicología clínica (la terapia sexual o sexología) que se dedica enteramente al trabajo de los problemas de esta parte de nuestra vida.  En la terapia sexual se trabaja con los distintos problemas sexuales que pueden ir desde problemas de eyaculación precoz, dispareunia, etc. Sin embargo, aunque menos conocidos también se trabaja con otros problemas de índoles sexuales que se denominan como parafilias. Por ello, en el artículo de hoy hablamos sobre qué son las parafilias y los tipos más comunes.

parafilias

– Si quieres saber más sobre la dispareunia, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Parafilias 

Como comentábamos en el párrafo anterior, las parafilias entran en el grupo de problemas psicológicos relacionados con la sexualidad. En concreto, las parafilias hacen referencia a un patrón conductual o de comportamiento sexual atípico debido a los estímulos, objetos, situaciones que generan placer en la persona. La dificultad o la polémica en torno a este tipo de problemas reside en el punto de criterio en el cual un interés sexual inusual en un determinado objeto o estímulo tiene una significación clínica suficiente como para ser considerado una parafilia. Algunos profesionales hablan de la afectación que producen en otros y en uno mismo, para considerar este tipo de comportamientos sexuales en una parafilia o no.

Así pues, las parafilias al tratarse de un patrón sexual considerado como atípico generan consecuencias negativas en la vida de las personas. Una de las consecuencias más importantes que generan este tipo de problemas hace referencia a la sexualidad de la persona y a las dificultades que genera para ellos en muchas ocasiones disfrutar de sus relaciones sexuales. Otra de las consecuencias que suelen generar las parafilias son los problemas de pareja debido a los intereses atípicos que pueden no comprenderse por la pareja, además de en la autoestima de la propia persona.

Parafilias más comunes 

Ahora que ya sabemos en qué consisten las parafilias, vamos a ver algunas de las parafilias que aparecen con más frecuencia.

Exhibicionismo 

Esta parafilia además de ser una de las más conocidas es también una de las más frecuentes. Ésta se caracteriza porque la persona obtiene placer al enseñar sus genitales a personas desconocidas, con el objetivo de obtener su atención y sorprenderlas. Generalmente esta acto va acompañado de la masturbación durante o después de exhibirse ante estos desconocidos.

Fetichismo parafilias

El fetichismo es una parafilia sexual cuya característica principal es la excitación sexual y el logro o facilitación del orgasmo a través de un objeto concreto al que se denomina como fetiche. Los objetos pueden ser muy variados desde prendas de vestir, partes particulares del cuerpo o cualquier tipo de objeto excepto los producidos específicamente para las relaciones sexuales.

Pedofilia 

La pedofilia es otra de las parafilias más conocidas debido a las implicaciones tan negativas que tiene. Esta parafilia se caracteriza porque la persona consigue la excitación sexual se obtiene principalmente mediante las fantasías o actividades relacionadas con las relaciones sexuales con niños. Esta parafilia está muy relacionada con la pederastia en la cuál por este deseo, se cometerían abusos sexuales a menores.

Voyeurismo 

El voyeurismo es una parafilia sexual en la cual la persona obtiene excitación sexual mediante la observación de otras personas desnudas o manteniendo relaciones sexuales. La persona voyeurista no participa en esas relaciones sexuales, pero sí suele ser muy frecuente que esta observación de otras personas se acompañe de masturbación durante o después de ésta.

Zoofilia 

Por último, hablaremos de la zoofiliza una parafilia que también es bastante conocida por la sociedad. En esta parafilia la característica principal es el deseo sexual relacionado con los animales. Es decir, la persona se excitaría mediante fantasías o actividades sexuales relacionadas con los animales.

¿Qué hacer ante una parafilia? Tratamiento 

Cuando una persona detecta que puede tener una parafilia, es importante que acuda a un profesional con formación en sexualidad que pueda evaluar de forma adecuada la situación. Una vez que se diagnóstica una parafilia, es importante que esa persona pueda obtener la ayuda profesional que necesita.

Dentro de los diferentes marcos teóricos, uno de los que mejores resultados ofrece es el que proviene de la teoría cognitivo-conductual. El objetivo principal de esta terapia sería que la persona consiguiera una sexualidad sana y satisfactoria. Para ello, se puede trabajar con las conductas inadecuadas, propiciar conductas alternativas, modificación de las creencias erróneas sobre la sexualidad, etc.

parafilias

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR