Dejar el trabajo: ¿debo o no debo? - Cipsia Psicologos
Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

Dejar el trabajo: ¿debo o no debo?

No existen comentarios 940 Visitas0


El área laboral es una de las áreas más importantes en las que las personas no desarrollamos, ya que ocupa la mayor parte de nuestros días y además, le dedicamos mucho esfuerzo personal y mental. Por ello, es de gran importancia para nuestra salud y bienestar que estemos en un trabajo que nos enriquezca a nivel personal y profesional y con el que podamos estar satisfechos. El problema viene cuando esto no sucede y no nos encontramos a gusto en nuestro puesto de trabajo, pudiéndose producir consecuencias negativas como ansiedad o depresión.

dejar el trabajo

En el artículo de hoy veremos qué problemas ocasiona el no estar o sentirse bien en el trabajo, que consecuencias puede tener esto la salud y cómo dejar el trabajo adecuadamente si tomamos esa decisión.

Cuando no me encuentro bien en el trabajo 

Quizás decidir cuando nuestro bienestar en el trabajo ha cruzado una línea o ha llegado a su límite es una de las decisiones más difíciles de tomar. Además, es una decisión que va a depender de nuestro propio criterio puesto que cada uno tendremos un límite. Ahora bien, para saber cuando hemos cruzado el límite hay algunas premisas que nos pueden ayudar y sobre todo es nuestro grado de afectación física y emocional.

Como comentábamos al comienzo de este artículo, en el trabajo pasamos muchas horas a lo largo del día. Además, en las horas que no forman parte de nuestra jornada laboral, en muchas ocasiones también se las dedicamos al trabajo directa o indirectamente. Por lo tanto, es de esperar que lo bien o no que nos vaya en el trabajo tendrá una gran influencia en nuestro bienestar.

¿Qué problemas me puede generar estar mal en un empleo? 

Los problemas que pueden producirse a consecuencia de que permanezcamos en un empleo donde no estamos a gusto o estamos mal, son tan variadas como empleos o personas hay. Sin embargo, en la literatura científica destacan dos principales problemas o consecuencias de no estar en un trabajo positivo para nosotros.

  • Depresión: cuando nos encontramos en un trabajo que no nos gusta o donde por los motivos que sean no estamos a gusto, podemos desarrollar un problema depresivo. Esto sucede al no encontrar suficientes refuerzos o cosas positivas en nuestro trabajo que hace que cada vez encontremos menos motivos que nos hagan estar bien allí, entre otros factores mantenedores.
  • Ansiedad: otro de los problemas que se pueden producir a raíz de estar en un trabajo en el que no estamos bien, son los problemas de ansiedad. Éstos se producen ante la idea de continuar yendo a un sitio que es negativo para nosotros, ya sea por el jefe o el trabajo que desempeñamos.

– El estrés es otro de los grandes problemas que se pueden generar en el área laboral. Si quieres saber más sobre el estrés en el trabajo, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Consejos para dejar el trabajo adecuadamente

Dejar el trabajo es una decisión difícil de tomar y que genera mucho temores. Sin embargo, si lo hacemos de una forma adecuada podrá ayudarnos a ser mucho más felices y no arrepentirnos de la decisión. Para ello, os aportamos unos consejos que os resultarán de ayuda.

Prepárate mental y emocionalmente 

dejar el trabajoUna vez hemos tomado la decisión de dejar el trabajo, es importante que nos preparemos adecuadamente para el momento de comunicarlo. Es una conversación que a mucha gente le resulta complicada y que además, es importante que la hagamos bien. Por ello, es bueno que nos relajemos con alguna técnica de relajación antes de tener esta conversación. Además, también es necesario que desterremos todos aquellos pensamientos negativos, pues sólo van a conseguir hacernos sentir peor y empeorar nuestra eficacia.

Reflexiona antes lo que quieres decir 

Al ser una conversación importante, es bueno que no seamos impulsivos y preparemos a conciencia lo que queremos decir. Para eso es importante pensar qué explicaciones queremos dar y cuáles no es necesario que expresemos. Lo mejor es que seamos sinceros con nuestras explicaciones y que nos sintamos a gusto con lo que decimos. Por ello, lo recomendable es que expongamos los argumentos con los que realmente nos sintamos cómodos y aquellas cosas que prefiramos omitir, las omitamos.

Expón tu decisión de una forma concreta 

Cuando ya sepamos qué cosas queremos explicar, es necesario que las expresemos de forma concreta y segura. Si empezamos a irnos por las ramas y dar rodeos, no nos van a entender o vamos a dar sensación de inseguridad. Exponiendo de forma breve y concisa lograremos que llegue nuestro mensaje sin necesidad de alargar la explicación, y mostraremos una imagen segura.

Una vez que lo hayas hecho… 

Cuando ya hayas finalizado la conversación es importante que no sobre-analices cómo lo has hecho ni si ha salido todo lo bien que esperabas. Esto sólo va a generar que tengas mayor ansiedad o malestar. Lo mejor es que te tomes con tranquilidad este momento, has realizado una decisión difícil pero que va a ayudarte a estar mejor.

dejar el trabajo

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR