Mediación familiar - Cipsia Psicologos
Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

Las personas somos animales complejos y para tener un bienestar completo, tenemos que sentir satisfacción en la mayoría de las áreas de nuestra vida. Una de esas áreas que componen nuestra vida hace referencia a las relaciones sociales que llevamos, en concreto también incluye las relaciones familiares. Estas relaciones tienen una gran importancia a lo largo de nuestra vida, desde que somos niños ya que suponen nuestras figuras de referencia y nuestro apoyo a cuando somos adultos dónde estas funciones siguen presentes, pero evolucionan. Sin embargo, hay ocasiones donde en las relaciones familiares surgen conflictos que las familias no son capaces de solucionar sin ayuda. Ante estas situaciones las familias pueden recurrir a la psicoterapia, en concreto a la terapia familiar, o a un proceso de mediación familiar. En el artículo de hoy hablamos sobre este segundo tipo de ayuda profesional para las familias: la mediación familiar.

mediación familiar

Mediación familiar

Lo primero que es necesario aclarar es ¿qué significa mediación familiar? La mediación familiar no es un servicio profesional que se conozca mucho a nivel social, o no al menos como otros servicios como la terapia infantil o la terapia de pareja. Así pues, la mediación familiar consiste se trata de un servicio que busca la gestión y resolución de conflictos que se dan en el seno de la familia. El objetivo principal de este servicio es que el conflicto se solucione de forma pacífica, a través del diálogo y el resto entre todos los miembros implicados. El acuerdo al que se llegue tiene que ser satisfactorio para todas las personas implicadas.

Las ventajas que ofrece este servicio son muchas, al igual que los conflictos que puede ayudar a resolver. Por ello a continuación os explicamos ambas características.

¿Qué ventajas ofrece la mediación familiar? 

Ahora que ya sabemos qué es la mediación familiar, vamos a explicar cuáles son sus mayores ventajas. La primera de ella, la encontramos en su propia definición y es que ayuda a resolver conflictos de una forma pacífica y por la cual todos los miembros acaban satisfechos.

Otra de las ventajas que ofrece la mediación familiar es la posibilidad de restauración de la dinámica familiar y las relaciones entre sus miembros, cuando se resuelve un conflicto buscando el acuerdo entre todos sus miembros es posible que se restauren las relaciones y se trabaje por recuperar el vínculo. Si por el contrario, el conflicto se resuelve sin el acuerdo de todos los miembros implicados la restauración de las relaciones será más dificultosa.

Por último, otra de las ventajas y una de las más importantes tiene que ver con los hijos si los hubiese. Cuando los conflictos familiares son complejos y de gravedad, los primeros afectados suelen ser los niños. Si además este conflicto no se resuelve adecuadamente, son ellos los que más sufren las consecuencias. Por ello, recurrir a la mediación familiar va ayudar a que los niños no sufran unas consecuencias mayores y aprendan que los problemas se pueden solucionar dialogando.

¿Qué problemas se pueden abarcar mediante la mediación familiar?

Como hemos visto, la mediación familiar para resolver conflictos tiene varias ventajas muy importantes por lo que resolver conflictos de esta forma resulta beneficios. Ahora bien, ¿qué tipo de situaciones se pueden resolver mediante mediación familiar? La característica que tienen que tener los conflictos para poder recurrir a un proceso como este es que sean conflictos graves que las personas no puedan resolver por sí mismas. Otra característica importante, es que son conflictos que si no se solucionan pueden derivar en acudir a una vía judicial. Además, también son conflictos o problemas que con las vías de comunicación que tiene la familia no se han podido resolver hasta el momento. Por último, también suelen ser situaciones que resultan complejas para llegar a una solución mutua y dónde ambos miembros estén de acuerdo.

Dentro de los conflictos más habituales que recurren a mediación familiar es el divorcio y todos los conflictos que puedan surgir tras él (por ejemplo, custodia de los hijos o régimen de visitas, repartición de bienes, etc.). Otro de los conflictos que suele acudir a mediación familiar son los temas relacionados con las herencias, cuando las personas que están en un testamento no se ponen de acuerdo o tienen conflictos por resolver.

mediación familiar

– Si quieres saber más sobre cómo hablar a los niños sobre el divorcio, puedes leer nuestro artículo pinchando aquí

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR