Psicologos Madrid – Cipsia Psicólogos

La adolescencia es una de las etapas más complicadas de la vida de las personas, ya que en esos momentos de nuestra vida desarrollamos aspectos muy importantes para nuestra vida como adultos. De hecho, dentro de la psicología clínica hay un tipo de psicoterapia, la psicología para adolescentes, en la que se trabaja específicamente con esta población. Algunos de esos aspectos son la identidad personal, la personalidad, la forma de nuestras relaciones interpersonales y la autoestima. Estos aspectos resultan importantes para nuestra salud emocional a lo largo de toda nuestra vida y por eso se considera tan importante el trabajo es estos aspectos con los adolescentes. En el artículo de hoy hablaremos de uno de estos aspectos: la autoestima en la adolescencia.

autoestima en la adolescencia

¿Qué es la autoestima? 

Antes de comenzar a ver la autoestima en la adolescencia es necesario comprender a qué nos referimos con autoestima. Así pues, la autoestima se entiende como un conjunto de pensamientos, percepciones que hacemos sobre nosotros mismos y la valoración subjetiva que hacemos sobre estos aspectos. Dentro de los factores que conforman la autoestima se encuentran la valoración de nuestros logros, nuestras capacidades, nuestras virtudes y defectos, nuestra imagen corporal, nuestro desempeño en las relaciones sociales, nuestra capacidad de aprendizaje, etc. Estas valoraciones sobre nosotros mismos, no sólo conllevan un componente cognitivo sino que también incluyen un componente emocional. Es decir, la valoración que hacemos sobre nosotros mismos genera un relato emocional que dependiendo de cómo sea esta valoración será negativo o positivo.

– Si quieres saber más sobre la autoestima y cómo mejorarla, puedes leer nuestro artículo sobre ello pinchando aquí

Autoestima en la adolescencia 

Ahora que ya sabemos lo que es la autoestima, vamos a ver en mayor profundidad lo que implica la autoestima en la adolescencia. Como hemos visto la autoestima no es sólo lo que pensamos de nosotros mismos, sino cómo lo valoramos. En la adolescencia se forjan algunos de los aspectos que conformarán quiénes somos y cómo nos sentimos con eso. Cuando somos adolescentes buscamos nuestros gustos, sentirnos nosotros mismos y diferenciarnos del resto en una forma de conocernos y de establecer lo que somos. Por ello, la autoestima en esta etapa cobra una especial importancia ya que sentará las bases de la autoestima futura. Sin embargo, la autoestima también empieza a formarse en la infancia, pero es en la adolescencia cuando al desarrollarse junto con la identidad de uno mismo empieza a conformarse de una forma más importante. autoestima en la adolescencia

En el proceso del establecimiento de la autoestima influyen muchos factores, tanto internos como externos. Respecto a los factores internos destacan las experiencias de aprendizaje y cómo vive los éxitos y fracasos que van sucediendo en su vida, así como su forma de pensar e interpretar la realidad. En cuanto a los factores externos, destacan las verbalizaciones y los mensajes que reciben de tu entorno. en concreto cobran especial importancia los padres y familiares cercanos y sus amigos e iguales.

Consecuencias de una mala autoestima 

Tras ver lo que es la autoestima en la adolescencia, cabe preguntarse ¿qué ocurre con los adolescentes que no desarrollan una buena autoestima? Las consecuencias de no tener una buena autoestima en la adolescencia son muy variadas. Una de las más habituales son los problemas en las relaciones con los demás, suelen dejar de realizar actividades porque no se ven capaces de hacerlo adecuadamente. También se suelen mostrar muy tímidos, lo que les dificulta tener unas buenas relaciones con sus iguales. Además, también es habitual que algunos adolescentes con la autoestima baja tienden a querer llamar la atención como una forma de  buscar aprobación externa y así sentirse bien consigo mismos.

¿Cómo ayudar a los adolescentes a tener una buena autoestima? 

Cuando tenemos un adolescente con una autoestima baja, nuestro primer instinto es querer ayudarles y nos preguntamos si esto es posible. Como comentábamos en párrafos anteriores la autoestima, sobre todo en estas primeras etapas, se forma además de por factores internos por factores externos entre los que se encuentran los mensajes que se reciben de su entorno. Por lo tanto, si estamos en contacto con un adolescente con una baja autoestima tenemos un papel importante para ayudarle con este problema. Entre las acciones que podemos realizar para ayudar a estos adolescentes están los mensajes positivos hacia ellos y su individualidad. También tenemos una gran influencia que podemos emplear en ayudarles a interpretar de una forma positiva los errores y los fracasos y en diferenciar los mensajes constructivos de los medios de comunicación de los que no lo son.

Sin embargo, si a pesar de emplear nuestros mensajes para mejorar la autoestima de los adolescentes éstos siguen teniendo problemas en este aspecto es importante que obtengan una ayuda profesional. De esta forma evitaremos problemas futuros no sólo con la autoestima sino también con problemas alimentarios, depresión, etc.

Si conoces a algún adolescente en esta situación y crees que necesita ayuda profesional, puedes contactar con nosotros pinchando aquí. En CIPSIA Psicólogos contamos con un equipo de profesionales con experiencia en el trabajo de estos problemas.

autoestima en la adolescencia

Artículo escrito por CIPSIA Psicólogos Madrid: Sara Catalán

También te puede interesar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies
CONSULTA LLAMAR